Evita enchufar tu calefactor eléctrico a una regleta

Última actualización: 16.10.19

 

Los calefactores eléctricos son de mucha utilidad, sobre todo cuando llega el invierno, y algunas familias optan por adquirir y utilizar algún sistema de calefacción portátil como un calentador o radiador eléctrico. Estos aparatos son una gran alternativa a la hora de necesitar calentar la temperatura de la habitación, ya que ofrecen un buen funcionamiento y una gran velocidad de calentamiento. Sin embargo, se recomienda tener mucho cuidado, ya que estos dispositivos generan una cantidad peligrosa de energía, por lo que se advierte que estos aparatos no se deben conectar en una regleta de alimentación.

Los calefactores eléctricos no pueden controlar altos flujos de corriente, pudiendo llegar a sobrecalentarse y, en el peor de los casos, pueden llegar a generar un incendio, causado por un flujo de energía extra. Por este motivo, se recomienda enchufar estos dispositivos únicamente a una toma de corriente en la pared. Lo que sucede al conectar uno de estos dispositivos a un cable de extensión o regleta es que la corriente del calefactor es tan alta que provoca un cortocircuito.

En pocas palabras, el riesgo de conectar un radiador a una regleta recae en que estos aparatos eléctricos suelen sobrecargar la regleta, por muy buena que sea la marca, debido a su gran nivel de potencia y consumo. Por lo tanto, estos aparatos generan una gran acumulación de calor en la misma regleta, pudiendo en un caso extremo causar un incendio.

En tal sentido y por iniciativa del cuerpo de bomberos de los Estados Unidos, se ha hecho un llamamiento a la ciudadanía, compartiendo imágenes de alerta, vía online, con las que muestran lo que puede suceder cuando una extensión o regleta se calienta demasiado, de manera que se tomen ciertas precauciones a la hora de utilizar algún radiador.

De hecho, un estudio realizado por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos apunta que más de 25.000 incendios son a raíz de los distintos tipos de calefactores y radiadores portátiles. Cabe destacar que la cantidad de muertes causadas por estos incendios se aproximan a los 300 fallecidos.

Principalmente, hay que tener en cuenta que el riesgo de incendio es muy alto, sobre todo cuando se enchufa más de un aparato eléctrico en una misma regleta, de los cuales uno es el calefactor o radiador portátil. Sin embargo, existe una gran cantidad de trucos y recomendaciones que podemos seguir, de manera que logremos evitar el frío causado por las bajas temperaturas, ya sea por la llegada de invierno o porque la zona donde vives de por sí requiere el uso de un calefactor en casa.

 

 

Cómo utilizar un calefactor o radiador portátil correctamente

De manera que puedas evitar un susto al utilizar tu radiador portátil favorito, te recomendamos seguir una serie de consejos básicos y sencillos para que así puedas garantizar un funcionamiento correcto y fuera de cualquier tipo de riesgo o peligro, garantizando de esta forma el bienestar de las personas que vayan a hacer uso de este dispositivo.

Antes de que hayas comprado tu nuevo y mejor calefactor portátil, lo primero que debes hacer es cerciorarte de que el dispositivo que estás eligiendo tenga todos sus sistemas de seguridad al día y funcionando, entre los que se encuentra comúnmente la protección contra sobre calentamiento, el cual funciona casi igual que la protección contra cortocircuitos, la cual detiene el funcionamiento del radiador automáticamente en caso de que supere una temperatura límite o algún que componente se queme debido a la alta temperatura, provocando un corto en el circuito.

Además, algunos de estos electrodomésticos cuentan con otro sistema de seguridad muy útil es la protección contra caídas, el cual apaga el calefactor en caso de que sufra una inclinación repentina.

Una recomendación básica, si quieres elegir un calefactor portátil que te brinde una gran eficiencia, es que el dispositivo cuente con un termostato, que te ayude a evitar el desperdicio de energía y te permita controlar y ajustar la temperatura deseada dentro de una habitación. Utilizando un termostato, también lograrás evitar un posible sobrecalentamiento dentro de la habitación.

 

 

Es importante, para poder evitar gastar una cantidad muy elevada de dinero en tu nuevo calefactor, elegir un modelo acorde a las dimensiones de la habitación en donde lo pienses colocar, por lo que te recomendamos evitar un calefactor de gran tamaño, ya que estarás más propenso a un accidente, debido a que en el interior de la habitación alcanzará temperaturas altas muy peligrosas.

Gracias a su portabilidad, te resultará fácil colocar este tipo de dispositivos en cualquier lugar, por lo que no tendrás excusa para colocarlo en una mesa bien nivelada que se encuentre alejada del camino de las personas que puedan estar caminando cerca del punto donde está instalado el radiador. En este sentido, se debe mantener este aparato alejado de los niños y de las mascotas.

Del mismo modo, evita colocar estos dispositivos cerca de materiales u objetos inflamables o que por lo menos sean susceptibles ante el fuego, prendiéndose con mucha facilidad, como por ejemplo, unos libros o unas cortinas. Por lo tanto, nunca te olvides de apagar e incluso desenchufar por completo estos aparatos en cuanto los dejes de utilizar. Además, evita por todos los medios quedarte dormido con un calefactor o radiador eléctrico portátil encendido, a menos que cuente con una función de temporizador eficiente.

Te brindamos estos pequeños consejos para que puedas hacer un uso seguro de tu calefactor portátil y puedas evitar cualquier momento desagradable. Sobre todo, porque es bien conocido que estos aparatos se encuentran entre los electrodomésticos más utilizados en la actualidad y se encuentran entre los dispositivos que más potencia demandan, al igual que sucede con las planchas, un microondas o una freidora, entre otros.

Por esto se recomienda encarecidamente que cada aparato eléctrico vaya instalado en un enchufe independiente. Obviamente, esto se recomienda para evitar una sobrecarga en un solo enchufe, incluso si tu vivienda cuenta con una protección en contra de posibles e inesperadas sobrecargas, ya que no te debes fiar para garantizar estar fuera de cualquier tipo de peligro.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...