¿Quieres instalar placas solares en tu casa? Produce tu propia energía eléctrica y dile adiós a las grandes compañías de distribución.

Última actualización: 21.10.19

 

Gracias a la reducción en los costes de instalación de las placas solares y a la nueva legislación española que deja de sancionar al consumidor, ahora es posible disfrutar de este sistema alternativo en nuestros hogares o en las pequeñas y medianas empresas, sin tener que depender de una compañía distribuidora de electricidad.

 

En una jornada de charlas sobre el autoconsumo que se celebró en Extremadura, Mérida, se aclararon las dudas respecto a la producción de energía en los hogares y en las denominadas pymes, dejándose establecido que esta opción es muy rentable y altamente competitiva, ya que el autoconsumo podría sumar una generación de 4.000 MW y ello impactaría al sistema con 102 millones de euros, según lo señalado por PwC.

Asimismo, en dicha jornada se trató de explicar el alcance del Real Decreto 15/2018 y las razones por las cuales es posible invertir en el autoconsumo, debido a que el gasto se ha reducido hasta en un 85% con un plazo de amortización que oscila entre 6 y 7 años; por lo que te recomendamos seguir leyendo este artículo, para que te enteres de las nuevas formas de autoconsumo familiar y de los avances legislativos en esta materia.

 

Autoconsumo vs. fuentes tradicionales de producción eléctrica. 

En principio, debemos partir del hecho que necesitamos la energía eléctrica para hacer casi cualquier cosa en nuestra vida cotidiana, tanto a nivel doméstico como a escala industrial, por lo que se trata de un bien de primera necesidad e imprescindible.

Pero, para generar electricidad a través del sistema tradicional se debe tener un esquema centralizado de producción eléctrica, entiéndase sistema eléctrico tradicional, como las centrales de carbón, hidráulicas, de gas o nucleares, que tienen un gran tamaño y ello les permite producir una potencia suficiente de energía para iluminar toda la ciudad. Sin embargo, esta forma de producción eléctrica es muy cara y el precio de la electricidad en España es de los más elevados en Europa, lo que afecta grandemente a los consumidores y a las pymes, al no poder asumir esos costes.

 

 

Debido a ello, se ha abierto una puerta para cambiar el modelo de generación eléctrica distribuida, que consiste en el autoconsumo, es decir, esa forma de producción de energía eléctrica que podemos obtener a través de la luz solar y es conocida como energía solar fotovoltaica, la cual se produce al transformar la luz procedente del sol en electricidad, usando una tecnología de efecto fotoeléctrico. 

En este sentido, podemos destacar que el autoconsumo se ha convertido en una opción bastante competitiva para las fuentes eléctricas convencionales, gracias a que los costes para instalar estos módulos fotovoltaicos se redujeron hasta en un 85%, lo que hace posible que las familias y las pequeñas empresas sean capaces de producir electricidad por sus propios medios. 

Aunado a esta reducción en los costes, también ha favorecido el hecho de que los decretos que imponían grandes impuestos a este tipo de producción energética han sido derogados, abriendo la puerta a este nuevo sistema que le pondría fin a nuestra dependencia de las grandes empresas productoras de electricidad.

 

Grandes ventajas del autoconsumo.

Este tipo de energía es totalmente renovable, no contamina el medio ambiente y no se agota, incluso podemos producirla en nuestras hogares mediante pequeñas fuentes de autoconsumo y hasta en grandes cantidades a través de las plantas fotovoltaicas. 

Esta forma de producir energía eléctrica contribuye a la existencia de un desarrollo sostenible para los pequeños consumidores, y además, favorece la proliferación del empleo. Por otra parte, su aprovechamiento puede darse de dos maneras diferentes: se podría vender el excedente a la red eléctrica o se puede consumir en zonas aisladas o rurales, que carecen de una red convencional de electricidad o que si llega es difícil o muy cara su instalación.

En este orden de ideas, es importante saber que el coste para instalar y mantener la mejor placa solar del momento ha disminuido notablemente, teniendo en cuenta que la vida útil promedio de los paneles solares supera los 30 años, por lo que adquirir esta tecnología fotovoltaica requiere de una inversión con gastos operativos adicionales, pero después de haber montado este sistema verás que el combustible es gratis y te durará toda la vida.

Estos son algunos de los aspectos que se trataron en la mencionada jornada de Extremadura, que organizó la Asociación de Empresas de Energías Renovables, en conjunto con la Agencia Extremeña de la Energía.

En cuanto a la inversión inicial de este sistema, podemos resaltar que el coste puede variar con un promedio de alrededor de 6 a 10 mil euros, pero esta cantidad de dinero se puede ir amortizando en un plazo de hasta 7 años. También, debes considerar la opción de las baterías, que te permitirán almacenar la energía y tener una mejor autonomía con relación a la distribución de la energía en tu hogar.

 

 

La nueva legislación y sus aportes.

Hay que agregar que con la publicación del Real Decreto-Ley 15/2018 se ha puesto fin a las políticas contra el autoconsumo en los hogares o en pequeñas y medianas empresas, lo que ha resultado en una buena experiencia para los consumidores y los comercializadores de energía.

En este sentido, la Asociación de Empresas de Energías Renovables señaló en la mencionada jornada, que las metodologías para montar una placa solar se ha vuelto cada vez más simple, y sin tantos trámites ni papeleos.

Entre los principales aportes de este decreto, destacamos la eliminación de la obligación que existía según la cual aquellas instalaciones que no superaran los 100 KW debían estar inscritas en el registro de instalaciones de producción eléctrica. Por otro lado, se reconoció el derecho que tienen los usuarios al autoconsumo que puede ser compartido incluso entre varios, a fin de lograr un mejor aprovechamiento. 

Asimismo, se derogó el cargo que debían pagar obligatoriamente los que generan su propia energía y la consumen dentro de su misma red eléctrica, una obligación que se conoce como “impuesto al sol”, lo que es un gran aporte, porque es la representación del derecho que tienen los consumidores de gozar de este beneficio sin que tengan que presentar cargos ni peajes.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...