Cómo organizar una mudanza fácilmente y sin tanto estrés

Última actualización: 23.04.24

 

Mudarse puede ser una de las experiencias más emocionantes. Pero, también, puede convertirse en un verdadero reto. El objetivo al final del proceso es lograr que el nuevo destino se sienta como un hogar. Pero no hay que preocuparse demasiado, con ciertos consejos todo puede estar bajo control. 

 

Sentir que te quiebras la cabeza mientras te preguntas cómo preparar una mudanza puede ser lo que más te agobie mientras asimilas que dejarás el lugar que hasta ahora has llamado hogar. El proceso no tiene que quitarte el sueño, piensa que nadie nace sabiendo cómo mudarse de casa, pero es algo que con algunos consejos podrás enfrentar sin mayor problema. 

Trata de conservar las fuerzas y la ilusión. Piensa que mudarse, en realidad, puede ser algo gratificante y divertido, una oportunidad ideal para renovarse. 

 

¿Quién asumirá la mudanza? 

Lo primero que deberás decidir es si vas a asumir el proceso por tu cuenta o prefieres confiar en alguna empresa experta en este tema. Para dar respuesta a tal pregunta conviene que evalúes el tiempo que tienes disponible para organizarlo todo. 

Si durante el periodo previo a la mudanza tendrás que trabajar a tiempo completo es probable que la organización se complique y las pocas horas que te quedan libres no sean suficientes para realizarlo sin ayuda. No te preocupes, puedes pedir un presupuesto en sitios como mudanzas nacionales, que compara las tarifas de múltiples empresas dedicadas a proporcionar dicho servicio. 

Si decides hacerlo por tu cuenta, aún tienes como alternativa echar mano de amigos y familiares, que podrían simplificar el proceso si lo tienes todo claro y cada minuto se aprovecha al máximo. 

 

Paso a paso para organizar la mudanza

Más que hacer una lista de cosas para mudarse vamos a ir definiendo los puntos a tener en cuenta. Esto te ayudará a tener el control de todo el proceso. Así, podrás encargarte de ellos poco a poco y todo irá tomando forma de manera automática. 

 

Solo lo más importante 

Si te preguntas cómo hacer una mudanza organizada y fácil, nuestra recomendación es que reduzcas la cantidad de cosas que llegarán a tu nuevo hogar. Todos tenemos en casa ese electrodoméstico que nunca utilizamos, el trasto que prometía ser una maravilla y no sirvió, etc. De igual manera, están las prendas de ropa que llevamos más de un año sin utilizar, los objetos decorativos que ya no nos gustan y algunos artículos de cuidado personal que adquirimos y no cubrieron nuestras expectativas. 

Todo esto, forma parte de lo que deberás descartar, sólo implica un esfuerzo extra de tu parte y no obtendrás mayor beneficio. En su lugar, puedes donarlos o regalarlos a alguien que sí los quiera. Si cuentas con un poco más de tiempo, hasta podrías organizar una venta de garage y ganar algún dinero extra. 

También, resulta conveniente echar un vistazo a la despensa y productos perecederos, si hay algo que está próximo a caducar es mejor utilizarlo y reducir la cantidad de latas y botes de comida que se tendrán que transportar. 

 

Avisa sobre tu cambio de residencia 

Lo mejor es que antes de mudarte avises al banco y canceles algunos servicios que tenías contratados en tu antiguo hogar, como el teléfono fijo, etc. Estamos seguros que no querrás que tu correspondencia llegue al lugar equivocado o que se te realicen cargos por un servicio del que ya no disfrutas más. 

 

El embalaje 

Entre los mejores consejos para mudanzas están aquellos que te ayudarán a embalar de forma correcta tus pertenencias. 

Consigue suficientes cajas, bolsas, rotuladores, etiquetas adhesivas y otros materiales de embalaje, como papel periódico, burbujas de plástico, etc. Es

indispensable que todo llegue en perfectas condiciones y eso solo puedes asegurarlo si cada cosa se guarda correctamente. En este contexto, podemos decir que para lograr hacer una mudanza organizada, deberás poner especial atención a los consejos para embalar. 

Aquí tienes una lista de las recomendaciones de los expertos en mudanzas. 

● Consigue cajas de tamaño pequeño y mediano, ya que son más fáciles de mover y manipular. De hecho, uno de los peores errores es conseguir cajas enormes, para que todo se almacene dentro. Esto puede significar que tales cajas no quepan por las puertas y que no seas capaz de moverlas sin hacer un esfuerzo considerable, lo cual te dejará exhausto al final. 

● Secciona el embalaje y hazlo en base a las habitaciones y dormitorios.

● Tómate el tiempo necesario para rotular qué hay en cada caja y, de ser posible, pon algún identificador en cada lado de la caja. Créelo, lo agradecerás al ver una enorme montaña de cajas iguales a las cuales no puedes darles la vuelta para encontrar el lado con la señalización. Además, con este sistema, al llegar a tu nueva casa podrás llevar las cosas directamente a su destino. 

● Separa los objetos de valor sentimental y prepáralos para transportarlos personalmente, en el caso de haber contratado un servicio de mudanza.

● En bolsas grandes puedes colocar la ropa y las prendas de cama. Antes de cerrarlas puedes extraerles el aire con un aspirador y utilizar cinta adhesiva para sellarlas. 

● Si tienes tapetes o alfombras no deben doblarse, es mejor enrollarlos. Podrían servir para evitar que los muebles choquen entre sí mientras son transportados. 

● No utilices cinta para fijar los cajones en sus correspondientes muebles. En su lugar, utiliza plástico de embalaje y asegúrate de proteger las esquinas del mueble con cartón. 

Haz las maletas

Puede que adaptarte a tu nuevo hogar y tener todo listo y en su lugar te tome un poco de tiempo. Sin embargo, si no puedes concentrarte en esto, porque debes presentarte a trabajar, puede ser muy útil hacer unas maletas con la ropa que podrías utilizar durante una semana. La maleta incluirá varios cambios de ropa completos, incluyendo ropa interior y zapatos. Esto te dará un respiro de varios días y te permitirá ir poco a poco, sin estresarte demasiado. 

 

Permisos adicionales 

Algo que muchos olvidan es considerar si el camión de la mudanza necesitará un permiso para estacionarse frente a tu nuevo hogar. Esto suele requerirse cuando te mudas a un departamento en una zona con mucho tráfico. Asegúrate de haber analizado este requisito. 

Esperamos que con estos consejos tengas más ideas acerca de cómo hacer una mudanza sin morir en el intento. 

En otros temas, si tu próximo lugar de residencia no tiene calefacción y se acerca el invierno, puedes echar un vistazo a nuestra selección de estufas de leña; se trata de un sistema eficiente para elevar la temperatura y no afectará tu factura de energía eléctrica. 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS