Los mejores radiadores de aceite

Última actualización: 19.07.19

Radiadores de aceite – Guía de compra y Comparativa en 2019

 

Ya sea que se acerque la temporada invernal o que vivas en un lugar frío, es necesario que cuentes en el hogar u oficina con un sistema de calefacción que te proteja a la vez que cuida tu bolsillo. En estos casos, el uso de un radiador de aceite te brindará muchos beneficios a ti y a tu familia, ya que son dispositivos muy cómodos y versátiles, los cuales se pueden mover de un espacio a otro fácilmente y a su vez, mantienen el calor por más tiempo una vez apagados, ayudándote a tener una factura eléctrica baja. Entre los favoritos de los usuarios destaca el modelo Tristar KA-5103, un calefactor eléctrico de 500 vatios que cuenta con regulación del termostato y un tamaño compacto, siendo conveniente para llevar de camping o colocar en pequeñas habitaciones. Si por otro lado, prefieres un modelo que ofrezca una potencia hasta de 2.500W, cuente con un termostato integrado y luz de indicación, te recomendamos el De´Longhi Dragon TRD04-1025.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo mejor de los mejores

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Opiniones sobre los mejores radiadores de aceite

 

Antes de elegir el mejor radiador de aceite del mercado, hay que mirar muy bien algunos modelos y tomar en cuenta varias características importantes, como por ejemplo: la potencia o la portabilidad. Por esto, te queremos ayudar explicándote las características positivas y negativas más relevantes de varios modelos considerados como los mejores radiadores de aceite del 2019.

 

Radiador de aceite pequeño

 

Tristar KA-5103

 

Para calentar espacios reducidos, lo conveniente es que utilices un radiador de aceite pequeño. Siendo así, este modelo del fabricante Tristar puede resultar una alternativa atractiva. Se trata de un equipo de propiedades compactas de 23,5 x 13,5 x 38,5, que está disponible en color blanco.

Además, es una opción portable de 3 kilos que está equipada con un asa superior para sujetar de forma segura y ergonómica. Con este equipo se puede ajustar la temperatura y tiene un sistema de protección contra el calentamiento para evitar accidentes, así como un mecanismo antivuelco. Funciona con un voltaje de 230 y una potencia de 500 vatios.

Dentro de sus ventajas, es ahorrativo y no requiere cambio de aceite, pues gracias al diseño hermético las posibilidades de fuga son reducidas. Por otro lado, tiene un funcionamiento sencillo, con luz indicadora de encendido y botones de selección grandes y fáciles de oprimir para controlar las opciones.

Las opciones portables ofrecen calidad, precio y un buen sistema de calefacción. Revisa los pros y contras de este modelo.

 

Pros

Seguridad: Para asegurar la protección del usuario, tiene sistema antivuelco y mecanismo contra sobrecalentamiento para evitar quemaduras.

Diseño: Posee un diseño compacto que está disponible en color blanco, siendo portable y liviano.

Luz: Cuenta con una luz indicadora que le permite al usuario conocer cuando el equipo sigue encendido.

Potencia: Funciona con una potencia máxima de 500 vatios, con opción de ajuste del termostato.

 

Contras

Capacidad: El modelo tiene una capacidad de calentamiento reducida, siendo pequeño e insuficiente para espacios grandes.

Comprar en Amazon - Precio (€33,96)

 

 

 

Radiador de aceite Delonghi

 

De´Longhi Dragon TRD04-1025

 

Este poderoso radiador eléctrico cuenta con una potencia calórica máxima de hasta 2500 vatios que te ayudará a disfrutar de una temperatura agradable en tu estancia y gracias a su termostato integrado podrás mantener el nivel de calor deseado de forma continua.

El radiador de aceite De´Longhi Dragon TRD04-1025 incluye una útil función de ventilación que ayuda a distribuir el calor por toda la estancia de forma uniforme. Este modelo cuenta con una útil luz de indicación que te ayuda a conocer cuando el dispositivo está en funcionamiento.

Está fabricado en acero inoxidable y plástico de color blanco e integra una práctica agarradera y cuatro ruedas que facilitan su traslado de una estancia a otra con facilidad. Tiene unas medidas aproximadas de 52 x 16 x 65 centímetros y pesa 2,5 kilogramos.

Si aún te preguntas qué radiador de aceite comprar entonces te recomendamos tomar en cuenta este modelo, ya que ofrece un gran funcionamiento, así como facilidad de traslado. 

 

Pros

Potencia: Este poderoso modelo cuenta con una potencia calórica máxima de 2.500 vatios, lo cual te permite conseguir fácilmente una agradable temperatura en tu estancia.

Termostato: Integra un útil y práctico termostato que ayuda a regular y mantener la temperatura deseada en la habitación.

Ventilación: Incluye una versátil función de ventilación, la cual te ayuda a distribuir de manera uniforme el calor por tu habitación.

Asa: Gracias a su asa de transporte y ruedas inferiores, podrás desplazar este dispositivo fácilmente por toda la estancia.

 

Contras

Olor: Un usuario afirma que este radiador de aceite emite un olor desagradable en su máxima potencia, el cual no llega a desaparecer en ningún momento.

Comprar en Amazon - Precio (€132,54)

 

 

 

Mini radiador de aceite

 

Thulos TH-RAC501

 

Con un peso liviano de solo 4 kilos, este modelo del fabricante Thulos destaca por tener un diseño compacto, siendo considerado como un mini radiador de aceite eficiente, para mantener acogedora la temperatura en las habitaciones. El fabricante Thulos, ha dotado el modelo TH-RAC501 con un diseño elegante, que está disponible en color blanco y tiene unas dimensiones de 12 cm, por 32 cm.

Para mejorar su transporte, cuenta con una estructura portable que incorpora un asa de sujeción superior ergonómica. Este radiador funciona con una potencia máxima de 500 vatios y con cinco elementos de calor, con un grosor de chapa de 0,5 mm.

Además, está equipado con un mecanismo de seguridad que apaga el equipo en caso de sobrecalentamiento. Incluye la opción de regular el termostato, en un nivel de ajuste. Su funcionamiento es sencillo e instintivo, pues se enciende a través de un interruptor  y posee luz indicadora.

Hay muchas alternativas que parecen las adecuadas. Sin embargo, lo conveniente es analizar a fondo las opciones. Conoce el Thulos TH-RAC501.

 

Pros

Diseño: Tiene un diseño disponible en color blanco de dimensiones portables y asa de fácil sujeción.

Seguridad: Está equipado con mecanismo de apagado automático en caso de sobrecalentamiento.

Encendido: Posee un interruptor de fácil encendido que va acompañado de una luz indicadora.

Potencia: Funciona con una potencia máxima de 500 vatios y un termostato regulable en un nivel.

 

Contras

Tamaño: Está diseñado para habitaciones pequeñas, pues su potencia calórica  es suficiente solo para espacios de 7M2.

Comprar en Amazon - Precio (€30,15)

 

 

 

Radiador de aceite FM

 

FM RW-15

 

El radiador de aceite FM RW-15 es un práctico modelo que permite seleccionar entre tres niveles de potencia calórica de 600W, 900W y 1.500W, gracias a los cuales podrás disfrutar de una temperatura regulable y a tu gusto. También, cuenta con un termostato de seguridad que te ayuda a regular la temperatura deseada, a la vez que mantiene la factura eléctrica baja.

Este dispositivo tiene un control de temperatura y potencia giratorio que te permite ajustar el nivel de calor deseado. Este modelo ubicado entre los mejores radiadores de aceite eléctrico está diseñado en color blanco con detalles negros, luciendo elegante en cualquier estancia.

Tiene unas dimensiones aproximadas de 16,5 x 68 x 41,5 centímetros y pesa unos 8,56 kilogramos. Cuenta con un voltaje de entrada de 230 voltios y una frecuencia de 50 Hz. Incluye un práctico dispositivo para enrollar el cable de manera que no quede suelto cuando no esté conectado.

Ante tantas opciones y modelos que ofrece el mercado actual es importante hacer una comparativa detallada entre las funciones positivas y negativas más importantes de cada producto.

 

Pros

Recogecables: Gracias a este práctico dispositivo podrás enrollar el cable de alimentación fácilmente, de manera que evites algún accidente cuando el aparato no esté conectado.

Potencia: Este modelo cuenta con una potencia calórica regulable en tres niveles de 600W, 900W y 1.500W adecuada para ajustar una temperatura deseada.

Termostato: Gracias al termostato integrado podrás regular la temperatura deseada y mantener ese nivel de calor en el ambiente.

Control: Integra un práctico control de temperatura y funciones de tipo giratorio.

 

Contras

Nivel calórico: Un usuario de este modelo acota que su punto negativo es el nivel de calor, el cual no es suficiente para calentar habitaciones grandes.

Comprar en Amazon - Precio (€51,8)

 

 

 

Radiador de aceite bajo consumo

 

Cecotec big-V1704514

 

Este modelo comercializado bajo la marca Cecotec suele figurar como el mejor radiador de aceite entre la comunidad de usuarios por ser funcional, práctico y ahorrativo.

Dentro de sus propiedades, es un radiador de aceite de bajo consumo con un termostato regulable en tres niveles de potencia, que van desde la alternativa eco con potencia de 800 vatios, pasando por el intermedio de 1200 vatios, hasta llegar a la potencia máxima de 2 mil vatios, dando la posibilidad al usuario de optimizar el consumo y la eficiencia energética.

El fabricante ha dotado este modelo con un diseño elegante, disponible en color negro y con una estructura integrada por nueve módulos de calor, así como un sistema que facilita el almacenamiento del cable.

Por otro lado, está equipado con luz indicativa de encendido y protección contra sobrecalentamiento para evitar daños. Es de última generación y posee tecnologías Warm Space, Homogenic 360 y EasyGo.

Cecotec big-V1704514 combina un diseño elegante con propiedades funcionales y tecnológicas para mantener el calor.

 

Pros

Diseño: Tiene un diseño elegante disponible en color negro, con estructura de nueve módulos y con ruedas que facilitan su traslado.

Tecnología: Está equipado con tecnología para la distribución homogénea y eficiente del calor.

Potencia: Tiene una potencia máxima de 2 mil vatios regulable en tres niveles de calor para mayor eficiencia y ahorro.

Seguridad: Está equipado con sistema antivuelco y apagado automático por sobrecalentamiento para proteger las estancias.

 

Contras

Goteo: Un usuario dice que presentó problemas de goteo de aceite tras colocar el radiador en su máxima potencia.

Comprar en Amazon - Precio (€45,59)

 

 

 

Otros productos

 

Aigostar Pangpang 33IEJ

 

Ante la pregunta de cuál es el mejor radiador de aceite, es necesario mirar atentamente y en primer lugar la potencia calórica y su termostato. Este modelo cuenta con una potencia calórica de hasta 2.300W y dispone de tres niveles ajustables de 1.000W, 1.300W y 2.300W. De igual manera, incluye un control de temperatura gracias a un termostato, el cual permite seleccionar y mantener la temperatura deseada.

Integra un útil indicador luminoso con el que podrás saber si el dispositivo está en funcionamiento y al alcanzar la temperatura deseada el indicador se apaga mientras el ambiente mantenga la misma temperatura. También incluye un conmutador de seguridad, el cual apaga el aparato automáticamente si llegase a sufrir una inclinación mayor a 45 grados.

Gracias a sus cuatro ruedas con giro de 360 grados y su práctica asa, podrás trasladar este aparato fácilmente a cualquier estancia. Tiene unas dimensiones de 69 x 57 x 17 centímetros y pesa aproximadamente 13,3 kilogramos.

Es completamente aceptable que queramos adquirir el mejor radiador de aceite del momento, por lo que es necesario conocer en detalle las características principales de cada modelo y hacer una comparativa entre ellas. Este dispositivo es uno de los más baratos de la lista y ofrece una gran potencia calórica.

 

Pros

Potencia: Este modelo cuenta con una gran potencia calórica variable en tres niveles de 1.000W, 1.300W y 2.300W.

Termostato: Gracias a su termostato integrado podrás seleccionar y mantener la temperatura deseada en la habitación.

Indicador: El indicador luminoso se mantiene encendido mientras el dispositivo alcanza la temperatura deseada.

Seguro: Integra un conmutador de seguridad que apaga automáticamente el dispositivo cuando este sufre una inclinación mayor a 45 grados.

 

Contras

Consumo: Un usuario comenta de forma crítica que el consumo eléctrico aumenta muchísimo con el uso de este modelo.

Comprar en Amazon - Precio (€90,05)

 

 

 

AEG RA 5520

 

El radiador de aceite de siete elementos  AEG RA 5520 tiene una potencia calórica de tres niveles ajustable en tres niveles de 600, 900 y 1500 vatios. Gracias al termostato regulable podrás seleccionar y mantener la temperatura deseada, ayudándote a mantener bajo el recibo de luz.

Integra un útil dispositivo de seguridad que te ayuda a proteger el producto contra incendios y cuenta con un práctico alojamiento que sirve para enrollar el cable. Gracias a sus cuatro ruedas podrás trasladar este modelo fácilmente a cualquier lugar de tu hogar u oficina.

Este modelo tiene unas medidas de 64 x 37,5 x 24,5 centímetros y pesa aproximadamente 9 kilogramos. Integra un útil interruptor de encendido y apagado. Utiliza un voltaje de 220 – 240 voltios. Este radiador destaca por su diseño moderno, óptimo funcionamiento y seguridad.

AEG es considerada la mejor marca de radiadores de aceite por muchos usuarios gracias a todas las prestaciones que ofrece y la calidad de sus productos. Este modelo destaca por incluir un práctico termostato completamente regulable.

 

Pros

Termostato: Gracias al útil termostato regulable que integra este versátil modelo podrás seleccionar y mantener la temperatura deseada.

Potencia: Este modelo cuenta con tres niveles de potencia seleccionables de 600W, 900W y 1.500W.

Seguridad: Integra un práctico dispositivo de seguridad que cuida el radiador contra posibles incendios.

Cable: Incluye un útil alojamiento ideal para enrollar el cable ayudándote a evitar tenerlo suelto por el suelo.

Indicador: Este modelo tiene una luz indicadora que ayuda a saber cuándo el dispositivo está en funcionamiento.

 

Contras

Asa: Un usuario de este modelo comenta en la red que es difícil moverlo, ya que el asa resulta incómodo de agarrar cuando el dispositivo está caliente.

Comprar en Amazon - Precio (€51,2)

 

 

 

Orbegozo RA 1500 E

 

Este modelo es considerado como el mejor radiador de aceite de relación calidad precio ya que tiene una buena potencia, gran funcionalidad y uno de los precios más baratos del mercado. Cuenta con una potencia calórica de hasta 1.500W perfecta para climatizar tu estancia de manera agradable.

El radiador de aceite Orbegozo RA 1500 E cuenta con un práctico termofusible de seguridad con limitador de temperatura que ayuda a mantener la temperatura deseada mientras esté en funcionamiento y cuenta con un indicador luminoso con el que podremos conocer si el dispositivo está en funcionamiento.

De igual manera, el dispositivo integra un útil termostato regulable de alta presión, el cual te permite mantener baja la factura eléctrica. Este radiador tiene unas medidas aproximadas de 65,5 x 39 x 16 centímetros y pesa unos 8,19 kilogramos.

Si ya estás un poco más decidido con el producto que necesitas, te será más fácil tomar una decisión acertada si conoces en detalle sus prestaciones, las cuales serán expuestas en el siguiente apartado.

 

Pros

Termofusible: Integra un práctico termofusible de seguridad con limitador, el cual protege al dispositivo ante el fuego causado por posibles cortocircuitos.

Potencia: Este modelo cuenta con una potencia calórica de 1.500W, ideal para climatizar una estancia o una oficina fácilmente.

Termostato: El termostato regulable de alta presión integrado te ayudará a mantener la temperatura deseada.

Transportable: Integra cuatro prácticas ruedas pivotantes y un asa para transporte que facilitarán el traslado del aparato de un lugar a otro.

 

Contras

Cable: Varios usuarios comentan en la red que el cable que integra el dispositivo es bastante más corto que otros modelos similares.

Comprar en Amazon - Precio (€52,77)

 

 

 

Guía para comprar un radiador de aceite

 

Para mantener los hogares cálidos durante los días fríos del invierno es necesario contar con un equipo que se encargue de calentar los espacios. Uno de estos son los radiadores de aceite, que se calientan mediante resistencias eléctricas para desprender calor. Sin embargo, no todos los diseños son de alta gama, por lo que es preciso buscar indicativos de calidad, funcionamiento, potencia y eficiencia. Para ayudarte, hemos elaborado una guía para comprar el mejor radiador de aceite, en la que te explicamos los atributos que estos equipos pueden tener.

Guía de compra

 

Diseño

Antes de hacer una compra apresurada lo conveniente es que puedas hacer un análisis y establecer una comparativa de radiadores de aceite considerando el diseño como uno de los puntos a contrastar. En el mercado, podrás conseguir opciones variadas en relación al diseño, desde algunos radiadores pequeños y clásicos, hasta otros de mayor dimensión, con modelos estilizados y modernos.

En el caso de los radiadores, el diseño, aunque es una propiedad estética, debe considerarse porque se trata de una pieza que se integrará con el resto de la decoración. En este aspecto, es posible seleccionar el color en función del decorado. Por ello, muchos fabricantes presentan radiadores de color negro o blanco, con estructuras innovadoras en cerámica o aluminio y de funcionalidad eficiente. La estructura entre un modelo y otro suele variar a razón de los módulos de calor, ya que mientras más tengan más grandes son.

 

Seguridad

Cuando se trata de equipos que producen calor para hacer las estancias más acogedoras y con una sensación térmica agradable, se debe tener en cuenta la seguridad. Por ello, más allá de que un radiador de aceite sea bueno y económico, es necesario que esté equipado con sistemas de protección y mecanismos de seguridad que hagan su uso menos riesgoso. En el mercado se pueden conseguir todo tipo de radiadores, pero es importante que la alternativa que se seleccione cuente con un mecanismo de seguridad elevado.

Por ejemplo, lo recomendado es seleccionar modelos que estén equipados con apagado automático en caso de sobrecalentamientos, pues esta función evitará que se estropee el funcionamiento del equipo, al tiempo que protegerá las estancias de posibles accidentes. De igual modo, hay algunos modelos que están dotados con sistema antivuelco, con la finalidad de que el equipo no se voltee y caiga al suelo. También, es importante que cuenten con una estructura hermética para que no exista riesgo de fugas o goteos de aceite.

 

Potencia

Si quieres saber cuánto cuesta un radiador de aceite, sería conveniente que puedas echar un vistazo a la potencia máxima que es capaz de emitir el equipo. Este suele ser un indicativo de la calidad, el nivel de calor que es capaz de aportar a las habitaciones y del precio. Los fabricantes presentan al mercado opciones variadas en relación a la potencia. De hecho, una misma marca puede ofrecer radiadores con potencias diferentes que se adecúan a distintas demandas.

Por un lado, los radiadores de menor potencia son adecuados para habitaciones pequeñas, ya que estos poseen un funcionamiento máximo de unos 500 vatios. También, hay opciones de mayor capacidad calórica que pueden emitir una potencia de calor hasta de 2000 vatios, siendo estos apropiados para distribuir el calor de forma gradual.

 

Termostato

La mayoría de estos equipos vienen dotados con un termostato que permite que se apaguen y se enciendan. Además, sirve para controlar el nivel de calor o la potencia de salida. De acuerdo al modelo del radiador y a la potencia que disponga, a través del termostato será posible regular el nivel de intensidad. Muchos de estos equipos suelen tener tres niveles que van desde uno ecológico con una menor potencia, pasando por una potencia intermedia, hasta llegar al máximo de su capacidad de calor.

De acuerdo al nivel que se seleccione, puede existir un uso con consumo eficiente de la energía, a razón del clima exterior. Por lo general, los usuarios inician el proceso de calentamiento con la mayor potencia, porque no habrá un cambio de temperatura rápido, sino progresivo, para luego pasar a un menor nivel que tiende a mantenerse por el resto del uso.

Portabilidad

De acuerdo al tamaño y al peso varía la portabilidad de un radiador. Hay algunos modelos que están diseñados para llevarse de una habitación a otra. Por ello, lo recomendado es que estos equipos estén dotados con ruedas multidireccionales que faciliten el desplazamiento entre las estancias. De igual modo, hay alternativas que poseen un espacio para almacenar. Ahora bien, si se busca una opción más compacta para viajes, hay equipos compactos, pequeños y livianos, que cuentan con asas de sujeción para facilitar su portabilidad.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿El radiador de aceite quema?

Los radiadores de aceite suelen ser equipos seguros porque no tienen superficies incandescentes. Aunque están diseñados para emitir calor, la temperatura superficial de la estructura no genera quemaduras, porque el calor se origina en las resistencias. Sin embargo, lo recomendado, sobretodo si se tienen niños en casa, es evitar que entren en contacto con el equipo.

 

Q2: ¿Cómo limpiar un radiador de aceite?

De los equipos de calefacción para el hogar, los radiadores de aceite suelen ser los que menor mantenimiento requieren, en relación a la limpieza. No generan cenizas, tampoco desechos y pueden limpiarse de forma sencilla para retirar las partículas de polvo que pueda haber en su estructura. Para ello, cuando el radiador esté apagado sujeta un paño húmedo y pásalo sobre la estructura. Para finalizar, puedes secar el exceso de humedad y estará listo.

 

Q3: ¿Puedo combinar un radiador de aceite con humidificador?

De hecho, los radiadores de aceite están recomendados como equipos secundarios o de respaldo del mecanismo principal de calefacción, por lo que pueden combinarse con cualquier otro método, siendo uno de ellos el humidificador. Incluso, en el mercado pueden conseguirse algunas alternativas que incorporan ambas modalidade: radiador de aceite y sistema de humidificación en un solo equipo, para no solo mejorar la temperatura, sino también el nivel de humedad en el espacio donde se coloca.

 

Q4: ¿Qué es mejor, radiador de aceite o eléctrico?

Son equipos con funciones similares y dos de las opciones de mayor demanda entre la comunidad de usuarios porque sus instalaciones son sencillas. Sin embargo, los radiadores eléctricos son más rápidos generando el calor, pero con un mayor consumo de energía eléctrica que los de aceite y emiten un calor más inofensivo. Por otro lado, los de aceite, aunque son más lentos, mantienen la temperatura durante un tiempo adicional con el equipo apagado. Esto nos lleva a concluir que ambos equipos son buenos y eficientes, siendo decisión del usuario seleccionar uno u otro.

 

Q5: ¿Cómo reparar un radiador de aceite eléctrico?

Reparar un radiador de aceite dependerá de la falla que se presente. Si por ejemplo, se trata de un goteo de aceite, es posible solucionarlo aplicando un material que contenga la fuga. Si se trata del interruptor de encendido, también puede resolverse en casa levantando la tapa del radiador. Sin embargo, si la falla que se presenta es de tipo mecánica, lo mejor es consultar con los expertos y solicitar que un técnico haga una reparación. De lo contrario, en lugar de solucionar se puede terminar de estropear el funcionamiento del radiador.

 

Q6: ¿Por qué mi radiador de aceite hace ruido?

Por lo general, los radiadores de aceite son equipos silenciosos que aunque emiten ruidos durante su funcionamiento, estos no son molestos, sino tenues. Si lo que escuchas es un pequeño chasquido, es el sonido que se produce por las contracciones y dilataciones del metal. Fuera de esto, no debería emitir ruidos adicionales, por lo que si el tuyo presenta sonidos fuertes, es necesario que hagas una revisión a su funcionamiento.

 

Q7: ¿Por qué mi radiador de aceite huele mal?

Los radiadores de aceite no deberían generar malos olores durante su actividad. Aunque funcionan con aceite, este no se quema en el interior, sino que solo se calienta. Podrías echar un vistazo al equipo mientras está encendido y revisar si sale humo de alguna parte de su estructura. De ser así, lo conveniente es que lo desconectes y suspendas su uso de manera inmediata.

 

Q8: ¿Qué es mejor, un radiador de aceite o emisor térmico?

Los emisores térmicos disponen de acumuladores de calor, que almacenan la energía para luego repartirla de forma gradual a medida que el espacio pierde la temperatura, pudiéndose encontrar de tipo estático o dinámico. Por otro lado, los radiadores de aceite funcionan con resistencias eléctricas y solo conectados, pero el aceite en su interior se calienta y hay un funcionamiento eficiente, por lo que se ahorra energía eléctrica. Ambos equipos son apropiados. Sin embargo, puede que el radiador de aceite sea una mejor opción.

 

Q9: ¿Qué gasta menos, un radiador de aceite o estufa de butano?

En este caso se deben analizar varias consideraciones que están relacionadas con la eficiencia, potencia, capacidad para emitir calor y coste inicial. A simple vista, una estufa de butano puede ser la alternativa más costosa. Las estufas tienen un precio elevado, pero el consumo es eficiente a razón del calor que emiten. Por otro lado, los radiadores de aceite son más económicos, pero tardan en calentar los espacios, con un proceso lento y no tienen la misma eficiencia en espacios grandes. De modo que si no se analiza la eficiencia, un radiador de aceite gasta menos.

 

Q10: ¿Qué es mejor, un radiador de aceite o aire acondicionado?

Son equipos distintos y con funciones diferenciadas. Aunque hay modelos de aires acondicionados que tienen función de calefacción, no están diseñados para ese fin, sino para emitir frescura y frío. Por su parte, los radiadores de aceite están fabricados para emitir calor, haciendo las estancias y habitaciones más cálidas.

Por ello, un radiador de aceite suele ser más eficiente a razón de rendimiento. Sin embargo, en ambos casos debe analizarse la temperatura externa. Si está por debajo de los cinco grados, las bombas de calor no serán eficaces para la calefacción por su bajo rendimiento. Si está entre cinco y siete grados, es apropiado utilizar un AA.

 

Q11: ¿Qué hacer cuando el radiador de aceite no funciona?

Puede haber varios motivos que llevan a que un radiador de aceite deje de funcionar. Una es el tiempo de uso, así como la falta de mantenimiento. En cualquier caso, lo conveniente es revisar el mecanismo. De acuerdo a la marca, estando apagado y frío el radiador, puedes retirar el panel de la estructura quitando un par de tornillos, para dejar expuestas las conexiones y así revisar que estén correctamente conectadas.

Si tras la verificación sigue presentando fallas, lo conveniente es que se encargue un técnico especialista. En muchos casos, la mejor opción es comprar un nuevo equipo, ya que es más barato que el arreglo del antiguo.  

 

 

 

Cómo utilizar un radiador de aceite

 

Para hacer más cómodas las estancias y habitaciones del hogar en los días de frío extremo es necesario encender la calefacción o activar el radiador de aceite, para que inicie el proceso de calentamiento de los espacios de forma progresiva. Aunque son equipos de uso cotidiano, a continuación te daremos algunos consejos sobre cómo utilizar un radiador de aceite para sacar mayor provecho a su potencia y disfrutar de una mejor temperatura.

 

 

Revisa el equipo

En primer lugar, es necesario revisar el equipo, sacarlo de la caja y revisar toda su estructura de forma minuciosa en busca de posibles fugas de aceite o imperfecciones que puedan llevar a un mal funcionamiento. Para esto, revisa el cable, los paneles e interruptores. Cuando hayas acabado, coloca el radiador en una superficie plana. Si posee un instructivo, léelo y cerciórate de que tenga un funcionamiento regular.

 

Selecciona un sitio para conectar

Seguidamente, es necesario hacer la selección del espacio donde se colocará el radiador de aceite. Como estos equipos no requieren de instalaciones complejas, sólo es necesario que se busque una habitación abierta a otros espacios y se debe  localizar un punto con una toma de corriente desocupada para poder conectar el radiador.

 

Conecta el radiador de aceite

Una vez que hayas seleccionado el lugar, lleva el radiador hasta él, ya sea deslizándose o cargándolo, pero en cualquier caso, es importante que se mantenga estable. Colócalo frente a la toma de corriente y extiende el cable de alimentación. Con cuidado, toma el cable con las manos, tocando solo la parte con cubierta de plástico e introduce el enchufe en la toma de corriente, haciendo un poco de presión hasta que quede completamente introducido.

 

Retira los objetos de alrededor

Es necesario que se retiren todos los objetos que están alrededor del radiador de aceite, sobretodo los que están directamente al frente. Lo conveniente es guardar un espacio prudencial de al menos 50 cm entre el equipo y el resto de elementos del hogar. Además, es importante que se retire cualquier material inflamable. Esto con la finalidad de reducir los riesgos e incrementar la acción calefactora del equipo, para que el calor se distribuya de forma progresiva, sin encontrarse con bloques que absorban el calor.

 

 

Enciende el radiador de aceite

Una vez que se hayan retirado los muebles y demás mobiliarios de alrededor, es necesario encender el equipo. Para ello, presiona el botón o interruptor hacia el lado de On y espera que la luz indicadora se encienda. Seguidamente, ajusta el termostato, seleccionando un nivel para la potencia del calor y espera que comience a calentar. Tras unos minutos la sensación térmica cambiará. De acuerdo a las necesidades, se puede subir o bajar la potencia a lo largo del día.

 

Limpia y desconecta el radiador

Una vez que hayas terminado de utilizar el radiador de aceite, lo conveniente es que se apague a través del interruptor y luego se desconecte para evitar consumos innecesarios de energía. Además, se recomienda que se haga una limpieza periódica para eliminar el polvo.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...