La mejor almohadilla eléctrica

Última actualización: 25.05.22

 

Almohadilla eléctrica – Opiniones, Análisis y Guía de Compra en 2022

 

Si sufres de continuos dolores musculares y necesitas terapias de calor, la solución perfecta para ti podría ser utilizar una almohadilla eléctrica. Actualmente, existen modernos modelos en el mercado que presentan diseños multifuncionales, que permiten su adaptación a la zona concreta que quieras tratar, para que los resultados de alivio por efecto del calor sean más eficientes. Entre los modelos más recomendados por los cibernautas está la Daga N2. Una almohadilla termoeléctrica que ofrece cuatro niveles diferentes para graduar la temperatura, según la intensidad del dolor, una potencia de 110 W y un sistema de rápido de calentamiento para mayor comodidad. Otro producto interesante es la almohadilla Omorc Gris, con un diseño de gran tamaño que permite su uso tanto en la zona del cuello como en la espalda, siendo recomendada para aliviar dolores musculares, con 100 W de potencia y tres niveles de temperatura.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Opiniones sobre las mejores almohadillas eléctricas del mercado

 

El calor puede resultar muy efectivo para calmar dolores a nivel muscular, o bien, como terapia de relajamiento, por lo que sería conveniente adquirir una almohadilla eléctrica. En esta oportunidad, hemos hecho una selección entre las mejores almohadillas eléctricas de esta temporada para ayudarte a hacer una elección acertada del producto que mejor se adapte a tus necesidades.

 

 

Almohadilla eléctrica Daga

 

Daga N2

 

Una alternativa interesante en el mercado de las almohadillas eléctricas es el modelo Daga N2. Se trata de un producto altamente eficiente debido a que ofrece 4 niveles diferentes de ajuste de temperatura y un rápido calentamiento de 5 minutos aproximadamente, gracias a su potencia de 110 vatios, características que han permitido que sea recomendada como la mejor almohadilla, según diversas opiniones de clientes satisfechos.

En cuanto a su tamaño, esta almohadilla eléctrica Daga dispone de unas medidas aproximadas de 46 centímetros de largo y 34 centímetros de ancho, así como un tejido acolchado e hipoalergénico, que brindan gran comodidad de uso, al tratarse de un diseño tipo manta. Además, incluye una funda textil que puede lavarse a máquina sin problemas para mantener su higiene.

Si necesitas la mejor almohadilla eléctrica del momento, este modelo de la marca Daga podría ser la solución, porque destacamos su alto nivel de potencia y diferentes ajustes de temperatura.

 

Pros

Temperatura: Este modelo ofrece cuatro niveles diferentes de temperatura para que puedas elegir el que te brinde mayor comodidad.

Potencia: Su potencia alcanza 110 vatios, lo que hace que este modelo sea una opción eficiente.

Mando: Incorpora un mando eléctrico de fácil uso para el control de la temperatura, así como un dispositivo de seguridad que apaga el sistema después de 8 horas de uso continuo.

Funda: Incluye una práctica funda textil completamente lavable, por lo que ya no hay excusa de mantener tu almohadilla eléctrica limpia.

 

Contras

Intensidad: Algunos usuarios han comentado que el nivel 4 de temperatura es muy intenso, por lo que debes tener precaución para no sufrir quemaduras.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Daga Flexy-Heat Colors 2

 

Este modelo de almohadilla eléctrica Daga se encuentra entre las opciones baratas que puedes elegir y cuenta con un suave acabado de microfibra de buena calidad en colores gris y naranja, ofreciendo 100 vatios de potencia y 3 niveles de temperatura, para que puedas suministrar el calor de una forma adecuada en la zona a tratar.

Su estructura tiene unas dimensiones de 45 x 35 cm y su diseño es tipo manta. Asimismo, hay que destacar que este modelo dispone de calentamiento rápido en un tiempo máximo de 5 minutos, ofreciendo la función autostop como medida de seguridad, cortando la energía de la almohadilla después de 90 minutos de uso continuo. Además, incorpora un LED como indicador de funcionamiento del producto.

Es posible que tengas dudas respecto a cuál modelo comprar que se adapte a tu presupuesto, pero hay almohadillas bastante funcionales y con un precio asequible. Tal es el caso de este producto de Daga, que es uno las más baratos de nuestra selección, pero tiene óptimas prestaciones.

 

Pros

Diseño: Este modelo cuenta con un diseño tipo manta en colores gris y naranja, que lo hacen bastante atractivo, elaborado en microfibra con un excelente acabado.

Temperatura: Puedes regular la temperatura en tres niveles diferentes, según tus necesidades de calor, gracias a sus 100 vatios de potencia.

Seguridad: Cuenta con una función autostop que corta la energía después de 90 minutos de uso ininterrumpido.

LED: También dispone de un dispositivo LED que indica si la almohadilla está en funcionamiento o no.

 

Contras

Funda: Este producto no incluye funda para proteger a la almohadilla, accesorio que algunos usuarios echan de menos.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Almohadilla eléctrica cervical

 

Omorc Gris

 

Para las personas que sufren de dolores en el cuello, hombro o espalda, es recomendable una almohadilla eléctrica cervical, porque gracias a su diseño permite una distribución uniforme del calor sobre esas zonas del cuerpo, aliviando de forma eficaz el dolor.

Este modelo de Omorc es una almohadilla eléctrica que cumple con estas características de diseño, con unas amplias dimensiones de 50 x 56 cm y está fabricada en un tejido de felpa muy suave al tacto, ofreciendo comodidad y practicidad en un solo producto, por lo que bien podría ser la mejor almohadilla eléctrica del momento, según muchos usuarios.

Con esta opción también podrás elegir entre 3 niveles de temperatura, ya sea de 40º C, 50ºC o 60ºC. Asimismo, cuenta con un mando desmontable para facilitar el lavado de la almohadilla en la lavadora, o si prefieres para limpiar pequeñas manchas que puedan acumularse. ¿Quieres saber cuál es la mejor almohadilla eléctrica para tratar las dolencias en la zona lumbar? Este modelo de Omorc podría responder a esta incógnita, gracias a sus eficientes cualidades.

 

Pros

Diseño: Esta almohadilla presenta un diseño ergonómico que se adapta cómodamente al cuello y espalda, proporcionando un eficiente alivio del dolor en dichas zonas.

Sobrecalentamiento: Con este modelo no tienes que preocuparte por el sobrecalentamiento, porque ofrece 3 niveles de ajuste de temperatura y autoapagado después de 90 minutos de uso continuo.

Limpieza: Es un modelo fácil de limpiar, ya que solo hay que desenchufar el conector eléctrico y colocar la almohadilla en la lavadora.

 

Contras

Tela: Según algunas opiniones, el calor en ocasiones no traspasa la tela de la almohadilla, por lo que no brinda el alivio con la rapidez esperada.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Almohadilla eléctrica lumbar

 

TM Electron TMHEP112

 

¿Quieres saber cuál es la mejor almohadilla eléctrica de relación calidad precio? Esta almohadilla eléctrica lumbar de la marca TM Electron pudiera responder a esta pregunta, ya que tiene un precio bastante razonable y su calidad es la esperada en este tipo de productos, ofreciendo un tratamiento efectivo contra las lesiones en la zona baja de la espalda, aliviando el dolor de manera eficiente.

Su estructura es suave, altamente transpirable y se puede lavar a máquina o a mano sin problemas, gracias a que el cable de energía es extraíble. Por otra parte, es un aparato que brinda 100 vatios de potencia, que se adaptan a los 3 niveles de temperatura que vienen incorporados al modelo.

Aún no sabes qué almohadilla eléctrica comprar, te recomendamos este modelo TMHEP112 de la marca TM Electron, porque es seguro y de buena calidad, gracias a que cuenta con la función de autoapagado y protección contra el sobrecalentamiento.

 

Pros

Usos: Este modelo está especialmente diseñado para aliviar los dolores musculares producidos en la zona lumbar y abdominal.

Seguridad: Ofrece la función de autoapagado después de transcurridos 90 minutos de uso y protección contra el sobrecalentamiento, por lo que es un producto bastante seguro.

Potencia: Gracias a los 100 W de potencia que brinda este modelo, se puede regular la temperatura en 3 niveles diferentes y se calienta rápidamente.

 

Contras

Cuello: Debido a que el diseño de este producto es exclusivamente para la zona lumbar y abdominal, no es muy eficiente para aliviar los dolores del cuello, pero la marca ofrece un modelo especial para esta zona.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Almohadilla eléctrica Ufesa

 

Ufesa AL5528

 

Según muchas opiniones Bosch podría ser la mejor marca de almohadillas eléctricas que existe actualmente en el mercado, porque ofrece toda su experiencia y tecnología en la fabricación de productos termoeléctricos, eficientes para el alivio de los dolores en las articulaciones, cuellos, hombros y espalda.

La almohadilla eléctrica Ufesa es un producto diseñado en forma de manta, especialmente para ser utilizado en la zona lumbar, aliviando eficazmente el dolor en dicha área, porque presenta una potencia de 100 W y permite una regulación agradable del calor para ser aplicado en distintas lesiones del cuerpo.

Según tu nivel de dolor, podrás ajustar la intensidad de la temperatura a 3 opciones diferentes, desde el más bajo hasta el grado alto de calor. Adicionalmente, incorpora un sistema inteligente de autostop, que corta el suministro de energía después de hora y media de inactividad, de manera que pudiéramos estar hablando de la mejor almohadilla eléctrica de esta selección.

 

Pros

Potencia: Se trata de un modelo eficiente que presenta 100 W de potencia eléctrica, lo que permite un calentamiento rápido, reduciendo el tiempo de espera de forma significativa.

Regulador: Esta alternativa incorpora un regulador de temperatura electrónico, que permite la elección de tres niveles diferentes de intensidad calórica.

Seguridad: La almohadilla incluye un sistema de seguridad que permite el apagado automático después de 90 minutos de inactividad, protegiendo al producto contra el sobrecalentamiento.

 

Contras

Suavidad: Algunos usuarios consideran que el material con el que está elaborada esta almohadilla no brinda la suavidad que esperaban, por lo que podría mejorarse en este aspecto.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Almohadilla eléctrica Beurer

 

Beurer HK 25

 

Entre las mejores almohadillas eléctricas del 2022 encontramos el modelo HK 25 de la marca Beurer, que dispone de un diseño flexible, especialmente pensado para calentar la cama en los días fríos de invierno, aunque también la podrías utilizar para aliviar dolores de espalda y otras molestias musculares.

La estructura de esta almohadilla almohadilla eléctrica Beurer mide 30 cm de ancho y 40 cm de largo, medidas que se adaptan cómodamente a la zona de la espalda. Emplea una potencia de 100 W para su funcionamiento y dispone de 3 niveles de temperatura. Asimismo, hay que destacar que esta almohadilla en sus elementos internos cuenta con acabados en PVC, mientras que la funda externa está fabricada en 100 % algodón lavable.

Si quieres comprar otra de las almohadillas más baratas de nuestra selección, pero respaldada por el nombre de una marca afamada, deberías revisar los pros y contras de este modelo de Beurer.

 

Pros

Display: Este modelo incorpora en su diseño un práctico display iluminado, que te indica el nivel de temperatura elegido.

Niveles: Al igual que otros modelos que hemos analizado, este permite regular la temperatura en tres niveles diferentes según las preferencias de calor del usuario.

Potencia: Es bueno destacar que esta almohadilla cuenta con una potencia eléctrica de 100 vatios, permitiendo un eficiente calentamiento durante su uso.

Apagado: También dispone de la opción de apagado automática que evita el sobrecalentamiento, prolongando la durabilidad del producto.

 

Contras

Tiempo: Este modelo no se calienta rápidamente, por lo que debes esperar un tiempo considerable para comenzar a sentir los efectos del calor.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Almohadilla eléctrica Solac

 

Solac Oslo+

 

Esta almohadilla eléctrica Solac ofrece un funcionamiento de uso universal, proporcionando una distribución eficiente del calor para aliviar dolores en diferentes zonas del cuerpo, por lo que es recomendada para reumatismos, tensiones musculares, artrosis, entre otros. Además, su interior es de fibra textil y la funda es 100% algodón, por lo que su textura es suave, transpirable, flexible y lavable.

Gracias a la tecnología Sensfort que incorpora este modelo, la distribución del calor se hace de manera uniforme y rápida por toda la superficie de la almohadilla, por lo que no tienes que esperar mucho tiempo para sentir la temperatura. Asimismo, este producto incluye un dispositivo de seguridad, que interrumpe el funcionamiento después de 2 horas de inactividad.

Si después de todos los modelos analizados, aún no decides qué almohadilla eléctrica comprar, el modelo Oslo+ de Solac pudiera ser una opción interesante, porque además de lo explicado cuenta con 100 vatios de potencia eléctrica, que permiten elegir entre 4 niveles de temperatura.

 

Pros

Sensfort: Este modelo incorpora en su sistema la tecnología Sensfort, que permite el calentamiento de la superficie de la almohadilla de forma rápida y uniforme.

Potencia: Dispone de 100 vatios de potencia, lo que brinda la posibilidad de ajustar la temperatura a 4 niveles diferentes de calor, por que se trata de una almohadilla altamente eficiente.

Inteligente: Este modelo incorpora un sistema de seguridad inteligente que permite el autoapagado a los 120 minutos sin actividad, así como también ofrece protección contra el sobrecalentamiento.

 

Contras

Calor: Algunos usuarios consideran que el calor que emite esta almohadilla es un poco bajo, por lo que si estás buscando un producto con mayor eficiencia calorífica, deberías revisar otro modelo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

¿Cómo elegir las mejores almohadillas eléctricas?

 

Después de haber analizado las principales características de los modelos que elegimos para ayudarte en tu elección de almohadillas eléctricas, habrás notado que la función más importante de esta herramienta terapéutica es para el alivio de dolores musculares, aunque también es perfecta para darte calor en invierno. En este sentido, es preciso advertir que en el mercado existe una gran variedad de marcas y modelos con diversas aplicaciones, siendo necesario que revises nuestra guía para comprar la mejor almohadilla eléctrica, para que puedas determinar cuál es la más adecuada para ti.

Guía de compra

 

Diseño de la almohadilla eléctrica

Tradicionalmente, las almohadillas eléctricas tenían un formato rectangular tipo manta, que si bien eran cómodas, no se adaptaban de manera adecuada a zonas como el cuello o la parte alta de la espalda, siendo principalmente usadas como calentadores de camas para la época de invierno, debido a su gran tamaño.

Pero actualmente, existen modelos interesantes con diferentes formas y dimensiones. Tal es el caso de las almohadillas térmicas cervicales, que dirigen el calor directo a la zona cervical. Otros modelos están diseñados en forma de chalecos, colocándose sobre el pecho y la espalda, calentado la parte alta y la zona lumbar. También están las almohadillas pensadas para la zona abdominal y parte baja de la espalda, adecuadas para aliviar los dolores menstruales o cólicos nefríticos.

Lo importante en este caso, es que al momento de elegir la almohadilla termoeléctrica, debes pensar cuáles son tus requerimientos físicos para tratar con terapia de calor y, en función de ello, elegir el modelo con la mejor ergonomía que se adapte a tus necesidades.

 

Potencia de la almohadilla eléctrica

Otro de los elementos más importantes que debes revisar en este tipo de productos es su potencia, pues de ella depende la intensidad de calor que pueda ofrecer la almohadilla y la posibilidad de su regulación. Sin embargo, debes tener en cuenta que, según la cantidad de energía eléctrica que consuma este tipo de almohadilla con relación a su potencia, se pudiera producir un aumento en la factura de la electricidad, y dicho motivo podría llegar a establecer cuánto cuesta su uso en términos de energía y el coste del servicio, por lo que recomendamos buscar aquellas que ofrecen un buen rendimiento energético.

Por lo general, una buena y económica almohadilla eléctrica cuenta con una potencia máxima de 100 vatios, siendo apta para los modelos tradicionales. Aunque existen modelos que pudieran llegar a ofrecer hasta unos 200 vatios de potencia, siendo considerados como de mayor tamaño.

Por otro lado, podrás revisar que la mayoría de los modelos de almohadillas eléctricas ofrecen un sistema de seguridad que evita el sobrecalentamiento e impide que tu piel pueda sufrir quemaduras como consecuencia de la exposición continua a un alto nivel de temperatura. Pero ante estas situaciones, lo más conveniente es utilizar la almohadilla ajustando el nivel de temperatura, sin colocarlo a la máxima potencia y si necesitas un alto grado de calor, considera no usar la almohadilla directamente sobre la piel.

Otras funciones

Cuando haces una comparativa de almohadillas eléctricas, además de fijarte en el precio, probablemente notarás que existen modelos muy tradicionales y sencillos, hasta elementos sofisticados con formas ergonómicas, tamaños diferentes y materiales variados, que aportan comodidad al usuario en las distintas partes del cuerpo donde es aplicada la terapia de calor. La mayoría de los modelos incluyen fundas extraíbles que facilitan la limpieza, tanto a mano como en lavadoras, aunque la almohadilla como tal no se puede lavar debido al sistema eléctrico incorporado, siendo suficiente con pasar un paño húmedo para eliminar residuos de cremas o aceites.

Por otro lado, debes verificar que la almohadilla incorpore diferentes niveles de temperatura, para que puedas ajustar el grado de calor que necesitas. En este sentido, existen algunos modelos que cuentan con un temporizador que permite programar el tiempo de aplicación, así como un sistema seguro de apagado automático para evitar el sobrecalentamiento. Asimismo, es importante verificar que el cable de conexión eléctrica sea lo suficientemente largo para brindar comodidad y practicidad al usuario.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: Almohadilla eléctrica ¿Para qué sirve?

La almohadilla eléctrica tiene usos muy versátiles, ya que puede ser usada como una herramienta de calentamiento de ciertas partes del cuerpo, en épocas de invierno, también sirve para tonificar algunos músculos o como alternativa de relajación para personas muy cansadas o estresadas.

A nivel terapéutico, es muy útil para aliviar los dolores propios de la menstruación, así como para problemas de traumatismos, lumbalgias, para cólicos nefríticos o hepáticos, dolores musculares, para el tratamiento de los problemas de circulación sanguínea, ciáticas, reumatismos, tendinitis, entre otros.

Q2: ¿Cómo limpiar una almohadilla eléctrica?

Lo primero que debes considerar es que para limpiar la almohadilla eléctrica la misma debe estar fría, y también deberá estarlo para almacenarla. En tal sentido, para mantener esta herramienta en buen estado de higiene, es recomendable utilizar un paño húmedo, desenfundar la almohadilla y pasar el paño sobre la superficie descubierta, sin usar productos químicos de limpieza.

En el caso del mando o selector, lo puedes limpiar con un paño seco y con eso será suficiente. Por su parte, para lavar la funda de la almohadilla debes verificar que sea de un tejido lavable y que pueda meterse en la lavadora para facilitar el proceso.

 

Q3: ¿Es segura la almohadilla eléctrica?

Como todo aparato eléctrico, las almohadillas que trabajan con electricidad son seguras en la medida que sean utilizadas de la forma correcta y siguiendo las instrucciones de uso al pie de la letra para un funcionamiento adecuado. Pero además de ello, se debe señalar, que gracias a la tecnología con la que se elabora esta herramienta, en la cual se incorpora un cableado flexible con una protección contra los efectos del sobrecalentamiento, así como la baja intensidad y la calidad de sus materiales, se podría garantizar que las almohadillas eléctricas actualmente no representan peligro alguno. Además, el diseño moderno de estas almohadillas presentan la posibilidad de apagarse de forma automática, permitiendo que el calor suministrado sea seguro, constante, rápido y con la cantidad necesaria para la función a la que está destinada.

 

Q4: ¿Qué contiene la almohadilla eléctrica?

Básicamente, la almohadilla eléctrica contiene un sistema calefactor que funciona mediante una resistencia eléctrica integrada que se encarga de generar calor. Todo este sistema eléctrico se incorpora a una pieza textil natural o sintética y para el control de la temperatura, la almohadilla tiene un termostato para realizar los ajustes de calor necesarios.

 

Q5: ¿Cómo arreglar una almohadilla eléctrica?

Si tienes conocimientos de electricidad, podrías aventurarte a arreglar tu almohadilla eléctrica, pero si no es así, lo recomendable es buscar ayuda de un técnico especializado que te ayude a identificar el problema y te pueda dar la solución. Si es el primer caso, lo primero que tienes que revisar es que el cable de electricidad está debidamente conectado al enchufe de la toma de corriente. Si se enciende y apaga es probable que haya un cable roto en el interior de la almohadilla, y si ese es el problema, te recomendamos comprar una nueva.

Para limpiar el sistema eléctrico de la almohadilla, puedes usar un desarmador para abrir la unidad de control del cable de electricidad y con un limpiador para piezas eléctricas rocía los contactos del interruptor. Si notas alguna pieza suelta en el sistema eléctrico, puedes apretarla con el desarmador. Para probar la corriente, te puedes ayudar con un multímetro y verificar si hay paso de energía a través de la almohadilla, si en el circuito no hay conexión eléctrica es probable que exista un corto dentro del cable.

 

 

 

Cómo utilizar una almohadilla eléctrica

 

La almohadilla eléctrica es una buena herramienta para aplicar tratamientos terapéuticos con calor en diferentes zonas del cuerpo, con la finalidad de aliviar tensiones musculares o ciertos tipos de dolor. Su uso de forma personal es cada vez más difundido en el mercado y son muy versátiles. A continuación, te damos algunos consejos de aplicación de una almohadilla eléctrica para que puedas disfrutar de sus beneficios.

 

 

Para aliviar dolores cervicales

La almohadilla eléctrica es adecuada para ayudarte a aliviar dolores leves en el área cervical, porque el efecto del calor relaja los músculos y reduce la contracción del tejido muscular, disminuyendo la sensación del dolor. Actualmente, existen modelos especialmente diseñados para la zona cervical. Para usar la almohadilla térmica en esta zona, primeramente coloca una toalla entre tu cuerpo y la almohadilla para evitar quemaduras en caso de que ésta caliente mucho, pon el aparato en la zona con dolor y enciéndela. Recuerda que debes usarla durante un tiempo aproximado de 20 minutos por sesión, y si estás en la cama, procura no dormirte mientras la almohadilla está encendida.

 

Mejora los dolores lumbares

Si tu problema muscular tiene que ver con dolores lumbares, puedes emplear una almohadilla eléctrica lumbar, las cuales están especialmente diseñadas para esa zona específica, pues hay modelos que llevan una cinta elástica que se adapta a dicha área. Para obtener óptimos resultados en el alivio del dolor lumbar, los especialistas en fisiatría recomiendan aplicar el calor directamente sobre la zona inflamada en intervalos de 15 minutos aproximadamente, haciendo un receso por el mismo tiempo antes de volver a aplicar la almohadilla.

 

 

Alivio de los dolores menstruales

Para las mujeres que sufren de dolores menstruales, cada vez que viene su período, una terapia de calor con una almohadilla eléctrica puede ser una solución perfecta para aliviar estas molestias. Solo tienes que colocar el aparato en la zona del vientre por un tiempo prudencial, puede ser unos 10 minutos, y notarás que el calambre menstrual se irá aliviando progresivamente, por lo que ya no necesitarás analgésicos para ello.

 

Cuida el sistema de regulación de temperatura

Es importante que al momento de utilizar la almohadilla eléctrica tengas cuidado con el sistema que regula la temperatura de la misma, porque su uso inadecuado puede afectar e invalidar la resistencia que previene el sobrecalentamiento, así que evita estar cambiando el grado de temperatura con frecuencia. En este sentido, es recomendable iniciar el uso con un nivel bajo de intensidad e ir aumentando progresivamente la temperatura, adaptándola con el tiempo de aplicación. Puedes iniciar el proceso con diez minutos a temperatura baja, haces un receso por 5 minutos y verificas si necesitas más calor. Si es así, entonces aumenta el nivel de temperatura y aplica por más tiempo el tratamiento sin exceder de 20 minutos, que es el tiempo máximo recomendado por los especialistas.

Por último, recuerda que la almohadilla no debe usarse doblada, debiendo estar abierta totalmente sobre la zona afectada. Además, debes asegurarte que la botonera y el cable eléctrico se encuentran fuera de la funda para evitar accidentes.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS