¿Cómo resolver la incompatibilidad al dormir en pareja?

Última actualización: 23.04.24

 

Dormir en pareja debería ser, según las películas y libros, lo mejor de este mundo. Sin embargo, cuando no es así, es necesario buscar maneras de lograr un mejor descanso que no impliquen dejar la relación atrás. Con estas pequeñas soluciones a problemas cotidianos lograrás el sueño reparador que tú y tu pareja tanto necesitan.

 

Dormir es uno de los mejores momentos en todo el día. Logras descansar y despojarte del estrés, te permite despertar con mucha energía para enfrentar un nuevo día y, además, pocas cosas se comparan a la relajación que obtienes al acostarte en una cómoda cama. Además de eso, tener un buen ritmo de sueño es necesario para nuestra salud. Esto nos mantiene enfocados, saludables psicológicamente y nos da una mejor rutina.

Dormir en pareja debería ser todo esto y mucho más. La mayoría de las veces lo es, pues la pareja obtiene todos los beneficios del dormir y, adicionalmente, ambos disfrutan de un momento romántico e íntimo que les hace tener una cercanía increíble. Nada debería perturbar tu sueño ni tampoco el de tu pareja. Sin embargo, ¿qué pasa cuando dormir al lado de tu persona amada no trae los beneficios que esperas? ¿Qué hacer cuando tu sueño se ve afectado por el descanso del otro? Es necesario hacer algunos cambios.

 

Incompatibilidad a la hora de dormir

Hay características únicas que cada uno de nosotros tenemos y nos diferencian del resto. La manera en la que hablamos, comemos y hasta dormimos influye en eso que nos hace ser quienes somos. Al momento de convivir con tu pareja, notarás que posee hábitos diferentes en distintos aspectos de la vida y, aunque esto no necesariamente debe ser negativo, muchas veces tampoco es positivo.

La mayoría de las veces, estas discrepancias suelen ser fáciles de manejar y también pueden cambiar, pero, en el caso del dormir, esto no es así. Nadie controla la manera en la que duerme y, si existe una incompatibilidad entre ambas personas, entonces no hay forma de modificar esto, solamente queda adaptarse a ella. 1 de cada 3 estadounidenses ha declarado que su pareja impacta negativamente su rutina de sueño, por lo tanto, si esto te pasa a ti, sabes que no es algo poco común.

Algunos aspectos problemáticos son los ronquidos frecuentes, el robo de la manta en el medio de la noche, constantes movimientos, falta de espacio, el uso de artefactos electrónicos para conciliar el sueño, etc. Sin embargo, es posible obtener una solución a todo, o a casi todo.

 

 

¿Cómo mejorar el descanso?

 

1) Controlando los ronquidos:

Los ronquidos, a pesar de que son bastante comunes, pueden perturbar el sueño de cualquiera si son muy fuertes.

Es normal que esto suceda esporádicamente, pero cuando es constante, es necesario hacer algo al respecto. Usar tiras nasales, dormir de lado o boca abajo, mantener una humedad adecuada y beber mucha agua pueden ser métodos de ayuda para minimizar la fuerza de los ronquidos.

 

2) Usando mantas separadas:

Dicen que compartir significa amar, sin embargo, a veces, es mejor no hacerlo. Es posible dormir con tu pareja sin necesidad de tener la misma manta o las mismas almohadas. De hecho, es más fácil conciliar el sueño si tienes una almohada y manta propia. Esto hará que tus movimientos afecten solo tu manta y no la de tu acompañante, y también evitarás que alguno se caiga de la almohada.

Sin embargo, si prefieres tener la misma manta y almohada que tu pareja, entonces intenta que ambos productos ofrezcan, aproximadamente, unos 30 a 50 cm de sobra a cada lado de la pareja. Así, sin importar cuánto te muevas, será más difícil incomodar al otro.

 

3) Obteniendo más espacio:

Muchos disfrutan de dormir abrazados pero, por otro lado, hay quienes no logran soportarlo, ya sea por el calor o por sentirse sofocados. La opción más sencilla es simplemente no tocarse mientras se duerme o poner una barrera de almohadas, pero, si esto no soluciona tu problema, dormir en una cama Queen o King te dará más espacio para moverte.

Para soluciones más drásticas, usar dos colchones individuales puede ser la solución para ti.

 

4) Adquiriendo un colchón viscoelástico:

Una persona, en promedio, se mueve unas 40 veces durante la noche. Imagínate cuánto más si se durmió estando agitada o si se siente incómoda. Es muy difícil no notar el movimiento de tu pareja cuando ambos están separados por pocos centímetros y también es complicado no sentirse frustrado por no poder dormir debido a ello.

Afortunadamente, es posible que dejes de notar estos constantes movimientos si posees un colchón adecuado para ayudarte con esto. Comprar el mejor colchón viscoelástico del momento podrá ahorrarte horas de insomnio, ya que la espuma de este tipo está diseñada para adaptarse al cuerpo de la persona y, después, tomar nuevamente su forma original.

Es decir, el colchón se ajusta a los movimientos de quien duerme y, además, logra absorber dichos cambios constantes de posiciones para evitar molestar a la otra persona.

 

 

5) Usando máscaras para dormir:

Que tu pareja necesite mantener la luz encendida, ver la televisión antes de dormir o leer un libro puede causar problemas, sin embargo, son hábitos tan difíciles de romper que es más sencillo no dormir nunca que esperar que tu pareja se duerma sin lo que necesita.

Para no tener que lidiar con la luz, una solución económica y sencilla es adquirir una máscara para dormir que bloquee la claridad y te permita descansar sin problemas.

 

6) Llegando a puntos medios:

Si tus hábitos de sueño no son completamente necesarios o pueden modificarse para no afectar tanto a tu pareja, intenta hablar con ella para llegar a un punto medio. La comunicación es importante y tanto la confianza entre ustedes como la calidad de sueño mejorarán.

 

7) Durmiendo separados:

Si a pesar de intentar todo, todavía no logran dormir juntos de forma cómoda, entonces la solución es dormir separados. Esto no os hará quereros menos y tampoco es algo malo, pues muchas personas lo hacen. Con tan solo hacer tiempo uno para el otro antes de dormirse e irse a diferentes camas o habitaciones, no debería haber ningún problema. De hecho, dormir bien puede dar las energías faltantes y la mente fuerte para quererse mucho más.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS