¿Qué se necesita para tener un jacuzzi de exterior en casa?

Última actualización: 16.10.19

 

Los jacuzzis exteriores pueden ser un gran espacio para compartir y divertirse, además de relajarse, entre amigos y familiares. Tienen la ventaja de poder ser utilizados incluso durante el invierno, ya que, al emplear agua caliente, las bajas temperaturas no se percibirán tan incómodas mientras permanezcas sumergido hasta el pecho como mínimo.

Además de esto, los jacuzzis pueden ser utilizados como medida terapéutica para tratar diferentes dolencias, tales como el cansancio muscular por mantener una postura rígida día a día o estar sentado demasiado tiempo. Si estas incomodidades no se tratan a tiempo, pueden convertirse en dolencias crónicas.

Otros emplean los sistemas de hidromasajes de los jacuzzis también para realizar prácticas de terapia de recuperación, ya sea para obtener mayor fuerza en las articulaciones, miembros completos del cuerpo, etc.

Sin embargo, tener un jacuzzi exterior en casa quizá no sea tan simple como te imaginas. En este artículo te indicaremos algunos aspectos que son recomendados de evaluar antes de siquiera considerar adquirir uno de estos productos.

 

Terreno disponible en el exterior

Lo primero que debes considerar para poder adquirir el mejor jacuzzi exterior es si tienes espacio suficiente en tu patio, terraza o balcón para instalalo, además de, obviamente, asegurarte de que la superficie es capaz de soportar el peso tanto del equipo al estar lleno de agua como al estar siendo utilizado.

Si vas a instalar tu jacuzzi en tu patio, debes revisarlo a detalle. Asegúrate de que no existen desniveles en el suelo y que está compactado para evitar problemas con el peso del jacuzzi. Si quieres asegurarte un poco más, puedes también construir una base especialmente para soportar su peso y mantenerlo mucho más estable.

 

 

Accesibilidad a la electricidad

Los jacuzzis de exteriores (al igual que los de interiores) utilizan agua caliente junto con sistemas de chorros que hacen de hidromasajes. Estos elementos trabajan en conjunto con bombas y motores, razón por la que el jacuzzi debe estar conectado a un enchufe con el voltaje adecuado antes de poder ser utilizado.

Si vas a instalarlo en el exterior, este aspecto cobra aún más importancia, dado que es posible que no tengas tanta accesibilidad como pensabas o quizá debas realizar conexiones desde tu sistema doméstico hasta afuera para poder tener dónde conectar tu jacuzzi. Si decides realizar esto, te recomendamos contratar un técnico para asegurarte de que todo el sistema funcionará correctamente y no se correrán riesgos de ningún tipo.

 

Practicidad para el sistema de tuberías

Este aspecto podría estar combinado junto con el terreno, dado que el jacuzzi, al emplear agua, utiliza también un sistema de tuberías que deben tanto aportar líquido como permitir deshacerse de él. La mayoría de los jacuzzis cuentan con sistema de desagüe y dado que no se recomienda desechar el agua directamente sobre el césped o la tierra por el contenido químico, este elemento podría considerarse como imprescindible.

Por ello, es recomendable que, al momento de determinar dónde ubicar el jacuzzi, también se tenga en cuenta qué tan cómodo será enlazar una tubería de entrada y salida en el exterior junto con un vertedero u otro sistema como el principal que tienes instalado ya en casa.

 

Diseño del jacuzzi exterior

Ahora que has considerado los aspectos necesarios para poder tener un jacuzzi exterior, llegamos a la parte divertida: escoger el modelo adecuado. Si has tenido en cuenta las características anteriormente mencionadas, ya deberías tener una idea de tu libertad y limitaciones por igual. Con estos datos, podrás escoger un jacuzzi que tenga tanto el tamaño adecuado como la capacidad que satisfaga tus necesidades.

Asimismo, también puedes tener en cuenta la estética del jacuzzi, ya sea en aspectos como el color, asientos, distribución del sistema de hidromasajes, funciones y opciones de personalización disponibles, un termostato para controlar la temperatura, entre muchísimas cosas más.

Si te tomas el tiempo adecuado para evaluar concretamente cada detalle que podría influir en tu experiencia como usuario, es más probable que puedas realizar una buena decisión de compra para así aprovechar al máximo tu dinero.

 

 

Materiales de fabricación

Al tiempo que vamos analizando lo que son los jacuzzis de exterior, así como sus requerimientos, no podemos pasar por alto los materiales de fabricación. Probablemente, como habrás intuido, la estructura de este producto debe ser mucho más robusta que sus compañeras de interiores.

Sin embargo, debes estar muy al pendiente de las especificaciones del fabricante, dado que los materiales de fabricación de un modelo en particular pueden ser capaces de soportar el sol, pero no la nieve. Si vives en una ciudad donde nieva en invierno, esto se convertiría en un inconveniente para ti y los tuyos.

En caso de que te interese asegurarte aún más, trata de optar por jacuzzis de exteriores capaces de soportar todos los elementos combinados y, si quieres protegerlo de la suciedad o de los mismos elementos climáticos, tienes la opción de instalar un cobertor que mantendrá el agua libre de impurezas para que puedas entrar en tu jacuzzi cuando quieras.

 

Requerimientos de instalación

Y, por último, pero no menos importante, los requerimientos de instalación del jacuzzi. Debes saber que estos productos poseen sistemas de tuberías inferiores que deben contar con el espacio adecuado para poder funcionar adecuadamente.

Asimismo, quizá requieran de un voltaje en específico o cierta presión de agua para no forzar el motor, dado que, si este elemento se daña, todo el sistema podría colapsar.

Por otro lado, es deber del usuario asegurarse de que el terreno es apropiado para la instalación de un jacuzzi exterior, así como también de disponer de todas las conexiones necesarias para garantizar un buen desempeño del equipo.

Aunque, no debes olvidar considerar también los posibles lineamientos a seguir o reglamentos que se tenga en tu edificio, casa o urbanización, dado que en algunas ciudades se deben contar con permisos para poder disfrutar de estos relajantes y beneficiosos espacios desde la comodidad de tu propio jardín, balcón o terraza, donde sea que prefieras.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...