Una nueva generación de calefactores “eco – eficientes” llega al mercado

Última actualización: 09.12.19

 

Las estufas de leña son una buena alternativa para calentar los distintos espacios de tu hogar durante la temporada de invierno, porque crean una atmósfera agradable y, dependiendo del modelo, podrás usarlas incluso para cocinar. Su popularidad es bastante marcada en muchos países, donde se aprovechan las llamas generadas por la incineración de los troncos de madera. Además, su coste es mucho más bajo que las estufas de gas o eléctricas, siendo generalmente considerado un equipo respetuoso del medio ambiente, por no generar emisiones de vapor tóxico o consumir grandes cantidades de energía.

Sin embargo, en los últimos años, esta teoría ha cambiado un poco debido a varios estudios realizados por institutos de la salud en distintas localidades, ofreciendo resultados desalentadores con respecto a la calidad del aire en los hogares en donde se emplea leña como fuente de alimentación de energía para sus estufas.

Todo esto ha desencadenado en un considerable porcentaje de afecciones respiratorias, por la constante inhalación del humo producido dentro de las estancias. Por ello, existe otro grupo de personas que están en desacuerdo con este tipo de calefacción, ya que además representa un marcado deterioro para el ambiente, al tener que talar un gran volumen de árboles con el fin de satisfacer la demanda durante los meses fríos del año.

En vista de esta situación, Héctor Becker, un investigador de origen chileno, se dio a la tarea de desarrollar un prototipo de estufa calefactora de leña, pero a diferencia de los modelos tradicionales esta requiere de hasta un 75% menos leños de madera para calentar el hogar e incluso ha logrado incrementar su eficiencia calórica al 95%.

El objetivo de Becker es dar paso a una nueva generación de calefactores eco – eficientes, cuya funcionalidad se enfoque en brindar un mayor nivel de calor para las habitaciones y satisfacer las necesidades de las personas, sin afectar su sistema respiratorio a causa del humo.

 

 

Acerca del inventor

Héctor Becker realizó sus estudios en la Universidad Libre de Bruselas, siendo pupilo de Ilya Prigogine, galardonado con el Premio Nobel en el año 1977. Actualmente, trabaja en el Departamento de Ingeniería en Maderas de la conocida Universidad del Bío Bío o UBB, donde ha llevado a cabo su investigación y posterior construcción de este innovador sistema de calefacción.

El investigador ha dedicado más de 40 años a la construcción de calderas de tipo industrial, lo que ratifica su larga trayectoria. A ello se suman sus sólidos conocimientos en termodinámica, que le han ayudado a mejorar lo que inició como un simple concepto originado en Alemania y que fue perfeccionado por él, tras tres años de arduo trabajo.

Gracias al ingenio de Becker, esta podría convertirse en una alternativa ecológica y económica que calentará los hogares de miles de personas durante el invierno, sin afectar su salud respiratoria.

 

¿Cómo funciona esta tecnología?

Hasta el momento, hemos hablado de una nueva propuesta de calderas eco – eficientes que se alimentan de biomasa y prometen remediar la problemática de los modelos convencionales, reduciendo el humo, producto de la incineración de la madera. Pero, ¿cómo funciona realmente este tipo de aparatos? ¿Se trata de una tecnología segura? ¿Qué los diferencia incluso de las mejores estufas de leña tradicionales?

Su funcionamiento es intuitivo, al igual que cualquier otro equipo de este tipo, pero la diferencia radica en el sistema interno. Normalmente, los fabricantes emplean para la elaboración de la cámara de combustión de los calefactores metales con revestimientos refractarios, que repelan rápidamente el calor generado por las brasas.

Este es un error que Becker corrigió, incorporando en su lugar una cámara catalítica y un sistema de 23 resistencias o tubos que, por el contrario a los modelos tradicionales, se encargan de aprovechar la radiación producida tras el proceso de quema de la madera.

En este sentido, se incrementa la eficiencia energética, calentando con mayor rapidez y por más tiempo las estancias. Así, se logra el uso de una menor cantidad de madera y se genera un volumen de aire caliente que puede llegar a alcanzar los dos metros cuadrados, con respecto a cada minuto de trabajo. Además, con este modelo podrás disfrutar de un nivel de calefacción de hasta 22 ºC.

Cómo puedes darte cuenta, se trata de un equipo completamente inofensivo para el ser humano, puesto que el propósito es ayudar a mejorar la calidad del aire que respiras mientras calientas tu hogar. De esta manera, podrás sobrellevar la temporada de invierno sin afectar tu salud o el ambiente.

Aclarando la interrogante de las diferencias entre este tipo de tecnología y la de otros modelos, haremos hincapié en las ventajas anteriormente mencionadas:

 

 

  • En primer lugar, obtendrás una significativa reducción de las emisiones de humo, que resultan bastante perjudiciales.
  • Se deteriorará con menos intensidad el pulmón vegetal de la ciudad en donde resides, ya que este tipo de estufas eco – eficientes implementan hasta cuatro veces menos troncos de madera con respecto a las convencionales.
  • Lograrás calentar rápidamente los espacios de tu hogar, puesto que la cámara de quemado posee un sistema de resistencias que, lejos de repeler el calor de las brasas, lo aprovecha para la obtención de una mayor eficiencia de funcionamiento.
  • Finalmente, esta tecnología aplicada ayuda a deshacerse de gases nocivos como el de creosota, ácido piroleñoso y el alquitrán. Estos agentes son bastante comunes en regiones con un alto nivel de contaminación a causa de la quema de leña, siendo el caso de las áreas al sur de Santiago de Chile.

La madera siempre ha sido un recurso renovable de fácil adquisición y con un bajo coste, que nos ha servido como combustible orgánico para alimentar diversos equipos de calefacción.

Sin lugar a duda, la tala desbordada puede afectar el medio ambiente, robándose este importante pulmón natural. Lo importante es usar la madera con mesura, promover la siembra de árboles y aprender cómo secar correctamente los leños. Recuerda que la humedad acumulada en ellos produce un mayor porcentaje de humo contaminante al quemar.

La reciente investigación de Becker ha demostrado que usando los medios adecuados podremos comenzar a dejar en el pasado los estigmas tras el uso de la leña y sus efectos perjudiciales para la salud.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (21 votos, media: 4.84 de 5)
Loading...