Los mejores detectores de humo

Última actualización: 26.10.21

 

Detectores de humo – Guía de Compra y Comparativa en 2021

 

Adquirir un buen detector de humo no es un capricho, es una inversión en tu seguridad y la de tu familia. Este pequeño aparato es el que se encarga de avisarte cuando hay humo en tu casa, como también, en ciertos modelos más modernos, si existe alguna fuga de monóxido de carbono que pueda estar poniendo en riesgo tu salud. Comprar un detector Netatmo NA-NSA-E con batería de 10 años y una tecnología compatible con teléfonos móviles puede ser lo que necesitas, si buscas modernidad, pero un modelo más simple como el ABUS RWM50 podrá darte un uso sencillo, seguro y por un precio menor. Sin importar qué elijas, es una gran forma de tener una mayor protección y seguridad.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Opiniones sobre los mejores detectores de humo

 

Cada hogar es diferente, por lo que las necesidades también cambian cuando hay que comprar artículos para él. En esta sección encontrarás algunos de los modelos más destacados del mercado para que consigas tu detector de humo ideal.

 

Detector de humo con WiFi

 

Netatmo NA-NSA-EC

 

Este no es de los productos más baratos, sin embargo, es un artefacto que se encuentra entre los mejores detectores de humo del 2021. Este artefacto realmente destaca por sus cualidades, como por ejemplo, su constante autoevaluación donde testea su propia batería, conexiones y sensores para darte alertas en caso de que alguna característica no esté trabajando de forma óptima. Es un detector de humo con WiFi porque logra conectarse a la red del hogar y enviar notificaciones a tu Smartphone en tiempo real, como lo haría una cámara de seguridad.

Su batería cubre toda la vida útil del artefacto, unos 10 años aproximadamente, así que no tendrás que hacer más compras. Este detector es bastante moderno, ya que trabaja con un sistema fotoeléctrico y con su alarma de 85dB lograrás escuchar todo desde cualquier lugar de tu casa. Sin embargo, si prefieres desactivarlo por un momento, tan solo utiliza tu teléfono móvil.

Versátil, cómodo, moderno, práctico, fácil de utilizar… son muchas las características que pueden usarse para describir a este detector de humo, elogiado por sus increíbles cualidades.

 

Pros

Energía: Este producto tiene una clase de eficiencia energética de A++, por lo que posee un ahorro de energía óptimo.

Batería: La batería dura hasta 10 años sin necesitar recambio, para que ahorres dinero y esfuerzo.

Smartphone: Desde la app de tu Smartphone podrás controlar el detector y también recibir alertas en tiempo real.

Instalación: Con solo atornillarlo al techo podrás usarlo. No necesitarás de ayuda profesional.

 

Contras

Vapor: Algunos compradores han comentado que el artefacto es propenso a dar falsos positivos si se expone al vapor, por lo que esto podría ser un inconveniente.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Nest Protect 2

 

Este detector de humo con WiFi es una de las mejores opciones para tu hogar, pues no es solo un detector, es un producto multifuncional. Este artefacto posee sensor de monóxido de carbono, humo, humedad y, además de eso, sirve como una luz nocturna para que no sea necesario encender las luces al ir hacia cierta habitación. 

Es uno de los productos más completos y, por esta razón, es considerado el mejor detector de humo del momento. Para mayor seguridad, el detector se autoevalúa para saber si todo está funcionando bien y te alertará si no es así.

Una app en tu Smartphone te permitirá tener total control del detector, incluyendo la posibilidad de desactivarlo si ocurre una falsa alarma, caso que no será común, debido a su detección de vapor que previene falsos positivos. Recibirás la alerta en el móvil, pero también en vivo, pues el detector trae la función de decirte qué pasó y en dónde.

Invertir un poco más cuando se trata de tu seguridad no es una mala idea, por lo tanto, este artefacto duradero y seguro puede ser la mejor opción para ti.

 

Pros

Alertas: Las alertas serán en vivo, tanto en tu móvil como en un audio detallado desde el detector que te dirá todo lo necesario.

Multifuncional: Sensor de humo, CO, humedad y luz nocturna incluida. Este aparato ofrece muchas cosas en un solo lugar.

Vapor: No te preocupes por el vapor de tu ducha o el de una olla a presión; el detector inteligente no activará la alarma para estos casos.

 

Contras

Coste: Si buscas las opciones más baratas, este no es un producto económico.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Detector óptico de humo

 

ABUS RWM50

 

Si no sabes qué detector de humo comprar, esta podría ser una gran alternativa por su calidad y precio. El diseño blanco y sencillo hace que el detector logre combinarse con cualquier estancia de tu hogar. 

De fabricación alemana, este detector óptico de humo ha sido elogiado por su calidad, ya que posee gran durabilidad. Con batería de litio de 3V, este detector puede funcionar sin recambio hasta 2 años de uso continuo y, cuando sea necesario, te avisará.

Puede ser instalado con tornillos o con un montaje adhesivo para ser más fácil. Sin importar cómo lo hagas, el detector seguirá funcionando con una alarma fuerte y clara de 85 decibeles, alcanzando una distancia máxima de 40 metros. El aparato se autoevalúa con regularidad y advierte en voz alta si existe algún inconveniente. Ha sido probado para asegurarte su funcionalidad, destacando su respuesta rápida.

Para quienes desean un producto de función rápida y diseño sencillo, este detector de humo podría ser la alternativa correcta para sus hogares.

 

Pros

Instalación: El montaje es sencillo, pues puede ser con tornillos o con adhesivos. Al ser un producto ligero, tomará pocos minutos.

Autocomprobación: Este aparato se revisa a sí mismo para alertarte por si algo no funciona bien.

Advertencias: Las advertencias en voz alta sobre peligro y funcionamiento son ideales para tener conocimiento de todo lo que pasa con el detector y en el hogar.

 

Contras

Batería: A pesar de que otros modelos tienen baterías de hasta 10 años, este producto posee una que dura 2 años solamente.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Detector de humo y monóxido de carbono

 

Kidde KID10SCO

 

Con una clase de eficiencia energética A, este producto puede ser considerado el mejor detector de humo en cuanto al ahorro de energía. Las alarmas no son simples pitidos con este aparato, pues las alertas también vienen acompañadas con voz e indicadores de luz LED para ser más claras. 

Este detector de humo y monóxido de carbono advertirá sobre la presencia de ambos elementos usando la alarma con voz. También indicará si la batería es baja o si el artefacto tiene un malfuncionamiento, pues este se evalúa frecuentemente.

El producto es totalmente blanco, para combinar en toda habitación, y con un diámetro de 14,5 centímetros, no es un detector muy notorio. El diseño viene con un práctico botón para apagar la alarma en caso de que se haya activado por error y también con una tapa fácil de sacar para cambiar las baterías. El peso de 360 gramos facilitará el proceso de montaje.

Entre los diseños tradicionales, este es de los modelos más modernos y fáciles de usar. Un producto completo con alarmas distintivas y específicas.

 

Pros

Multifuncional: El monóxido de carbono es igual de peligroso que un incendio, pues puede provocar envenenamiento. Afortunadamente, este producto detecta ambas cosas.

Práctico: De pequeño tamaño y ligero peso, instalar el detector es bastante sencillo y, además, no se notará tanto.

Voz: La advertencia de voz indicará exactamente si se trata de una alarma de fuego, baja batería, gas o malfuncionamiento.

 

Contras

Instrucciones: Este detector no trae un manual de usuario en español, lo cual es un problema.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Detector de humo iónico

 

BRK Dicon M300

 

Este producto es ideal para quienes buscan el mejor detector de humo de relación calidad precio, ya que es económico y también práctico. Con un tamaño discreto, quizás no notarás que está allí, pues es un producto pequeño que pesa menos de 500 gramos. 

Este práctico detector de humo iónico trae una batería de 9 voltios que puede durar hasta un año y tiene una fuerte alarma de 85 dB para humo que escucharás sin problema. Es fácil de instalar, sin importar si es en la pared o en el techo.

Trae un botón central para poder hacer pruebas de funcionamiento y mantener así tu hogar siempre seguro. Además de eso, dicho botón también sirve para apagarla en casos de falsos positivos en los que la alarma pueda encenderse. No requiere de cables y puede usarse en todo tipo de habitación. Es bastante sensible para mayor efectividad.

Con un bajo precio pero con gran calidad, este producto se adapta a las necesidades y presupuesto de todo hogar.

 

Pros

Botón: El botón central sirve para hacer pruebas de funcionamiento y también para apagar la alarma cuando sea necesario.

Versátil: Puede usarse en cualquier habitación sin ningún problema, lo que le da practicidad.

Coste: Este es, sin duda, uno de los detectores más económicos del mercado. Ideal para quienes desean ahorrar dinero.

 

Contras

Recambio: El cambio de baterías puede ser incómodo, según algunos compradores, pues de tratarse con mucha fuerza, puede aflojar el detector con su montaje.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Detector de humo y gas

 

FireAngel SCB10-R

 

La mejor marca de detectores de humo es difícil de elegir, pero si se trata de calidad, FireAngel podría convertirse en ella, pues este detector de humo y gas es lo que todos necesitan en su hogar para protegerse contra estos dos elementos. 

Este producto consta de una tecnología moderna que cuenta con un sistema óptico de reconocimiento para poder detectar tanto humo como monóxido de carbono, además de reducir la emisión de falsas alarmas debido a las actividades cotidianas.

El producto viene con dos alarmas distintas para que puedas diferenciar una amenaza de otra, al igual que también trae luces indicadoras LED que complementan el artefacto: 3 pitidos con luz roja para humo, 4 para CO. La luz verde indica el funcionamiento, el cual puede ser probado con tan solo pulsar un botón. Este botón también apagará la alarma, si así lo requieres. El detector pesa 200 gramos para mayor comodidad de uso.

No es necesario que te sigas preguntando cuál es el mejor detector de humo cuando tienes este artefacto a tu disposición, a buen precio y con diferentes funcionalidades.

 

Pros

Luces: Las distintas luces te mostrarán varios estados del detector, desde el verde que indica que está funcionando, hasta el amarillo y el rojo que avisan de una alerta.

Alarmas: Los diferentes pitidos para cada problema harán que su uso sea mucho más sencillo.

Versatilidad: Con este detector estarás protegido contra humo y también contra monóxido de carbono.

 

Contras

Pila: La batería no es reemplazable, por lo que, cuando se acabe, ya no podrás seguir utilizando el artefacto.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía para comprar un detector de humo

 

Las graves consecuencias que puede acarrear un incendio son motivo suficiente para comprar un detector de humo. Este pequeño artefacto puede dar segundos y hasta minutos valiosos para actuar en caso de un problema y, si no sabes cómo comprar uno de estos artículos, aquí podrás leer sobre algunos aspectos de importancia.

Guía de compra

 

Batería

Todos los detectores de humo trabajan utilizando baterías y al hacer tu comparativa de detectores de humo te darás cuenta de esto. Sin embargo, no todos trabajan de la misma manera y es por eso que debes prestar atención al tipo de batería utilizada por estos artefactos.

Cambiar las baterías constantemente en un producto que está instalado en una pared o en el techo puede ser bastante molesto, por lo que lo mejor que puedes hacer es adquirir un aparato que pueda funcionar con las mismas baterías por bastante tiempo. Algunos modelos tienen una duración de un año o menos, sin embargo, hay otros con baterías tan potentes que pueden llegar a funcionar hasta por 10 años, y esta cualidad suele afectar el cuánto cuesta. La duración también es consecuencia del sistema de bajo consumo energético que poseen algunos detectores.

La larga vida de las baterías no es sinónimo de que no sea necesario prestarles atención para ver si requieren recambio, por lo tanto, comprar un detector de humo con un indicador de batería baja pudiera ahorrarte problemas. Es peligroso tener un detector de humo y pensar que funciona, cuando realmente no tiene batería, pues al momento de una emergencia, este no cumplirá con su cometido. Recuerda tener esto en cuenta para mayor seguridad.

 

Versatilidad y sensibilidad

El humo no es lo único peligroso que puede existir en tu hogar y, afortunadamente, existen artefactos que son recomendables que tengas presente en tu guía para comprar el mejor detector de humo. Estos son los aparatos que detectan la presencia de otros agentes como el monóxido de carbono, también llamado CO, y el exceso de dióxido de carbono, CO2.

El primero hace referencia al gas natural que se tiene en los hogares. Las fugas de este gas son bastante peligrosas, ya que pueden provocar incendios si hacen contacto con alguna llama y, además de eso, también pueden provocar envenenamiento. Es difícil notar su presencia y, por esa razón, un detector de CO puede ayudar a mantener tu hogar seguro. Los modelos que se encargan de los excesos de dióxido de carbono, por su parte, han sido fabricados para el estudio de la calidad del aire.

La sensibilidad es otra característica a tomar en cuenta. Nadie desea que el aparato no detecte un incendio, pero tampoco es ideal que un poco de humo saliendo de una sartén active el artefacto. Para eso es recomendable adquirir un detector de sensibilidad media.

 

Tipo

Los detectores de humo no tienen los mismos patrones de funcionamiento. Si buscas una opción buena y económica, entonces comprar un artefacto de detección iónica puede ser tu opción ideal. Este trabaja con una cámara de ionización que, al encontrar un cambio en el aire derivado del humo, hará sonar la alarma.

Hay equipos más modernos, como los de sensor óptico o fotoeléctrico. Es posible que este producto no sea el más económico, pero será más efectivo a la hora de la detección y es por eso que muchos se deciden por un detector de este tipo. Su sistema funciona a través de una lente que trabaja para encontrar cualquier cambio en la luz, mediante infrarrojos.

Existen también detectores que funcionan diferenciando el monóxido de carbono, además del humo, y estos pueden ser de ambos tipos, iónicos u ópticos.

 

Instalación

Un artefacto pesado es bastante difícil de instalar en el techo o en una pared alta. Además, es mucho más complicado mantenerlo en su lugar sin que este ceda, por lo tanto, adquirir un detector de tamaño pequeño y de peso ligero es determinante a la hora de hacer la instalación.

Asegúrate que tu compra venga con un manual de instrucciones incluido para que sepas qué debes hacer paso a paso bajo las indicaciones de los fabricantes. Esto es especialmente importante si tu detector es un modelo eléctrico y no a baterías, pues necesitará una conexión a la corriente eléctrica del hogar.

Tecnología

¿Qué pasa si algo sucede y no estás en casa? ¿Y si no despiertas con la alarma? No hay de qué preocuparse si compras un detector que funcione con conexión a tu teléfono móvil, pues podrás recibir todas las alertas y notificaciones en el Smartphone, dándote mayor facilidad de uso y mucha más seguridad.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo desactivar un detector de humo?

Solo intenta hacerlo si se trata de un modelo a baterías, pues los que trabajan con conexiones eléctricas requieren de más cuidado y es necesario que la desactivación la haga alguien experto.

Por otra parte, si tienes un modelo inalámbrico, entonces quita la carcasa del detector. Esto, dependiendo del modelo, puedes hacerlo con un destornillador o tan solo girando la tapa. Allí deberías encontrar un pequeño interruptor de encendido y apagado. Si no hay, desconecta los cables de la batería para que el producto no tenga energía. Si quieres algo más drástico, solo retira la batería.

 

Q2: ¿Cuál es el transductor en un detector de humo?

El emisor es la pequeña parte que actúa como transductor. Este recibe la señal del captador, ya sea por un sistema iónico o fotoeléctrico, y convierte la imagen o el humo en señal de alarma.

 

Q3: ¿Cada cuántos metros se pone un detector de humo?

Esto depende del rango máximo con el que trabaja un detector de humo, pues recuerda que esto cambia entre un modelo y otro. No obstante, la mayoría de las veces, el rango es de 60 m2 como máximo.

Partiendo desde esa cifra, no hay una distancia mínima de separación entre un detector de humo u otro, pero para mayor seguridad en tu hogar, es recomendable una distancia máxima de separación de 12 metros. No coloques un detector de humo más lejos de esa distancia, pues es posible encontrar puntos ciegos debido a eso.

 

Q4: ¿Cómo saber si un detector de humo está encendido?

Usualmente, los detectores tienen una luz constante que indica su funcionamiento. A veces es estática, pero, en ciertas ocasiones, también titila. La mayoría de las veces, el color verde indica un funcionamiento correcto, pero verifica en tu manual para asegurarte de que sea el caso con tu compra.

Si no estás completamente seguro, por el color o por la falta de luz, entonces es recomendable hacer una prueba de funcionamiento para confirmarlo.

 

Q5: ¿Por qué pita mi detector de humo?

Si pita en una ocasión y deja de hacerlo pero no ves llamas, es posible que haya detectado humo, como de un plato que cocinaste. Sin embargo, si tu detector pita y no se detiene, lo más probable es que esté anunciando que ya no tiene batería o falta poco para quedarse sin energía. Si este es el caso, cambia la batería en el momento para no pasar tiempo sin protección.

 

Q6: ¿Dónde colocar un detector de humo?

Un detector de humo no debería colocarse solamente en la cocina, sino en cualquier lugar donde pueda haber fuego. Una estancia con chimenea o en donde se coloquen velas requiere de un detector de humo, ya que, desafortunadamente, un incendio podría provocarse por accidente.

Si se trata de un artefacto mixto que también detecta CO, algunas personas recomiendan colocar el aparato a media altura en una pared para que logre detectar tanto humo como CO. Sin embargo, si es un modelo que solo se encarga del humo, entonces un buen lugar para colocarlo es el techo.

 

Q7: ¿Cómo hacer un detector de humo casero?

Hay formas de hacer detectores de humo y alarmas contra incendios en casa, sin embargo, no es recomendable que lo hagas a menos que seas un profesional en la materia. Recuerda que, cuando se trata de prevención de incendios, necesitas la mayor protección.

No obstante, si deseas hacer uno en casa, solo necesitas una pequeña luz LED, un timbre de alarma, una batería de 4V y un pequeño sensor de humo o gas. Con una unidad de tres cables, conecta el sensor a la batería, otro cable conéctalo al timbre y el último de ellos conéctalo a la luz que, a su vez, deberá hacer contacto con los cables de los otros dos artículos. Acerca un palillo de incienso, fósforo o cualquier cosa que genere humo y prueba el artefacto y listo, ya tienes un detector. Estos pequeños artículos caseros son solo para uso experimental; no coloques tu seguridad en manos de detectores no testados de forma profesional.

 

Q8: ¿Cómo probar un detector de humo?

Una de las maneras más sencillas de saber si un detector de humo está funcionando es encendiendo un fósforo y llevarlo muy cerca del aparato, para que el humo logre llegar a él. El artefacto debería empezar a sonar en pocos segundos y en el momento en el que alejes el fósforo y el detector ya no sienta el humo, este debería apagarse de forma automática. Así sabrás que, en caso de haber un incendio real, estarás protegido.

 

 

 

Cómo utilizar un detector de humo

 

Aprender cómo utilizar un detector de humo correctamente te ayudará a mantener tu hogar más seguro y a tener mayor tranquilidad sabiendo que estás 100% protegido en todo momento. Aquí podrás enterarte de algunas cosas que podrían facilitarte el uso.

 

 

Instala el detector

Lo primero que debes hacer es instalar el detector de humo que hayas adquirido. Si es inalámbrico, podrás hacerlo tú solo, pero, si debe ser conectado al circuito eléctrico, entonces es recomendable que lo haga un profesional.

En el caso de ser inalámbrico, solo debes buscar los materiales necesarios. La mayoría de las veces el montaje solo necesita unos tornillos para poder fijar el detector donde lo desees, no obstante, existen kits de montaje que utilizan adhesivos y estos hacen la instalación más sencilla.

Elige un lugar como el techo o la parte alta de las paredes e instálalo.

 

Lee el manual de usuario

Los detectores, especialmente los más modernos, vienen con distintos tipos de alarmas y luces que podrían confundirte, incluso si tienes experiencia con otros detectores más viejos o de otra marca. Por lo tanto, es recomendable que leas el manual de instrucciones y sepas qué significa cada luz y cómo apagar el producto en caso de que haya un falso positivo y la alarma se active por cosas cotidianas.

 

Prueba el producto

Debes asegurarte que el producto funcione de forma correcta antes de irte a otra habitación después de instalarlo, pues si piensas que funciona pero no logra alertarte de un incendio, las consecuencias podrían ser nefastas.

Para probarlo, acerca un fósforo al detector y deja que el humo llegue al artefacto. Este debería iniciar su alarma a los pocos segundos.

 

Instala la aplicación

Los detectores más modernos vienen con conexión a tu teléfono móvil para que puedas ver las alertas allí. Si ese es el caso, descarga la aplicación y enlaza tu Smartphone con el detector de humo. Estos se reconocerán mediante la red WiFi.

Podrás controlar el encendido, el apagado y también recibir alertas específicas de humo y, si tiene esta cualidad, de monóxido de carbono.

 

 

Presta atención a los cambios

Si no lograste escuchar alguna alerta y no te fijas en algún cambio en las luces LED, entonces podrías estar dejando de lado algo importante, como que la batería está baja o hay algo que no funciona bien.

Revisa frecuentemente que todo esté en orden y que la luz esté del color que debería estar. Muchos detectores hacen procesos de autocomprobación para verificar que su sistema trabaje correctamente y, de encontrar algo mal, estos dan pitidos o cambian la luz.

Prestando atención podrás asegurarte de que todo funcione perfecto en todo momento.

 

Coloca nuevas baterías

No dejes nunca que las baterías se acaben, ya que un momento sin detector de humo puede ser un instante de gran peligro. Usualmente, este producto tiene baterías que duran de 1 a 2 años, incluso 10 si es de larga duración, pero de igual forma estas pueden acabarse si hubo un consumo energético mayor, por algún incendio u otro inconveniente.

Los detectores te avisarán cuando necesites cambiar la batería y, apenas recibas la alerta, hazlo para que no se te olvide.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS