Conoce los distintos sistemas para tener agua caliente

 

Estamos tratando de elegir un sistema de producción de agua caliente para instalar en nuestro nuevo apartamento pero no terminamos de tomar una decisión. Mientras mi esposa prefiere un práctico y moderno termo eléctrico, yo prefiero un poderoso calentador de gas, sin embargo, aún estamos analizando los pros y contras de las calderas. Por lo visto, tardaremos una semana más en decidir. Menos mal que podemos seguir algunas recomendaciones básicas que nos ayudarán a tomar la mejor decisión, permitiéndonos hacer una elección correcta.

A la hora de querer elegir un nuevo sistema de producción de agua caliente que funcione de manera eficiente y adecuada en tu vivienda, ante tantas opciones, resulta normal que tengas tus dudas sobre cuál es el mejor modelo según tus necesidades. Lo primero que tienes que hacer es aprender las diferencias entre cada sistema, así como conocer cuáles son tus necesidades específicas, el lugar donde va a estar instalado el aparato y del tipo de vivienda que tengas, ya sea una casa unifamiliar o un edificio residencial.

En principio, debemos conocer la diferencia principal entre una caldera, un calentador de gas y un termo eléctrico. Por un lado, las calderas funcionan para alimentar la calefacción de tu hogar en general, mientras que, por otro lado, los termos eléctricos y calentadores de gas únicamente tienen la función de calentar agua para distintos usos, como tomar una ducha, lavar la ropa o los platos, entre otros. Del mismo modo, existe una gran diferencia entre los termos y los calentadores de agua, aunque ambos funcionan exclusivamente para producir agua caliente y es que los termos son alimentados por energía eléctrica, mientras que los calentadores utilizan gas para calentar el agua.

A continuación, se explica más en detalle el funcionamiento de cada uno de los sistemas de producción de agua caliente, de manera que puedas tomar una decisión acorde a tus necesidades.

 

Las calderas

En primer lugar, mencionaremos a las calderas, de las cuales existen distintos sistemas. Algunos modelos generan agua caliente al instante de manera similar a los calentadores de agua, mientras que otros modelos funcionan calentando previamente una cantidad de agua que se encuentra almacenada en un tanque en su interior para luego alimentar con dicha agua caliente a todo el sistema que involucra los radiadores, suelo radiante, además de producir agua caliente sanitaria.

 

 

En general, las calderas se clasifican en tres grandes tipos: las calderas mixtas instantáneas, las cuales generan agua según la necesidad de usuario y que actualmente son los modelos más habituales en las viviendas y los más similares a los calentadores de agua. Por otro lado, existen las calderas mixtas con acumulador, las cuales incorporan un práctico acumulador que calienta el agua para poder tenerla disponible en cualquier momento que lo necesites, por lo que cuentan con un funcionamiento parecido al de los termos eléctricos, a la vez que obtiene unas prestaciones similares a las mixtas instantáneas.

En tercer lugar se encuentran los modelos que son únicamente calefacción, ya que no calientan agua por sí mismos, por lo que, si quieres que cumplan con esa función, necesitarás incorporar un acumulador adicional, adquirido de manera independiente. En cuanto a sus dimensiones, tradicionalmente las calderas miden aproximadamente 80 cm de alto y 40 cm de ancho, sin embargo, esta característica puede variar según el fabricante.

 

Los calentadores

Ahora bien, en cuanto a los calentadores, son aparatos que se encargan de generar agua caliente servida gracias a un sistema que, mediante la combustión de gas, calienta el agua fría que viene de la red y pasa por un serpentín que se calienta, elevando la temperatura del agua. En general son aparatos que funcionan de manera similar a las calderas, pero a diferencia de ellas, no almacenan agua en su interior. La principal característica de estos modelos es que calientan, de forma continua, una cantidad ilimitada de agua mientras el grifo esté abierto. Sin embargo, hay que estar atento a la cantidad de litros por minuto de agua caliente que produce el calentador, ya que cada modelo ofrece un límite diferente.

Podrás elegir modelos que producen entre 5 a 15 litros de agua por minuto, pudiendo también encontrar calentadores más poderosos, con aproximadamente 18 a 24 litros por minuto. Es importante conocer el número de personas que viven en tu casa y la cantidad de puntos de distribución de agua caliente que tienes, como por ejemplo, los baños y la cocina, para poder calcular la cantidad estimada de litros por minuto que necesitas en tu hogar para que todos puedan disfrutar de agua caliente.

 

 

Los termos eléctricos

Por último, los termos eléctricos funcionan calentando, mediante una resistencia eléctrica, una cantidad determinada de agua que se encuentra acumulada en el interior de un tanque interno a la espera de quien necesite agua caliente. A diferencia de los otros sistemas de calentamiento del agua, con los termos eléctricos tendrás que esperar un tiempo determinado mientras la resistencia calienta el agua, por lo que no es un modelo práctico si necesitas agua caliente al instante, a menos que ya se encuentre previamente almacenada y calentada. A diferencia de los dos modelos anteriores, algunos termos eléctricos se pueden instalar tanto vertical como horizontalmente, lo que les añade un punto en versatilidad a estos modelos.

De los tres sistemas para calentar el agua más utilizados, los termos eléctricos son los menos eficientes energéticamente hablando, ya que, al utilizar una resistencia eléctrica con consumo alto para realizar su tarea, pueden llegar a consumir hasta 2.500 vatios aproximadamente, según la capacidad del termo. Además, estos aparatos funcionan con un tiempo de recuperación aproximado de 1 a 2 horas, por lo que se recomienda elegir muy bien la capacidad del termo eléctrico, ya que tendrás que esperar esa cantidad de tiempo cada vez que se vacíe el tanque. Además, en el mercado podrás encontrar modelos con capacidad desde los 50 litros hasta más de 300 litros, teniendo en cuenta que para una familia de cuatro personas, un termo de 100 litros es la opción ideal. Aquí puedes encontrar una lista de los mejores termos eléctricos.

En conclusión, conociendo el funcionamiento de cada aparato, podrás tener una idea del sistema de calentador de agua ideal para ti, lo que va a depender directamente de tus necesidades, ya que cada modelo tiene sus pros y contras. Piensa muy bien en qué lugar lo vas a instalar, así como el recurso energético que quieres utilizar, antes de elegir entre una caldera, un calentador o un termo eléctrico, de manera que no tengas que hacer ninguna modificación ni obra innecesaria a última hora.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...