El termo eléctrico no calienta

Última actualización: 27.06.22

 

Uno de los problemas más comunes de los termos eléctricos es que no logran calentar bien el agua y, en ciertos casos, simplemente no calientan. Esto puede darse por muchas causas y determinar la correcta es necesario para poder solventar el problema de forma adecuada y conservar el artefacto en buen estado.

 

Los termos eléctricos, por regla general, son artefactos robustos que poseen una vida útil bastante larga, para evitar que tengas que hacer reparaciones constantes o un cambio de aparato después de poco tiempo.

No obstante, como todo producto, estos aparatos no están exentos de fallar y de desgastarse con el tiempo, por lo tanto, es necesario siempre estar atentos a cualquier defecto que pueda presentarse, pues podría ser el momento de reparar el termo eléctrico.

Por ejemplo, uno de los problemas más frecuentes que suscitan con este tipo de artefactos es que los termos no logran calentar el agua correctamente y, si el termo de agua eléctrico no calienta, entonces no hay manera de disfrutar de él. 

Son muchas las partes de un termo eléctrico, por eso, aunque el problema sea el mismo: “que no calienta el agua de forma adecuada”, la razón tras dicha situación puede variar. Por lo tanto, es necesario entender cómo funciona un termo eléctrico y cuáles son las posibles causas tras este molesto problema, que es más frecuente de lo que podemos pensar.

 

¿De qué manera trabaja un termo eléctrico?

Como previamente fue mencionado, los termos eléctricos cuentan con una variedad de componentes que, al trabajar en conjunto, permiten almacenar una cantidad determinada de agua dentro de sus depósitos y subir su temperatura para que tu hogar cuente con un suministro de agua caliente. La cantidad de agua que puede almacenarse varía dependiendo del modelo, y elegir uno de ellos dependerá del número de personas que vivan en tu hogar.

Estos termos poseen una resistencia eléctrica en su interior y, cuando el agua alcanza la temperatura correcta que marca el termostato, este se apaga y el líquido se mantiene dentro del termo hasta que se use.

El termostato cuenta con una diferencia de algunos grados, por lo que, si este detecta que el agua almacenada ya ha bajado su temperatura, entonces volverá a encenderse para calentarla de nuevo.

Otros modelos modernos tienen funciones programables que permiten que el agua se caliente a horarios determinados, evitando gastar más electricidad de la cuenta.

¿Qué puede estar causando las fallas en el calentamiento del agua?

Ahora que sabes cómo funciona un termo eléctrico, entonces será más sencillo entender por qué puede estar fallando el aparato. Por lo tanto, antes de cambiar el termo eléctrico por otro, vale la pena comprender el problema y hacer la reparación correspondiente. Recuerda que, si no tienes conocimientos sobre este tipo de procedimientos, es mejor contratar a un profesional en la materia.

  1.   El termo eléctrico tiene un exceso de cal

Si el suministro de agua que recibe el termo eléctrico es muy calcáreo, los sedimentos se asentarán en la parte inferior del artefacto y esto afectará a la resistencia.

Estos residuos, después de un tiempo, pueden impedir que dicha pieza trabaje correctamente y, por esa razón, podrás notar que el agua no logra calentarse como antes o que simplemente no calienta.

Purgar el termo eléctrico es una manera no tan difícil de limpiarlo y descalcificarlo. De ser este el problema, después de vaciar el termo eléctrico y darle mantenimiento podrás volver a disfrutar de agua caliente.

  1.   La resistencia se ha dañado

Si a pesar de una buena limpieza, el termo eléctrico aún no logra calentar, entonces es posible que la resistencia se haya dañado y necesites adquirir una nueva para poder utilizar el artefacto.

Muchas veces la resistencia está defectuosa pero sigue operativa y el agua, a pesar de no estar completamente caliente, logra mantenerse tibia. Hay quienes continúan usando el termo así, lo cual es extremadamente peligroso, por lo que, si tienes problemas con la temperatura, es mejor no utilizar el artefacto hasta descubrir qué está fallando.

Desconecta el termo, accede a la placa de este cuando se encuentre vacío, desconecta todos los conectores de la pieza y utiliza un multímetro para probar la continuidad. Si compruebas que la pieza se dañó, llama a un profesional, pues cambiar la resistencia del termo eléctrico puede ser un proceso delicado.

  1.   Poco suministro de agua

Muchas veces es posible que no haya ningún problema con el termo eléctrico, sino con el suministro de agua del hogar.

Si el líquido fluye con poca presión o simplemente no hay agua, entonces el termo no tendrá nada para calentar. En estos casos vale la pena abrir los grifos y ver si ha cambiado el flujo de agua.

Podría tratarse de un problema en las tuberías o simplemente de alguna situación momentánea con el proveedor de agua, como reparaciones que se estén realizando, por ejemplo.

  1.   Sobrecalentamiento

La mayoría de los modelos modernos, por seguridad, cuentan con un termostato que previene que el agua se sobrecaliente, lo cual es bastante peligroso.

Esta pieza es conocida coloquialmente como el botón de reset del termo eléctrico y, cuando el aparato siente que el agua va a sobrepasar la temperatura máxima, este botón “salta” y apaga inmediatamente el artefacto para prevenir problemas.

Para reparar esto, es necesario abrir la tapa en la que se encuentra la pieza y verificar que el botón esté hacia afuera, lo cual prueba que ha saltado. Será necesario pulsarlo para que vuelva a funcionar.

Es posible que esto haya pasado solo una vez por casualidad, pero mantente atento por si sucede en una segunda ocasión. En estos casos, se está hablando de un cortocircuito u otra avería, por lo que es mejor mantenerlo apagado y llamar a alguien capacitado para resolver el problema.

Estas son las causas más comunes tras un termo eléctrico que no calienta, por lo tanto, vale la pena tenerlas en cuenta. Es necesario recordar que, si tu artefacto es nuevo, seguramente cuenta con garantía y, si este es el caso, entonces es mucho mejor que las reparaciones y revisiones las haga la compañía fabricante.

Si no es posible, recuerda que es mejor llamar a un profesional antes de interactuar con un artefacto eléctrico del cual no tienes conocimiento. Procede solamente si ya tienes experiencia con estos aparatos y sigue en todo momento las medidas de seguridad requeridas para interactuar con ellos.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS