¿Te atreves a fabricar un humidificador en casa? Sigue nuestros consejos

Última actualización: 21.05.19

 

Muchas veces pasamos por alto el nivel de humedad que hay dentro de una habitación, sin embargo, esto es un grave error, ya que una cantidad desproporcionada de humedad puede acarrearnos varios problemas a nuestra salud, por lo que es muy recomendable el uso de un humidificador en casa, de manera que garanticemos nuestro bienestar.

Sin embargo, según el país donde vivas y tu poder adquisitivo, la posibilidad de comprar uno de estos humidificadores puede variar. Por otro lado, si simplemente te consideras un manitas o buscas ahorrar un poco de dinero en una alternativa que tú mismo puedes fabricar con tus propias manos, qué mejor momento de buscar una solución a este tema antes de que llegue el invierno y aumenten las posibilidades de contraer alguna enfermedad respiratoria.

En primer lugar, es recomendable conocer cómo funcionan los humidificadores, sobre todo si quieres aventurarte a fabricar uno tú mismo y puedas garantizar un funcionamiento correcto. Los humidificadores son aparatos encargados de aumentar el nivel de humedad que hay en el ambiente, convirtiendo el agua que tiene contenida en vapor, por lo que se consigue de esta manera tener un ambiente más natural y sano.

Si te preguntas por qué se tiende a utilizar un humidificador en invierno en las viviendas, la respuesta es porque en esa época del año utilizamos mucho más la calefacción dentro de nuestras viviendas y ventilamos mucho menos el ambiente de nuestra casa, deshidratando el ambiente a niveles que llegan a ser peligrosos para nuestra salud, resultando contraproducentes para nuestras vías respiratorias, generándonos irritación de piel y garganta, entre otros.

Es importante saber que estudios previos han determinado que el nivel ideal de humedad dentro de una habitación es de 40 a 60% aproximadamente, por lo que si ya tienes a un hijo enfermo a causa de un nivel de humedad demasiado bajo, puedes seguir estos consejos. Lo primero que vas a querer hacer es aliviar los molestos síntomas del resfrío, por lo que se puede utilizar en ese momento un humidificador o vaporizador que ayude a humedecer el ambiente, haciendo que tu hijo vuelva a respirar mejor.

 

 

Otros métodos caseros para aumentar el nivel de humedad en casa

Existen métodos aplicados por muchas personas que buscan reducir al mínimo la inversión necesaria para fabricar uno de estos aparatos, por lo que siguen una serie de recomendaciones que son muy efectivas a la hora de tratar de nivelar el nivel de humedad de una habitación eficientemente, por lo que se recomienda aprovechar la época de invierno, que es cuando la ropa tarda más en secarse, para lavar a final del día y proceder a tender la ropa en el interior de la habitación, de manera que de noche el ambiente no esté tan seco, lo que a esa hora suele ser más incómodo, ya que no nos deja dormir bien.

Otra solución rápida y práctica a la falta

 de humedad dentro de una habitación es colocar algunos tipos de plantas, sobre todo las que suelen absorber más agua, ya que gracias a su sistema de transpiración, liberan esa agua en leves dosis y en forma de humedad, la cual viene 100% de la naturaleza, por lo que es muy saludable.

Sin embargo, si no cuentas con suficiente dinero para comprar un humidificador, o simplemente quieres divertirte un rato, la alternativa es fabricar un humidificador casero que te será muy funcional. Pero, antes de come

 

nzar, lo primero que debes hacer es conseguir una serie de componentes necesarios para llevar a cabo esta tarea, necesitando, entre otros, una vasija de algún material que sea resistente al fuego y una cantidad de agua suficiente, además de que deberás tener alguna fuente generadora de calor que va a potenciar el funcionamiento del humidificador casero que vas a fabricar.

 

 

 

 

Algunos humidificadores funcionan con frío y otros con calor

En términos generales, existen humidificadores que funcionan con vapor frío y otros modelos con vapor caliente, teniendo cada uno una serie de ventajas en comparación con el otro. Lo primero que debes hacer, para fabricar un humidificador de vapor caliente, es limpiar y desinfectar la vasija con mucho cuidado, lo que evitará la presencia de cualquier agente contaminante en la humedad que expulsará este modelo, reduciendo la posibilidad de que se acumulen hongos. De esta manera, cuando tengas la vasija totalmente limpia, llénala de agua de manera bondadosa, cuidando principalmente que no se desborde. Luego, coloca la vasija cerca de alguna fuente de calor considerable o, si tienes algún tipo de cocina eléctrica, puedes colocarla encima para que se caliente, siempre y cuando el material lo permita. Muchas personas, además, le colocan algunas hojas de hierbas naturales o alguna esencia, lo que le añade un exquisito y relajante aroma al ambiente.

Por otro lado, están los humidificadores caseros que funcionan al frío, los cuales consisten en una taza, jarra o vasija llena de agua a temperatura ambiente hasta la mitad, la cual se debe mantener fría, por lo que el material debe prolongar la baja temperatura, así como sucede con el aluminio. Dicho recipiente se debe colocar en un pequeño plato en el lugar o la habitación que quieras humidificar y, por último, utilizando guantes de protección, deberás agregar unos granos de hielo seco poco a poco, lo que liberará una gran cantidad de vapor frío.

Para finalizar, si necesitas hacer un humidificador casero para tu radiador, entonces deberás fabricar un pequeño recipiente que irá colgando del radiador, de manera que necesitarás, en primer lugar, buscar un recipiente de plástico, porcelana o barro, de manera que soporte las altas temperaturas. Necesitarás cortar el recipiente y forrarlo en caso de que quieras darle tu toque decorativo. En el cuello de la botella o parte superior de la vasija, deberás perforar dos agujeros por donde podrás pasar unos ganchos que se utilizarán para colgar el recipiente, por lo que deberá estar bien sujeto. Por último, llena el recipiente de agua y, si deseas, agrégale algunas gotas de esencias u hojas aromatizantes frescas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...