El calentador pierde agua. ¿Qué hacer para evitar esto?

Última actualización: 16.01.21

 

Cada noche, después de entrenar, me encanta tomar una ducha de agua tibia para relajar el cuerpo, pero esto sería muy difícil de hacer si no contase con algún sistema que me ayude a calentar el agua. Sin embargo, antes de elegir el que tengo ahora, tuve que investigar sobre las diferencias entre los termos eléctricos y las calderas de gas, ya que cada sistema tiene sus pros y sus contras. Particularmente, los termos eléctricos son los que frecuentan más problemas de goteo de agua, por lo que hay que estar muy pendiente de su uso y mantenimiento, ya que además, podrás contribuir con el medio ambiente al darles un uso eficiente.

Si a ti te ha pasado igual que a mí, entonces ya te habrás preguntado si es normal que tu calentador gotee y por qué lo hace. Si en ocasiones, después de utilizar el agua caliente, notas que el termo pierde agua, sobre todo si anteriormente no ha goteado, deberás hacer una revisión a la válvula de seguridad, ya que de tener una avería, se corre el riesgo de dañar el termo de agua. Por esto, es importante que conozcas qué es y para qué sirve una válvula de seguridad o de alivio.

Todos los calentadores que hay en el mercado incorporan esta válvula de seguridad, ya que su función es aliviar la presión de los termos mediante el goteo y proteger el calentador de una repentina explosión por exceso de presión. Además, esta válvula evita el retorno del agua caliente que está almacenada en el interior del termo a la tubería de agua fría.

Es importante conocer el funcionamiento de la válvula para que puedas garantizar un uso eficiente de tu calentador de agua, para evitar de esta manera cualquier despilfarro, ya sea de agua o de energía eléctrica. En un principio, una válvula de seguridad consiste en un tapón que evita el escape de agua manteniéndolo cerrado gracias a un resorte, el cual va liberando el tapón que deja fluir el agua, a medida de que la presión interna va superando la presión del resorte y, luego, cuando ya ha escapado suficiente agua, la presión vuelve a disminuir, regresando el tapón a su posición inicial nuevamente. En cualquier caso, si ves que la válvula de seguridad gotea demasiado, es probable que esté dañada, ya que, normalmente y según el uso que les des, estas válvulas pueden durar hasta dos años. Además, son piezas muy fáciles de cambiar, por lo que en rara ocasión necesitarás llamar a un técnico para que te ayude.

Es muy recomendable utilizar el calentador de agua a una temperatura ecológica y que no esté muy elevada, de manera que no genere mucha presión, prolongando su vida útil. Por otro lado, si notas que la válvula está goteando con el termo apagado, lo más probable es que se trate de un excedente de presión en la red, por lo que, en muchas ocasiones será necesario instalar un reductor de presión, sobre todo si la presión de la red de la casa supera los 3.5 bares, lo que abre la válvula produciendo el goteo.

Además, si el calentador de agua gotea estando encendido, puede tratarse de que el dispositivo está calentando más de la cuenta, por lo que una solución rápida y práctica es tan sólo abrir la llave de agua caliente que hará que a medida de que sale el agua del tanque, va entrando por otro lado agua fría, lo que, a la vez que baja la temperatura del agua en el tanque, reduce la presión interna, por lo que deja de gotear inmediatamente.

 

cómo cambiar válvula termo - unasensacionperfecta.es

 

De ninguna manera deberás retirar esta válvula para evitar goteos, ya que corras el riesgo de que el termo explote en cualquier momento, debido a que no tendrá ningún control ni indicador de presión, lo que resulta siendo extremadamente peligroso. Por esto, hacer el reemplazo de esta pieza en particular es muy sencillo.

Primero, deberás cerrar el agua para evitar un mayor derrame. Luego, deberás desenroscar la válvula y el flexible, cuidando de tener unos respectivos recipientes en la parte de abajo que te ayuden a recoger la poca cantidad de agua que en ocasiones queda almacenada en las mangueras y la válvula. Luego, procede a colocar la nueva válvula en su lugar junto con el flexible y deja que se llene de agua, abriendo el grifo de agua caliente para que salga el aire del interior del tanque hasta el momento en que veas que empieza a salir agua normalmente por ese grifo. Desde ese momento, tu termo ya estará purgado sin aire dentro.

Hay otro tipo de goteo que te podrás encontrar cuando utilizas los termos eléctricos que es el goteo a través de la brida o porta resistencias, que es la tapa inferior del termo eléctrico, a la cual van ancladas varias piezas, como el ánodo que evita la acumulación de cal en el calentador y la resistencia. En este caso, lo más recomendable es cambiar todo el conjunto de piezas integradas a la brida.

Por último, en algunas ocasiones puede que notes un goteo y tras buscar atenta y detalladamente su procedencia no des con él. En este caso, ten en cuenta que los termos eléctricos son aparatos a los que se les debe dedicar una atención particular, ya que pueden presentar problemas de corrosión debido al constante contacto con el agua, sobre todo si el ánodo nunca ha sido reemplazado, ya que su mal funcionamiento hará que la corrosión afecte la estructura del equipo gravemente, obligándote a cambiar el termo por completo en caso de que se perfore por alguna parte debido al óxido. Para evitar este tipo de problemas, se recomienda realizar por lo menos una inspección anual con la que puedas revisar el estado de ánodo.

 

Soluciones para eliminar el goteo del agua del termo calentador

 

Un calentador es un equipo que se instala en los hogares y que sirve para calentar el agua que posteriormente saldrá de los grifos de agua del cuarto de baño, lavavajillas, entre otras áreas que estén conectadas al sistema.

Hay diferentes tipos de calentadores, entre ellos los que funcionan a gas. En estos modelos, no hay manera de que existan fugas de agua porque esta no entra en contacto con dichos equipos. Por otro lado, si se trata de una caldera de agua, es probable que sí haya un escape de agua, que puede ser pequeño o grande, pero que a la larga se traduce en una cantidad importante y un derroche innecesario del vital líquido.

El bote de agua de las calderas se puede generar por varios motivos. Uno de ellos y, el más común, se produce por las averías en las tuberías, malos engranajes o por la válvula de expansión, que se encarga de regular la presión de la salida del agua por seguridad.

Si el problema del goteo se genera por la presión del agua, la solución es sencilla: solo se requiere canalizar la fuga, para que no acarree problemas adicionales en el hogar. Es bien sabido que el agua es vida, pero al mismo tiempo el agua puede generar problemas de mayor índole. Este elemento natural puede oxidar algunas piezas de metal, así como dañar la madera que no está curada. Asimismo, su estancamiento puede producir pozos que incentivan la proliferación de alimañas. Por ello, un bote de agua es un problema en todos los términos. Aunque parezca poco, cada gota cuenta y va sumando. Si el bote es mayor, se puede presentar incluso un gasto más elevado en la factura del servicio.

Los problemas de goteo tienden a presentarse en mayor medida en los calentadores o termos eléctricos, es decir, aquellos que usan la energía eléctrica para calentar el agua en el interior. Hay problemas de fugas de agua que se presentan de forma recurrente.

En los termos eléctricos suele ser más habitual la pérdida de agua que en las calderas de gas. El motivo del goteo es difícil de precisar, ya que la avería puede variar de acuerdo al tipo, tiempo de uso, presión de agua, entre otros aspectos.

Uno de los casos más comunes que hacen que se presente el goteo de agua suele estar enfocado en la brida colocada en la válvula de seguridad. También, puede ser un problema que se presenta en la estructura del termo. De acuerdo al bote y al origen de este goteo permanente de agua, la solución varía. En algunos casos, puede resolverse de forma rápida y sencilla ajustando un par de piezas. En otros, será necesaria la ayuda de algún técnico especializado y, en el peor de los escenarios, la avería puede ser de tipo estructural y profunda, por lo que es requerido el cambio total del termo.

 

 

Goteo generado por la válvula de seguridad

Este caso es uno de los orígenes de fuga de agua que mayormente se presenta en los termos calentadores. El origen puede estar dado por una pérdida de agua en la válvula de seguridad. Las preguntas son: ¿por qué se genera este bote permanente de agua?, ¿está  estropeado el termo?, ¿hay solución?, ¿está dañada la válvula?

Hay una respuesta para todas estas preguntas. En primer lugar, el goteo puede generarse porque la presión de agua en el interior del termo es demasiado alta. Debido a esto, la caldera comienza a dejar salir agua en forma de un goteo permanente, como un mecanismo de seguridad.

Esta podría ser una situación peligrosa, pues si la presión interna del agua es muy alta, el termo podría llegar a explotar para liberar la presión de agua, ocasionando un accidente con riesgo de lesión para quienes estén cerca del equipo. Esta situación tiende a presentarse cuando en los domicilios u hogares hay un aumento del caudal de agua o un exceso en la presión de las tuberías. Si esto ocurre, no todo está perdido, pues hay varias soluciones.

Uno de las formas de subsanar la falla es haciendo una instalación adicional de un desagüe que aleje estas pérdidas de agua. En este caso, se trata de una solución a corto plazo. Ahora bien, si se busca una solución a largo plazo, es necesario que se haga una inversión y se instale una válvula que reduzca la presión del agua en el sistema de tuberías del hogar.

Goteo generado por la brida

La brida es la tapa que va en la parte inferior del termo calentador de agua, donde se anclan diversas piezas de las estructura del aparato. De modo que si el goteo se genera por la brida, la solución suele ser sencilla. Una de las formas más comunes de solventar el inconveniente técnico es sustituyendo el ánodo, para reducir las posibilidades de que la cal se acumule en el termo.

Además, los técnicos y expertos en calentadores de agua recomiendan que también se cambien otros elementos, como la resistencia y la brida. Con esta sustitución, el problema debería detenerse, ya que el trío de piezas tiende a ser un conjunto y al cambiarlo se elimina el foco central del problema. Si el goteo persiste, puede ser un problema estructural mayor.

 

 

Goteo en otra zona del termo

Si el origen del goteo de agua no proviene de las dos zonas anteriores, entonces puede estar generado en cualquier parte de la estructura del termo bajo la superficie. En este tipo de aparatos eléctricos, es necesario cuidar los efectos negativos de la corrosión. Si el ánodo no se cambia de forma frecuente o se hace un mantenimiento, hay una alta probabilidad de que se estropee la estructura del aparato. De modo que si alguna zona de la estructura tiene agujeros, la solución debe ser radical, siendo necesario cambiar el termo, porque este tipo de problemas estructurales no puede repararse.

En estos casos, lo recomendado siempre será la previsión. Por ello, lo más apto es hacer una revisión y mantenimiento anual para verificar la condición del ánodo. De preferencia, el usuario debe acudir al servicio técnico oficial.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments