Radiador de calor azul: ¿una nueva alternativa para tu hogar?

Última actualización: 15.12.19

 

Con la drástica baja de temperatura que trae consigo el invierno, es imperante tener tanto en casa como en el trabajo un sistema de calefacción que pueda proveerte de un ambiente cómodo donde descansar o desempeñar tus actividades diarias. Dependiendo de la zona en la que vivas, el invierno puede sentirse más o menos, pero de igual manera se aconseja tomar las medidas preventivas para evitar que el frío afecte tu integridad o tu rutina.

El frío excesivo en una habitación puede afectar negativamente de muchas maneras, ya sea incomodándote en general, no dejándote descansar adecuadamente, provocar dolores de cabeza e insomnio y más. Incluso hay quienes reportan tener pesadillas si duermen en una habitación que se siente demasiado fría. Es por lo que, al llegar el invierno, debes procurar abrigarte adecuadamente, ya sea dentro o fuera de casa, así como también accionar la calefacción hasta una temperatura en la que te sientes completamente cómodo y a gusto.

Al mismo tiempo, no está demás también considerar adquirir edredones y fundas térmicas que ayuden a mantener el calor. Ya verás que así te sentirás más cómodo al dormir y podrás disfrutar un sueño reparador para despertar como nuevo a la siguiente mañana.

 

¿Es costoso usar un radiador?

En España podría decirse que es moderadamente costoso utilizar un radiador debido al precio del kW. Estos precios han ido en aumento durante los últimos años y, como resultado, al ser el sistema de calefacción uno de los que más consumen electricidad en casa, disfrutar de una temperatura agradable durante el invierno se ha convertido para algunos en un total lujo, llegando a costar más que el consumo de agua potable o el uso de cualquier otro equipo eléctrico en casa.

Pero no te preocupes por ello, ya que tienes opciones para poder disfrutar de las ventajas y comodidad de poseer un radiador en casa sin tener que dejar todo tu dinero en facturas de electricidad. Asimismo, debes considerar que el precio del kW en España puede variar por ciudad o pueblo, por lo que no estaría demás consultar tus facturas para determinar qué tan costoso será tener un radiador en base al consumo que necesita para funcionar.

 

 

Radiadores de calor azul: ¿qué son?

Estos dispositivos emplean un sistema diferente al que se acostumbra que trabaje un radiador o la calefacción estándar, dado que combina un poco de la tecnología usada por ambos.

Estos emisores de calor tienen en su interior una red de tuberías fabricadas en aluminio que están llenas de un aceite especial. Este aceite se calienta a altas temperaturas, por lo que también calienta los tubos de la red que, a su vez, por medio del efecto Foule, emiten el calor hasta la carcasa del radiador.

En este paso es donde todo ocurre: la carcasa de los radiadores de calor azul está hecha también de aluminio, por lo que el traspaso de calor es mucho más eficiente y no se pierde potencia calórica en el proceso.

 

Ventajas del radiador de calor azul

Un radiador de calor azul tiene la ventaja de trabajar con materiales livianos, pero duraderos. Al ser de aluminio, estos dispositivos pueden calentarse con mucha rapidez y emitir calor para una habitación completa.

Están disponibles en diferentes tamaños, diseños, capacidad y potencia para que puedas invertir en el modelo que mejor se adapte a tus necesidades o al espacio donde vayas a instalarlo.

Por otro lado, otra de sus ventajas es que tienen paneles de control con los que podrás ajustar diferentes parámetros de funcionamiento, tales como la temperatura, acciones de activación diferida, purgado de tuberías, entre otras.

Los diseños de estos tipos pueden ser bastante discretos, de manera que te sea sencillo combinarlos con tu decoración u ocultarlos de la vista si lo deseas. Además, pueden ser anclados a la pared por si prefieres tener tu suelo libre para caminar con más comodidad.

Su mantenimiento también es una característica que debe ser alabada. Para poder mantener el radiador como nuevo, bastará con limpiarlo de vez en cuando con un trapo para retirar el polvo. Esto puedes hacerlo semanal, pero cuando toque purgar las tuberías o cambiar algún componente, es necesario que tengas experiencia previa o, si no, deberías contratar un experto para evitar dañar alguna pieza del sistema.

 

 

Desventajas del radiador de calor azul

Debes saber que, aunque los emisores de calor azul puedan parecer una novedad para algunos, la verdad es que esta tecnología se lleva empleando desde hace un tiempo y no se ha podido constatar que sea más eficiente que la utilizada por un radiador convencional o un sistema de calefacción.

También se comenta que su instalación puede ser algo complicada y, a la larga, requerirá de cambios de aceite, lo que puede ser bastante costoso si se emplea el radiador de manera constante y a altas potencias.

Por otro lado, debes tener en cuenta que, al tener una carcasa de aluminio, ésta se calentará considerablemente, razón por la que, si vas a instalarlo en casa y tienes niños, tendrás que estar muy al pendiente de que no se acerquen al equipo o podrían lastimarse.

Otra de las desventajas que presentan este tipo de radiadores es que, al parecer, algunos expertos comentan que, a la larga, estos equipos van perdiendo la capacidad de administración de calor, por lo que pueden consumir más electricidad que el calor que aportan, resultando obsoletos, e incluso indican que existen alternativas en calefacción que merecen más la pena que este tipo de radiadores.

No obstante, si aún te animas con este tipo de radiadores, te aconsejamos tomarte todo el tiempo necesario para poder analizar sus características, así como también alguna comparativa de radiadores de calor azul para que puedas revisar los comentarios y experiencias de clientes previos. Todos estos datos te ayudarán a escoger el modelo más eficiente y capaz de satisfacer tus necesidades para que puedas estar a gusto en casa durante el invierno.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...