¿Cómo limpiar un plato de ducha de resina?

Última actualización: 27.01.22

 

El plato de ducha es un equipamiento imprescindible en el baño, ya que es la superficie sobre la que nos paramos mientras nos duchamos. Su principal función es recoger el agua y transportarla a la tubería de evacuación de aguas residuales. Sin embargo, puede ensuciarse mucho con el uso constante, por lo que es importante saber limpiar el plato de ducha de forma sencilla.

 

Entre los materiales de fabricación de los platos de ducha destacan el acrílico, la piedra natural y las resinas sintéticas. Aunque el acrílico y la cerámica son los más baratos, la resina ofrece diferentes ventajas en cuanto a diseño, durabilidad y resistencia al impacto. Además, este tipo de material puede imitar el mármol y el granito, lo que favorece su atractivo. Sin embargo, la vida útil de este tipo de plato para la ducha depende de su limpieza y cuidado. Por esta razón, te ofrecemos algunos consejos para mantener la resina en buen estado.

 

Mantenimiento rutinario de platos de ducha de resina

Una limpieza regular del plato de ducha puede ayudar a conservar la resina. En este sentido, lo más recomendable es lavar con agua limpia después de cada uso. De esta manera, es posible eliminar los restos de jabón que con el tiempo pueden producir un color amarillento, crear manchas y opacar el material. También, el enjuague constante ayuda a limpiar la cal de la ducha para mayor durabilidad del plato.

 

Vinagre blanco y agua

Si te preguntas cómo quitar la cal de la ducha de forma natural, este consejo es para ti, sobre todo si se ha acumulado en el plato de resina. En este caso, puedes usar un vaso de vinagre blanco diluido en medio litro de agua. Una vez hecha la solución, solo tienes que rociarla sobre la resina y dejarla actuar por unos minutos antes de aclarar, para finalmente limpiar el plato de ducha de resina con un paño.

Ahora bien, para prevenir las manchas de cal, la mejor solución es instalar un descalcificador de agua en tu hogar, sobre todo si vives en una región en donde el agua está muy cargada de piedra caliza.

 

Agua y jabón de lavar platos

Además del enjuague con agua limpia, es apropiado usar una esponja no abrasiva empapada con agua jabonosa. De este modo, puedes remover suciedades y evitar arañazos en la superficie de la resina. Asimismo, un jabón de pH neutro es la opción más segura para realizar la limpieza, como el jabón líquido de lavar la vajilla, ya que este no daña la resina.

¿Cómo eliminar las manchas difíciles en el plato de ducha de resina?

Si te enfrentas a manchas rebeldes en tu plato de ducha de resina, entonces puedes usar otros métodos de limpieza más potentes. En este sentido, es recomendable que revises algunos consejos respecto a cómo limpiar el plato de ducha de resina de una forma más profunda.

1. Polvo de piedra de arcilla

Solo tienes que diluir un poco de polvo de piedra de arcilla en agua hasta crear una especie de pasta. Después, debes aplicarla sobre la superficie y remover con una esponja no abrasiva. Al finalizar, es necesario lavar el plato de ducha de resina con abundante agua y secar.

2. Cristales de soda o limón

Para este método, debes usar un litro de agua caliente, una taza de cristales de soda y medio vaso de vinagre blanco. Ahora, solo tienes que mezclar los ingredientes en ese orden y aplicar la mezcla sobre el plato de ducha. En caso de que no dispongas de cristales de soda, el limón puede ser una buena alternativa, debido a su propiedad ácida. En este sentido, es necesario cortar el limón por la mitad y frotar el área cortada sobre la superficie del plato. En cualquier caso, tienes que dejar actuar la solución durante algunos minutos antes de aclarar con agua. 

Por otro lado, es bueno saber que estos métodos de limpieza pueden aplicarse en el caso de platos de ducha de resina, pero también en platos de esmalte o acrílico, ya que se trata de procedimientos naturales y efectivos en la remoción de manchas y suciedades.

No obstante, es importante mencionar que en cuanto a la decoloración del plato, este es un proceso natural de la propia resina que es irremediable. En este caso, solo puedes retrasar el efecto con el mantenimiento, pero en algún punto hay que cambiar el plato por uno nuevo si deseas conservar la estética en el baño.

¿Cómo eliminar la obstrucción del desagüe en el plato de resina?

Para limpiar a fondo el plato de ducha, es necesario eliminar las posibles obstrucciones en el desagüe y suciedades incrustadas en la superficie, ya sea a causa de la acumulación de cabello, productos grasos para la piel, cal o restos muy grandes de jabón.

En este sentido, debes verter un litro de agua hirviendo justo en el agujero del desagüe y sobre la superficie de la resina. Inmediatamente después, tienes que agregar bicarbonato de sodio y vinagre blanco, lo que producirá una reacción química que ayudará a desincrustar la suciedad y a destapar el desagüe. Este procedimiento puede ser realizado de forma periódica sin necesidad de que el plato acumule grandes cantidades de suciedad, lo que ayuda a prevenir las obstrucciones y favorece el flujo de aguas residuales.

En conclusión, una de las preocupaciones más comunes de las personas es la limpieza de los platos de resina, no solo por una cuestión de conservar su estética, sino por garantizar la higiene en los diferentes espacios, ya que al estar en contacto constante con la humedad, son especialmente sensibles a la proliferación de moho y microorganismos.

Por esta razón, es muy importante ser constante en el mantenimiento de las superficies de tu baño. Además, estos procedimientos de limpieza pueden resultar muy útiles en otras superficies del hogar, como el fregadero, la bañera, el lavabo y el inodoro.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS