¿Qué es y cómo funciona un recuperador entálpico?

Última actualización: 06.12.21

 

Un recuperador entálpico permite mejorar la eficiencia dentro del sistema de climatización del hogar. Sin embargo, se trata de un equipo moderno, por lo que vale la pena analizar a fondo de qué se trata y cómo funciona, con el objetivo de decidir si vale la pena instalar uno en casa.

 

La calidad del aire dentro de la vivienda depende del sistema de ventilación. Tradicionalmente, se recomienda abrir las ventanas unos minutos al día para extraer el aire viciado y dejar entrar aire limpio. De esta forma, es posible evitar alergias y problemas respiratorios más graves. Además, la renovación del aire permite disminuir los niveles de dióxido de carbono (CO2) acumulado en las estancias, ya que en altas concentraciones este compuesto puede ser perjudicial para el ser humano.

Sin embargo, no siempre existen las condiciones necesarias para conseguir una buena ventilación natural. Por ejemplo, durante el invierno evitamos a toda costa abrir las ventanas para no perder la temperatura en el interior de la casa. Asimismo, en los edificios muy altos no es seguro abrir las ventanas en ninguna época del año, por lo tanto, es necesario contar con un sistema de ventilación. 

 

Beneficios de los recuperadores de calor

Lograr una ventilación eficiente en espacios interiores como edificios, locales comerciales y casas ya es posible en cualquier estación gracias a los recuperadores de calor. Estos equipos no solo son capaces de renovar el aire, sino que utilizan un sistema de intercambio térmico para preenfriar o precalentar el aire exterior, de modo que al ingresar nuevamente a la estancia, el sistema de climatización no tenga que gastar demasiada energía para mantener la temperatura interior adecuada.

Es bueno saber que este sistema también cuenta con un filtro para evitar la entrada de partículas y pequeños insectos. En este sentido, la ventilación con recuperador de calor se considera una solución más amable con el medio ambiente, pero al mismo tiempo permite mantener unas condiciones óptimas de salud y comodidad. Pero eso no es todo, también proporciona un mayor ahorro en la factura de electricidad. 

 

El tipo de energía recuperada

Los recuperadores de calor se clasifican según el tipo de energía recuperada, para esto es importante entender que existe el llamado calor sensible, que permite cambiar la temperatura pero no el estado (sólido, líquido, gaseoso). Por otro lado, está el calor latente, que puede provocar un cambio de estado, pero manteniendo la misma temperatura. En el caso de los recuperadores entálpicos, son capaces de recuperar tanto la energía sensible como la latente. 

Funcionamiento del recuperador de calor entálpico

En un sentido técnico, el funcionamiento de este sistema es bastante sencillo, por lo que no hace falta ser experto en diagramas entálpicos. Como hemos señalado, este equipo se encarga de recuperar parte de la energía del aire que ha sido climatizada en el interior de la vivienda, para aprovechar su temperatura y humedad a través de un intercambiador de aire. Este elemento es de gran importancia, ya que es el encargado de poner en contacto el aire que sale del interior con el que entra desde el exterior, pero sin necesidad de que el aire viciado se mezcle con el nuevo. 

 

Principales tipos de intercambiadores de calor

El tipo de intercambiador que tenga el equipo es fundamental para entender la eficiencia del recuperador de calor. Uno de los más utilizados por los fabricantes es el de flujos cruzados, donde los flujos de entrada y salida del aire se cruzan perpendicularmente en el interior del aparato, ofreciendo una eficiencia de 50 a 85% aproximadamente.

Por su parte, en el intercambiador de flujos paralelos, el caudal de aire de entrada circula paralelo y a contracorriente del aire de salida, aumentando de esta forma la superficie de intercambio y el tiempo, por lo que ofrece una mayor capacidad de recuperación de la temperatura, alcanzando así una eficiencia del 95%. 

También existe el intercambiador de tipo rotativo, que como su nombre lo indica, produce un movimiento rotativo para generar el intercambio de calor entre los flujos de entrada y salida. En este caso, unas celdas metálicas son calentadas por el flujo caliente. Gracias a la rotación del aparato, las celdas transmiten el calor al aire frío de entrada, logrando una eficiencia aproximada del 85%. 

 

¿Es obligatorio el uso de recuperadores de calor en España?

La instalación de recuperadores entálpicos en casas es opcional en España, al menos hasta el momento. Sin embargo, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) indica que si un edificio expulsa al exterior un caudal de aire superior a 0,5 m3/s por medios mecánicos, entonces debe recuperar la energía del aire expulsado. Esto significa que en un futuro cercano la mayoría de las edificaciones deberán incluir recuperadores de calor

Mantenimiento y cuidado de los recuperadores entálpicos

Si los sistemas de climatización con bombas de calor necesitan un mantenimiento periódico, podemos tener una idea de la importancia de limpiar a fondo los recuperadores entálpicos, ya que de otra manera su eficiencia se ve comprometida, sobre todo en cuanto a la capacidad de purificación del aire, poniendo en riesgo la salud de los habitantes del hogar. Esto puede ocasionar un gasto adicional en el servicio técnico, pero también es posible realizar el mantenimiento de forma doméstica, siguiendo las guías técnicas proporcionadas por los fabricantes.

Otra característica importante de estos equipos es que producen cierta cantidad de agua residual debido a la condensación, por lo que es necesario asegurarse de canalizar correctamente el agua  hacia el exterior para evitar exceso de humedad y daños en el propio recuperador. Sin embargo, no se trata de una instalación demasiado compleja.

En síntesis, podemos decir que el recuperador entálpico brinda diferentes beneficios en la climatización de hogares y locales comerciales, ayudando al mismo tiempo a la conservación del medio ambiente, pero también es un sistema que requiere ciertos cuidados para garantizar un funcionamiento óptimo y una larga vida útil, por lo que es importante evaluar sus pros y contras antes de tomar una decisión.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS