Una pérgola de madera para cada necesidad

Última actualización: 16.10.19

 

Existen varias razones por las que conviene elegir la madera como elemento principal cuando se trata de adquirir soluciones arquitectónicas baratas como las pérgolas, ya que por lo general es un material que combina con cualquier decoración que tengas en el jardín, le aporta un aspecto elegante al lugar y crea ambientes naturales acogedores.

La madera permite una estructura resistente, pero fácil de instalar, por eso te presentamos algunas de las características más importantes que debemos tener en cuenta al momento de seleccionar una pérgola de madera, ya que existen muchos fabricantes que ofrecen una gran variedad de opciones, por lo que te pueden complicar la búsqueda.

 

Las pérgolas de madera según su diseño

Una de las principales inquietudes al escoger una pérgola de madera es precisamente su aspecto externo, por esta razón es muy importante definir qué estilo tiene tu jardín o patio, para que elijas una acorde con esa decoración. Podemos identificar al menos 4 tipos principales que revisaremos a continuación.

En primer lugar, están las pérgolas de madera con acabado rústico, que están indicadas para casas de campo y edificaciones antiguas. Por su estilo combinan con estructuras robustas en este caso, se trata de pilares muy gruesos con acabado natural, en algunos casos con madera tallada a mano, por lo que pueden tener un toque artístico adicional.

Por otra parte, hay modelos de estilo clásico, que no debe ser confundido con el anterior, ya que nos referimos a las pérgolas más populares, que tienen listones perpendiculares a las vigas, creando un techo abierto. Por esta razón, son utilizadas comúnmente para decorar jardines o terrazas y lo bueno es que combinan casi con cualquier tipo de decoración.

En caso de que te llamen la atención los ambientes románticos, te pueden interesar los pilares redondos y con figuras de flores, que también tienen un acabado más rústico y recuerdan otra época. Algunas parejas eligen este tipo de pérgolas para los matrimonios al aire libre, creando caminos techados con plantas trepadoras escogidas personalmente por los novios, para un resultado más original.

Pero si te inclinas más por las estructuras modernas, entonces puedes optar por combinaciones de materiales, por ejemplo, la madera con aluminio, que resulta ligero pero resistente a las diferentes condiciones atmosféricas. Estas pérgolas de última generación tienen líneas geométricas que crean ángulos rectos como característica principal de su diseño, pero también pueden incluir curvas muy sutiles en la parte superior. Asimismo, pueden ser de gran utilidad si estás remodelando tu casa o quieres agregar una pérgola a una fachada elegante y estilizada.

 

 

¿Qué tipo de madera debe tener una pérgola?

En líneas generales, las pérgolas de madera son fabricadas con procesos especiales para fortalecer su estructura, debido a que son utilizadas al aire libre y quedan expuestas a las condiciones atmosféricas. Sin embargo, es bueno conocer los diferentes tipos de madera que son utilizados en la elaboración de estos productos.

Entre las maderas llamadas blandas podemos encontrar cierta especies de pino, que resultan fáciles de trabajar, pero pueden ser más frágiles durante un verano muy intenso. De manera similar ocurre con el eucalipto, que es menos resistente a la humedad. Por el contrario, las maderas duras son más difíciles de moldear, por lo que tienen procesos más largos y pueden resultar caras en algunos casos, sin embargo, resisten mejor a todas las condiciones ambientales de lluvia y sol.

En algunas tiendas virtuales o físicas también te pueden preguntar si buscas una madera europea o americana. Esta última es literalmente traída de América, por lo que notarás que son pérgolas con un alto coste, entre estas están el maple y el nogal. Por otra parte, las maderas de Europa como el castaño y el fresno son muy buenas y permiten que las pérgolas sean más baratas.

Sin embargo, hay una opción todavía más resistente y cara, que es la madera laminada, utilizada para pérgolas muy grandes, brindando una gran estabilidad. Estas son conocidas también por su durabilidad.

 

Instalación

Independientemente del tipo de madera que tenga tu nueva pérgola, es bueno que te asegures de realizar una correcta instalación, sobre todo en el caso de hacer el montaje directamente en la tierra. Para esto es recomendable hacer pozos rellenos de hormigón, que permitan anclar los pilares de manera definitiva, permitiendo una vida útil más larga.

En lo que se refiere a la forma de instalación, también depende del diseño, ya que algunas están hechas para ser adosadas a una pared, por lo que solo tienes que incluir dos postes, mientras que la otra parte será sostenida por la casa. En cambio, las estructuras independientes tienen cuatro o más postes que debes anclar en el suelo, por lo que están indicadas para jardines abiertos.

 

 

Tamaño

Vale la pena tomar un tiempo para analizar el espacio y hacer mediciones antes de comprar una pérgola, ya que de esto dependerá su tamaño. Son muy populares las de 3 x 3 m, porque son pequeñas y fáciles de instalar. Pero también hay de 3 x 4 m y de 4 x 4 m. Incluso puedes encontrar unas mucho más grandes, pero que necesitan más de 4 pilares para poder sostenerlas correctamente. En algunos casos, es preferible adquirir varias pequeñas y elaborar un diseño original a la hora de ampliar una superficie habitable.

 

El mejor techo para tu pérgola de madera

Muchos de los modelos de madera no traen techo, lo que podría ser considerado una desventaja, pero también una oportunidad para instalar una protección personalizada según la necesidad, ya que cada zona tiene unas condiciones atmosféricas diferentes.

El policarbonato es una de las opciones más prácticas, ya que se trata de una lámina muy resistente a la lluvia y el sol, por lo que es un techo muy duradero. Además, es ligero y deja pasar la luz debido que el material es translúcido.

Por su parte, el toldo resulta una solución económica y puedes elegir entre uno fijo o plegable para que puedas dejar el techo al descubierto si es necesario. Sin embargo, también puedes crear el techo con cañizos, que combinan muy bien con la madera y son recomendables en jardines si quieres que todo luzca natural.

Recuerda que las plantas trepadoras siempre serán una opción para techar tu pérgola de madera, pero esto requiere una inversión constante de tiempo y dinero, puesto que necesita ciertos cuidados para mantener en buen estado los materiales. Asimismo, este techo natural protege de la luz, pero no de la lluvia.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...