Revitaliza tu cabello con los mejores aceites esenciales

Última actualización: 28.09.20

 

Los aceites esenciales se obtienen de muchas plantas y se han utilizado en la cosmética y medicina natural desde hace siglos, por las numerosas propiedades que pueden tener. Ahora bien, tener un cabello fuerte, brillante y bien nutrido es posible si se usan los aceites esenciales correctos en la rutina de belleza. 

 

Muchas veces asociamos el cuidado del cabello y cuero cabelludo con procesos estéticos o visitas a la peluquería. Pero, la verdad es que el cuero cabelludo es una parte importante del cuerpo, porque funciona como una barrera física de protección contra agentes ambientales y químicos con los que tenemos contacto diariamente. También ofrece protección inmunológica y aislamiento térmico natural. 

Por todo esto, el cuero cabelludo merece nuestra atención para ofrecerle cuidados regularmente que se notarán en la salud del cabello, reduciendo también la aparición de las antiestéticas escamas por la sequedad, hongos y otras afecciones que puede sufrir esta parte del cuerpo sin que nos demos cuenta. 

En el mercado de la cosmética podemos encontrar miles de productos, líneas completas de champús y tratamientos capilares que ofrecen maravillosas soluciones en poco tiempo. Sin embargo, preferir productos naturales te permitirá cuidar mejor del cuero cabelludo, evitando el uso de químicos y otros aditivos que a largo plazo pueden resultar perjudiciales. 

 

Tratamientos naturales para el cabello

Si hacemos una búsqueda sobre cosmética natural o tratamientos caseros para el cabello nos damos cuenta de que hay un elemento bastante común en las diferentes recetas y es el uso de aceites esenciales tan simples y básicos como el aceite de oliva, que la mayoría usamos en casa. Otros óleos como el de ricino, almendras y coco también son fáciles de conseguir y ofrecen varios propiedades para el cuidado del cabello. 

En este sentido es conveniente preguntarse ¿cuál es el mejor aceite esencial (puedes encontrar aquí unas opciones de compra) que podemos usar para hidratar el cuero cabelludo y fortalecer el crecimiento del cabello?. 

Pero, antes de responder esta pregunta es necesario destacar que una alimentación saludable también se refleja en la nutrición del cuero cabelludo y por ende en la vitalidad, brillo y fuerza del cabello. Por lo que no sirve de nada realizar muchos tratamientos capilares si no se tiene un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada.

Aceites esenciales para el cabello

Ahora bien, debemos destacar que los aceites esenciales tienen numerosas propiedades y la combinación adecuada de estos, así como una aplicación frecuente pueden traducirse en una melena brillante y saludable.

Entre los más usados con fines capilares están el aceite de oliva, de ricino, coco y almendras. A continuación resumimos sus beneficios para el cabello.

 

Aceite de oliva

La civilización egipcia fue quien descubrió los potentes beneficios del aceite de oliva para la nutrición del cabello. Entre sus propiedades podemos mencionar el contenido de vitamina E y polifenoles que funcionan como antioxidantes que protegen el cabello de agresiones externas y los daños del sol, reduciendo también el envejecimiento celular. 

De igual forma, también es rico en vitamina C, la cual favorece la producción de colágeno, por ende el cabello crece más grueso y fuerte. Definitivamente, con la aplicación directa del aceite de oliva en el cuero cabelludo y en el cabello se consigue un refuerzo en la estructura celular con el aporte adicional de lípidos y la lenta evaporación del agua.

Para los cabellos secos, el aceite de oliva aporta un alto nivel de hidratación y estos recuperan su humedad natural para verse más tonificados. Los cabellos encrespados también se benefician, pues la estructura molecular del aceite penetra en las fibras capilares reduciendo el encrespamiento. 

Con un masaje capilar podrás aplicar fácilmente el aceite de oliva, empezando por extender el óleo en todo el cuero cabelludo y poco a poco cubrir el resto del cabello para que penetre en las fibras capilares y sean absorbidos todos sus nutrientes.

En las puntas del cabello se debe aplicar con mayor delicadeza pero en buena cantidad, pues esta tiende a ser la parte más afectada. Con respecto a cuánto aceite deberás usar, esto dependerá del largo de tu cabello y lo maltratado que esté. 

Después de terminar el masaje, se aconseja dejarlo actuar por una hora, preferiblemente con el cabello recogido y envuelto en un gorro de baño. Posteriormente, se debe lavar el cabello bien para eliminar todo el aceite y evitar una sensación grasa. En caso de tener el cabello muy seco, se recomienda aplicar este tratamiento una vez a la semana y en poco tiempo notarás los cambios en tu melena.

Aceite de ricino 

El aceite de ricino por años se ha utilizado para revitalizar el cabello y como un coadyuvante en el tratamiento de la alopecia. Este potente óleo esencial es conocido por su alto contenido de ácidos grasos que pueden nutrir los poros y folículos capilares para fortalecer el cabello que nace.

Por otro lado, destacamos la protección que este aceite ofrece al cuero cabelludo por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas que evitan la proliferación de bacterias en el cabello.  

El uso regular de este aceite le dará mayor volumen y brillo a la melena, hará desaparecer la caspa así como tratar el cabello con puntas abiertas y tendencia quebradiza. Todo esto es posible gracias a la vitamina E, ácido ricinoleico y omega 3, 6 y 9 que contiene este aceite en su composición nutritiva. 

Para la aplicación de aceite de ricino, se recomienda lavar bien el cabello, preferiblemente con champú natural sin sales ni parabenos, aclararlo y dejarlo secar al aire unos cinco minutos. Con el cabello aún húmedo empieza a aplicar el aceite de ricino, si tu pelo tiende a ser seco debes hacerlo desde la raíz haciendo un masaje en todo el cuero cabelludo. Pero, si es graso, entonces es aconsejable aplicar el aceite desde la mitad del cabello hasta las puntas. 

Después de esto, envuelve el cabello y cúbrelo con un gorro de baño, dejándolo actuar de 15 a 20 minutos. Transcurrido este tiempo, aclara el cabello con agua tibia y lávalo nuevamente con champú.

 

Aceite de coco y almendras

El aceite extraído de estas frutas también se aprovecha como un tratamiento capilar muy eficiente. En primer lugar, el aceite de coco está compuesto de ácidos grasos y sustancias antioxidantes, por lo que su aplicación directa sobre el cabello es una buena alternativa para aprovechar todos sus beneficios revitalizando el cabello dañado.

En segundo lugar, el aceite de almendras también contiene un número importante de antioxidantes, así como un elevado contenido de proteínas, ácidos grasos y vitamina E. Este producto está en numerosas investigaciones por sus posibles efectos en el control de la alopecia, pero lo que sí está verificado es que proporciona protección solar al cabello, lo fortalece y ayuda a crecer más saludable. 

Ahora bien, queremos proponerte una receta simple y económica que puedes usar como tratamiento capilar una vez a la semana, sin preocuparte por reacciones alérgicas o efectos adversos. 

Para ello necesitarás dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de aceite de coco y una de aceite de almendras. Coloca todos los ingredientes en un recipiente y llévalo al fuego, déjalo entibiar brevemente y apaga el fuego.

Seguidamente podrás aplicarlo desde la raíz hasta las puntas, envuelve el cabello y déjalo actuar por una hora. Después de este tiempo, lava tu cabello con normalidad. 

Además, todas las noches antes de dormir puedes aplicar algunas gotas de aceite de ricino para masajear el cuero cabelludo y las puntas abiertas, dejándolo actuar toda la noche y lavando el cabello al día siguiente. Esto le dará más nutrición a tu melena, brillo y suavidad.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments