Claves para conseguir la humedad ideal en casa

Última actualización: 22.01.21

 

La humedad es conocida como la cantidad de vapor concentrada en la atmósfera o en un cuerpo. Este factor surge como el resultado de un proceso de ebullición, aplicado a cualquier tipo de líquido. De hecho, este fenómeno natural es completamente común, por lo que podemos encontrarlo en el interior de las viviendas.

 

La acumulación de humedad en los distintos espacios del hogar genera la condensación de vapor de agua en las paredes u objetos, lo que con el tiempo será el responsable de la aparición de moho y bacterias. Todo esto resulta perjudicial para la salud respiratoria de las personas y animales. Igualmente, el mobiliario y plantas podrían deteriorarse.

Por otra parte, la baja concentración de humedad en un espacio, también es contraproducente, ya que causa sequedad en la boca, garganta y cavidades nasales de las personas, lo que dificulta el proceso natural de respiración. 

En este sentido, podemos concluir que conseguir un nivel de humedad óptima en casa o en la oficina es fundamental para el bienestar de todos los que habitan en dichos inmuebles. Pero, ¿Qué provoca la humedad en casa? ¿Cómo medir la humedad? ¿Cuál es el volumen de humedad adecuado para un hogar? A continuación, respondemos estas interrogantes, para que obtengas un porcentaje de humedad saludable en casa.

 

¿Qué provoca la humedad en casa?

La humedad ambiental, también conocida como el vapor de agua concentrado en el aire de un entorno determinado, se encuentra presente en proporciones diferentes, según las condiciones de cada una de las estancias de los hogares.

Por ejemplo, cada ser humano produce diariamente un promedio de tres a cinco litros de vapor a través de la respiración. Esto se debe a que la persona inhala el oxígeno del entorno y exhala vapor de agua acompañado de anhídrido carbónico.

Este vapor incrementa la humedad y su generación dependerá de la alimentación, actividad física, edad y peso del individuo. En este sentido, en un hogar con cuatro integrantes, la humedad será mayor que en uno de dos personas. 

Asimismo, está el tema del vapor generado en el área de la cocina, cada vez que se lleva a cabo alguna preparación; en el baño, al encender el sistema de agua caliente; en el área de lavandería, al colgar la ropa para que se seque; al encender la calefacción o equipos de refrigeración, entre otras actividades.

En conclusión, la concentración de vapor variará significativamente durante el día, ya que no todas las personas estarán reunidas en una misma sala al mismo tiempo. De igual manera, no siempre se estará cocinando, lavando o utilizando los mismos electrodomésticos.

¿Cómo medir la humedad?

Medir humedad en casa es una tarea sencilla, para la que se requiere de la ayuda de un higrómetro, que es un instrumento de intuitiva manipulación y especialmente diseñado para mostrar qué cantidad de humedad hay en el aire de un espacio determinado. 

De hecho, actualmente existen muchos modelos digitales que caben en la palma de la mano. Asimismo, es posible descargar en la tablet o smartphone una aplicación de higrómetro, que resulta eficaz para realizar mediciones puntuales en las distintas estancias del hogar. 

Además, con estos dispositivos es posible registrar un histórico de las mediciones, para que puedas monitorear los grados de temperatura, volumen de humedad de la sala, el punto de rocío y la fecha de la medición. De esta manera, no tendrás que esperar a que aparezcan manchas en las paredes, mobiliario o textiles, para comenzar a tratar los problemas de humedad en el hogar.

 

¿Cuál es el volumen de humedad adecuado para un hogar?

Los expertos recomiendan que en los ambientes donde predomina el calor, conviene que la humedad sea elevada, mientras que durante la temporada de invierno, lo ideal es mantener los niveles de humedad bajos. Esto se debe a que cuando la humedad es baja, el agua tiende a evaporarse y el ambiente se enfría. Por su parte, al elevarse la humedad, el ambiente se satura de vapor y se crea el rocío, que difícilmente se evapora.

Así, teniendo en consideración dichos aspectos, la humedad recomendada para el interior de cualquier casa se encuentra establecida entre un rango de 50 a 60%, o de 40 a 70%. Sin embargo, se debe recordar que el exceso de humedad causa bacterias, moho y mal olor, mientras que la ausencia de humedad en un espacio genera sequedad y, por ende, el ambiente se torna un poco hostil para respirar.

3 claves para conseguir la humedad ideal en casa

Existen algunas técnicas claves que te permitirán conseguir la humedad relativa ideal de la casa en la que vives de una forma rápida y sencilla. Lo primero que debes hacer es realizar la medición del vapor de agua en las distintas estancias, lo que te permitirá conocer si el porcentaje es alto o bajo. Para ello, puedes usar un higrómetro digital o descargar una aplicación en tu smartphone. 

Igualmente, quienes tienen recién nacidos o niños pequeños en casa y desean saber si el clima de la zona en donde viven brinda las condiciones más óptimas para la salud del infante, les convendría no sólo tener entre los accesorios del pequeño el mejor termómetro para bebé, sino también algún tipo de dispositivo encargado de medir la humedad ambiental.

Precisada la temperatura de los espacios y el volumen de vapor, podrás comenzar a modelarlos, según sea el caso. En este sentido, si lo que necesitas es aprender cómo quitar la humedad de una habitación, entonces puedes usar un deshumidificador. Se trata de un equipo capaz de condensar el aire aspirado, con el propósito de convertirlo en estado líquido y recolectar el agua en un tanque incorporado. Así, devuelve al ambiente un aire fresco y sin humedad.

Sin embargo, a quienes experimentan la falta humedad, les interesará tener a mano alguno de los humidificadores presentes en el mercado, ya que mantienen el nivel de vapor en el aire, con el propósito de aliviar el malestar respiratorio causado por la sequedad. De hecho, son muchos los profesionales de la salud que recomiendan el humidificador para dormir.

En conclusión, si tu deseo es disfrutar de un hogar confortable no bastará con lograr establecer una temperatura ideal en casa, ya que también es preciso prestar atención a los niveles de humedad y poner en práctica medidas para controlarlos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments