¿Cómo vaciar un termo eléctrico?

Última actualización: 27.06.22

 

Mantener los artefactos en el hogar funcionando correctamente es una buena forma de alargar su tiempo de vida útil. Sin embargo, aparatos como los termos eléctricos pueden pasar desapercibidos hasta que es demasiado tarde. Saber cómo vaciarlos y descalcificarlos es una buena forma de conservarlos en buen estado.

 

Los termos eléctricos no parecen artefactos de mucha importancia en los calurosos días de verano, cuando lo que realmente necesitas es una buena ducha de agua fría que logre refrescarte y hacerte olvidar el calor. Sin embargo, cuando llega la temporada de invierno, y con ella vienen las bajas temperaturas, un baño de agua tibia parece ser la solución a todos los problemas que puedas tener. Para estos momentos, un termo eléctrico es, en muchos casos, la mejor opción.

Debido a esto, es necesario hacer todo lo posible para que este artefacto se mantenga siempre en buen estado para que pueda seguir ofreciendo un buen funcionamiento. Por esa razón, muchos recomiendan purgar el termo eléctrico al menos una vez al año, para eliminar toda la suciedad que pueda encontrarse en el fondo de este, como la cal y diferentes tipos de sedimentos.

Para poder hacerlo, es necesario vaciarlo por completo, incluyendo purgar el aire del termo eléctrico, pues es la única manera de limpiarlo y verificar todos los componentes internos de este artefacto tan práctico, para alargar su vida útil sin necesidad de comprar un modelo nuevo.

Sin embargo, para poder realizar el mantenimiento, primero debes tener conocimiento sobre cuál es el procedimiento a realizar. Por lo tanto, aquí podrás aprender un poco sobre este proceso y cómo realizarlo en casa, sin necesidad de pagarle a un tercero para que lo haga por ti.

¿Cómo se vacía un termo eléctrico?

Para poder limpiar un termo eléctrico es completamente necesario vaciar el aparato de todo el líquido que posee. De igual forma, si deseas desmontar el termo eléctrico y reemplazarlo, es imposible saltarse el vaciado, pues hacer el desmontaje de un termo lleno de agua es algo realmente peligroso.

A pesar de que muchas personas creen que vaciar un termo es un proceso difícil, en realidad realizar el proceso solo necesita de paciencia y un par de herramientas para facilitar el trabajo. Mientras sigas los pasos, no hay riesgos.

Antes de comenzar, busca una llave inglesa y un par de cubetas.

  1.   Desconecta el artefacto de la corriente eléctrica

Este es un paso estándar cuando se necesita interactuar con aparatos eléctricos, sin embargo, merece la pena recordarlo siempre, especialmente en este caso, pues estos termos utilizan agua y electricidad para funcionar; es decir, dos elementos que juntos pueden ser bastante peligrosos.

En caso de que el producto esté conectado directamente a un tomacorriente, simplemente desenchúfalo. Sin embargo, si el termo se encuentra conectado a la instalación eléctrica de tu hogar, entonces debes bajar el interruptor general.

  1.   Cierra la llave de agua correspondiente

Mientras la llave de agua continúe estando abierta va a ser imposible realizar el vaciado, pues el artefacto seguirá llenándose cada segundo y nuestro esfuerzo habrá sido en vano.  Por lo tanto, localiza la llave de paso de agua del termo eléctrico y procede a cerrarla.

Esta llave puede encontrarse en el mismo termo, sin embargo, algunos modelos no cuentan con esta pieza, por lo que puede ser necesario cerrar la llave de agua de la vivienda.

  1.   Abre algunos grifos

Para permitir el vaciado, es necesario abrir uno o dos grifos de agua caliente para que el termo pueda drenar todo el líquido.

Preferiblemente, abre las llaves que se localicen más abajo. Después, deja que el agua corra por un buen rato.

  1.   Prepara los cubos

En la parte inferior del artefacto lograrás encontrar los latiguillos para termo eléctrico, los cuales son tubos flexibles de plástico revestidos con acero inoxidable.

Para continuar con el proceso, será necesario colocar ambos cubos justo debajo de estas piezas y, ayudándote con la llave inglesa, deberás aflojar el latiguillo encontrado en la entrada de agua fría. Este se reconoce por estar marcado con el color azul.

En caso de que tu termo eléctrico cuente con una llave de paso, simplemente deberás abrirla para dejar correr el agua. El líquido empezará a caer, por lo que te conviene tener los cubos en su lugar y evitar mojar el suelo.

  1.   Encárgate de la entrada de agua caliente

Después de un tiempo, notarás que ya no corre más agua caliente de los grifos que previamente has abierto. En este momento, usa la llave inglesa para mover el latiguillo rojo y aflójalo.

Al hacer esto, saldrá un poco de agua por este lugar y entrará aire al depósito, lo cual hará que se expulse todo el resto de líquido por el extremo frío que ya ha sido aflojado.

Cuando ya no salga agua por ningún grifo, ni por las llaves de agua, entonces podrás cambiar el termo eléctrico por otro o continuar la limpieza del tuyo, mediante una descalficicación.

¿Cómo descalcificar el artefacto?

Después del vaciado, esto deberás hacer para descalificar el artefacto y prevenir una avería en el termo eléctrico.

  1.   Desmontar la resistencia eléctrica y el ánodo

Bajo la cubierta del termo lograrás encontrar la placa accesible, donde se encuentra la resistencia y el ánodo.

Desmonta la placa y limpia el depósito inferior, donde encontrarás los sedimentos y limpia. Puedes ayudarte con un producto de limpieza antical que no sea corrosivo y un cepillo metálico.

Si notas que el ánodo está desgastado, cámbialo.

  1.   Recolocar todo

Al terminar con el vaciado, la limpieza de la resistencia y haber verificado el ánodo, coloca todo nuevamente en su lugar.

Después de esto, ya puedes empezar abrir las llaves de paso nuevamente, conectar el termo eléctrico y esperar a que este se llene para disfrutar de una deliciosa ducha.

Recuerda que realizar estos procesos no solo extenderán la vida útil del artefacto, sino también logrará que ahorres dinero, pues el consumo eléctrico será menor si el termo está completamente limpio y funcional.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS