Todo lo que tienes que saber antes de instalar una pérgola

Última actualización: 16.10.19

 

Las pérgolas son estructuras funcionales y decorativas que generalmente se añaden a las terrazas o jardines de las casas, edificios o locales comerciales, con la intención de acondicionar un espacio al aire libre para el disfrute de las personas, de esta manera, dependiendo de su modelo, ofrecen protección contra el sol, viento, lluvia o nieve. Sin embargo, no todos los modelos pueden ser instalados en cualquier espacio, por lo que a continuación te explicamos algunas ideas básicas al respecto.

 

Consideraciones al instalar una pérgola

Si lo que buscas es la mejor pérgola, debes considerar tus necesidades y las condiciones del lugar antes de su instalación, como las dimensiones del lugar, el tipo de clima predominante y la estética del espacio, sin embargo, uno de los puntos más importantes y que pocas personas recuerdan es la normativa y permisos necesarios para su instalación, que suelen ir de acuerdo al tipo de comunidad donde la coloques.

En este sentido, es necesario obtener información en las instancias correspondientes, para que descubras si existe algún tipo de normativa legal que rija su instalación, ya sea comunitaria, local o gubernamental. Esto se debe a que construir una pérgola implica la modificación de la imagen del lugar, lo que sin duda altera la visión general de sus alrededores, por lo que es importante tener claro el tipo de zona, vecindario, propiedad privada, zona comercial, zona histórica, entre otras.

 

Espacios de instalación

En el caso de vivir en una comunidad o vecindario y querer instalar una pérgola, probablemente tendrás que consultar con la junta que rige las normas de convivencia y estética del lugar, ya que en la mayoría de los casos, estas comunidades siguen parámetros específicos de decoración exterior, por lo que seguramente la pérgola deberá seguir esos patrones para que sea permitida su instalación. En este sentido, te conviene revisar algunos de los modelos más populares antes de realizar una elección.

En lo que se refiere a la propiedad privada o vivienda particular, probablemente no sea necesario seguir ningún proceso de solicitud de permisos por ser un lugar independiente, sin embargo, lo recomendable es consultar con las autoridades locales para prevenir inconvenientes una vez que hayas invertido dinero en su instalación.

Asimismo, cuando hablamos de zonas comerciales como restaurantes, bares, hoteles y espacios históricos como plazas y parques, entonces el escenario es totalmente distinto, ya que probablemente sea obligatorio consultar con las autoridades de la localidad sobre los requisitos y trámites correspondientes para la obtención del permiso en caso de que su instalación sea viable.

 

 

En este sentido, habría que considerar aspectos como el libre tránsito de las personas, su seguridad y la estética del paisaje establecido en el lugar. No obstante, muchas veces es posible obtener el permiso para el uso de pérgolas desmontables con horarios específicos, de esta forma se evitan inconvenientes en la comunidad.

Sin embargo, los entendidos en el tema coinciden en que no existen normas claras que rijan la instalación de este tipo de estructuras, por lo que algunas personas se aprovechan de este hecho y tienden a ignorarlas para su beneficio, sin importar si afectan o no el paisaje y la convivencia entre los vecinos.

 

Tipos de pérgolas y su instalación

La pérgola de madera es una de las más populares entre los usuarios gracias a su estética y por ser un material bastante versátil, capaz de aportar calidez e intimidad a cualquier espacio, sea en estilo rústico o con un diseño moderno y vanguardista. En este sentido, debes saber que esta pérgola podría necesitar mayor trabajo al ensamblar y desmontar, por lo que podría ser recomendable para eventos puntuales o espacios privados. No obstante, si deseas colocarla de forma permanente y consigues todos los permisos necesarios, entonces debes saber que este tipo de pérgola requiere cuidados para conservarla en buen estado, como reforzar el barniz cada cierto tiempo, para brindar protección contra el sol, la lluvia y la humedad.

La pérgola de aluminio generalmente ofrece diseños más modernos que se adaptan a una infinidad de estilos, desde los más discretos hasta los más sofisticados. Sin embargo, muchas de estas pérgolas suelen tener una estructura muy ligera, para instalar y desinstalar fácilmente, por lo que pueden ser usadas en eventos y zonas comerciales. Además, tienen a su favor que necesitan poco o ningún mantenimiento y son resistentes al sol y a otros factores climáticos.

En cuanto a la pérgola de obra, se trata de una estructura fija, fabricada en cemento y ladrillo, que va unida a una parte de la casa, por lo que no podrá ser desmontada. En este sentido, es una estructura que requiere permisos obligatorios para instalar en la mayoría de los espacios. Por otro lado, ofrece la posibilidad de combinar materiales para crear una estructura arquitectónica diseñada según tus gustos y necesidades.

También es importante considerar que existe un tipo de pérgola de estructura plegable, que resulta mucho más práctica ya que ofrece la posibilidad de ser instalada y desinstalada en poco tiempo, por lo que es posible que no necesites de mucho papeleo para su instalación.

 

 

Razones para instalar una pérgola

La principal ventaja de una pérgola es la protección que ofrece contra el sol, así como contra las otras estaciones del año donde predominan la lluvia, nieve o viento. Esto podría ser un argumento válido a la hora de pedir los permisos requeridos para instalar en espacios públicos, por lo que es importante exponer principalmente sus beneficios y el plan de uso que deseas darle.

Por otro lado, para su instalación debes considerar en primer lugar la trayectoria del sol para que la pérgola pueda cumplir su función eficazmente, así como el tipo de techo y cubrimiento para las otras temporadas del año, en el caso de que tengas pensado instalar una pérgola de estructura fija.

En el vecindario ofrecen un espacio de intimidad, aunque sean de instalación exterior, porque te protegen de las miradas indiscretas de los vecinos o transeúntes, de esta forma son adecuadas para jardines, patios, terrazas y piscinas. Además, son estructuras decorativas, que le aportan un valor agregado al lugar donde las instales, de acuerdo a su estilo y diseño.

Vale la pena señalar que en las zonas comerciales y espacios públicos, su uso se incrementó después de la creación de la ley que prohíbe a las personas fumar en el interior de los locales, siendo una alternativa cómoda y acogedora para todas esas personas que se sienten excluidas de estos lugares debido al hábito de fumar.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...