¿Cuál es el mejor sistema de calefacción?

Última actualización: 02.03.21

 

Las bajas temperaturas en la época de invierno pueden causar graves problemas en la salud. Por esta razón, hay que elegir un buen sistema de calefacción, pero para esto es necesario conocer las opciones disponibles en el mercado actual, de modo que podamos tomar una decisión más acertada.

 

Para obtener un descanso óptimo después de una larga jornada de trabajo, hay que tener un ambiente cálido, así como sillones y otros elementos que aporten comodidad. Por tal razón, son muchas las personas que invierten una importante cantidad de dinero en superficies de descanso, pero al realizar una gran inversión esperamos adquirir productos de calidad. En este sentido, vale mencionar que hemos encontrado de la marca Dormideo opiniones muy positivas por parte de los usuarios que han usado sus colchones, por lo que pueden ser una buena opción para tener habitaciones acogedoras.

Pero mantener el hogar caliente no es solo cuestión de comodidad. El frío acumulado en una casa mal climatizada puede provocar dolor en las extremidades, hipotermia e incluso infarto. En este sentido, según los estudios llevados a cabo por la fundación catalana Amigos de los Mayores, el frío causa más de 7.000 muertes al año en España. Esto afecta sobre todo a los miembros más vulnerables de las familias, que suelen ser los bebés, los ancianos y los enfermos crónicos. La institución ha informado que un 15 % de la población tiene problemas para mantener la casa caliente, de acuerdo a los datos suministrados por la Cátedra de Energía y Pobreza de la Universidad Pontificia Comillas.

Tener un sistema de calefacción implica un desembolso anual que ronda los 2.000 euros y algunas familias no tienen los recursos necesarios. Según un informe entregado en 2017 por la plataforma de reformas y reparaciones del hogar Habitissimo, en España existe un gran número de viviendas con sistemas de calefacción poco eficientes, donde la temperatura no es del todo correcta y el gasto de energía es desproporcionado. 

Claves para elegir un buen sistema de calefacción

Para librar con éxito la batalla contra el frío es necesario tener una buena climatización, sin embargo, cada casa tiene sus particularidades, por lo que es necesario un sistema de calefacción diferente dependiendo del tamaño del lugar, la distribución de las estancias, el clima de la zona, la orientación de la casa (norte, sur, este u oeste), el precio de la energía (gas, electricidad, etc) el tipo de aislamiento disponible, entre otras variables.

Es muy recomendable contratar personal técnico profesional para evaluar el espacio y determinar cuál es el sistema de calefacción más eficiente de acuerdo a las características de la casa. De esta forma, es posible calcular cuánta potencia es necesaria para alcanzar la temperatura adecuada, lo que permite una inversión más consciente de acuerdo a los requerimientos, el presupuesto disponible y los costes.

En cuanto al gasto de dinero que implica la instalación de calefacción, es bueno considerar las posibles modificaciones necesarias en términos de construcción, ya que esto puede ser determinante en el precio final. Algunos sistemas ameritan una inversión inicial considerable, mientras que en otros casos solo es necesario comprar los aparatos de calefacción. Además, es imprescindible tomar en cuenta qué tanto mantenimento necesitan.

Para saber cómo calentar una casa económicamente hay que proyectar el coste a corto, mediano y largo plazo. Muchas veces elegimos un sistema de calefacción práctico para no gastar demasiado en la instalación, pero termina siendo más caro en la factura de electricidad. Como podemos observar, no se trata de elegir un aparato de climatización porque está de moda o por recomendación del vecino, sino que la decisión debe ser producto de un análisis individual y profundo.

 

Principales tipos de calefacción

 

Caldera de gas y radiadores

Entre los tipos de calefacción, este es el más utilizado en España y otros países del mundo. Este sistema funciona con calderas de gas natural y permite obtener agua caliente sanitaria (ACS), pero también sirve para la calefacción al incluir radiadores de gas natural en distintos puntos del hogar. Se trata de un circuito de agua que pasa por toda la casa calentando todas las estancias de forma homogénea, por lo tanto, está recomendado para calentar casas grandes o pequeñas en zonas muy frías de las ciudades. No obstante, este tipo de calefacción de gas natural requiere un mantenimiento anual.

 

Aire acondicionado

Este sistema está entre los tipos de calefacción eléctrica más eficientes, ya que no consume demasiada energía gracias a un nuevo sistema llamado inverter, además, puede generar tanto calor como frío; por lo tanto, es útil durante el invierno y el verano. Asimismo, permite regular fácilmente la temperatura a través de un mando a distancia y no necesita demasiado mantenimiento. En definitiva, es uno de los sistemas de calefacción para viviendas unifamiliares más prácticos, no obstante, el aire que genera este sistema es bastante seco, de modo que puede causar incomodidad a personas con enfermedades respiratorias.

Calderas de gasoil

Estas calderas funcionan con gasóleo, por lo que son una buena alternativa a la calefacción eléctrica o gas. Sirven para generar agua caliente sanitaria y calentar el hogar al mismo tiempo. Lo bueno de este sistema es que resulta muy fácil de instalar y ofrece un gran rendimiento. En este sentido, está recomendado para zonas alejadas donde no hay otros servicios, por lo que podría ser el mejor sistema de calefacción para un chalet. 

 

Calderas eléctricas con radiadores

Si no sabes qué tipo de estufa eléctrica es más eficiente, podrían interesarte las calderas eléctricas, que logran calentar el agua mediante el uso de electricidad, de este modo, podemos evitar los peligros asociados a los gases y combustibles. Además, no es necesario realizar una instalación complicada y es un sistema compatible con radiadores y piso radiante.

 

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos de bajo consumo son equipos prácticos y algunas veces portátiles, que podemos llevar de una habitación a otra dependiendo del lugar que queremos calentar. Son seguros, eficientes y versátiles, pero solo sirven para calentar una zona de la casa a la vez.

 

Calefacción con biomasa

Esta es la alternativa tradicional que funciona con leña o pellets y sirve para calentar el hogar de manera uniforme. Una caldera de leña para radiadores requiere muchas veces realizar obras de construcción, ya que es necesario instalar un tubo para la salida del humo. Sin embargo, también es posible instalar una estufa de pellets en un piso, siempre que el edificio tenga salidas para extraer los gases de la combustión desde el piso hacia la cubierta.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments