Qué debes saber sobre las estufas y los radiadores eléctricos

Última actualización: 08.12.22

 

Pasar frío durante el invierno no es una opción, pero sí se puede hacer una buena elección de estufa o radiador eléctrico, para que al convertir tu hogar en un espacio acogedor no lleguen a sorprender los importes de las facturas a final de mes. En este sentido, se deben tener en mente algunos aspectos al elegir un aparato de este tipo. 

 

Afortunadamente, las estufas y los radiadores eléctricos, como ha sucedido con otros electrodomésticos, han sido objeto de varias evoluciones y mejoras tecnológicas. Esto con la finalidad de hacerlos más seguros, pero también eficientes en el consumo energético. Gracias a ello, podemos elevar la sensación térmica de una habitación con un dispositivo acorde al tamaño de la estancia y sin afectar la estética del lugar. Sin embargo, de un aparato a otro en el mercado, hay algunas diferencias que pueden hacer que sea o no el que mejor cubra tus expectativas. Además, conviene saber que la forma de generar calor de cada dispositivo puede otorgar diferentes experiencias a los usuarios. 

 

Tipos de estufas y radiadores 

Aunque sigue siendo una opción eficaz contar con un radiador conectado a una caldera, los radiadores eléctricos ofrecen la ventaja de proporcionar una mayor libertad de movimiento. En este sentido, se pueden llevar de una habitación a otra, según se necesite. Por su parte, las estufas suelen ser de dimensiones compactas y muy rápidas cuando se quiere elevar la temperatura en poco tiempo. Otras alternativas modernas son los termoventiladores y los convectores. Veamos más características de cada opción. 

 

Radiadores eléctricos de aceite

Dentro de un radiador eléctrico de aceite, tal como su nombre lo indica, se encuentra un fluido aceitoso capaz de absorber una gran cantidad de calor. Dicho calor se irradiará a la habitación donde esté instalado el aparato poco a poco, hasta que se obtenga una temperatura agradable. 

Entre las ventajas que hay que destacar cuando hablamos de radiadores eléctricos de aceite es que dicho fluido en su interior permanece caliente durante casi una hora después de haberse apagado. Esto evita que la temperatura de la habitación descienda de inmediato, eliminando cambios abruptos que podrían resultar incómodos. Además, destacan su mantenimiento sencillo y su funcionamiento silencioso, lo que los convierte en aparatos muy solicitados en la actualidad. 

En cuanto a seguridad, debido a que la superficie de un radiador no alcanza temperaturas extremas, su utilización está menos relacionada con la generación de accidentes. Aún así, se deben colocar en lugares estratégicos y alejados de vegetación y muebles sensibles al calor. Por otro lado, al tenerlos en cuenta dentro de una comparativa de aparatos calefactores, no hay que olvidar que la potencia de este tipo de dispositivo deberá tener una relación aproximada de 100 a 150 vatios por metro cuadrado. Así, si tu habitación es de 3 x 3 m, deberás considerar adquirir un radiador eléctrico de aceite de al menos 900 vatios. 

Después de haber mencionado sus rasgos principales, cabe aclarar que no se consideran como los más recomendados para usar en baños o estancias que deben calentarse rápidamente, pero su consumo eléctrico es bajo y pueden ser una buena elección para instalar en las habitaciones. 

 

Convectores y termoventiladores 

Estos dispositivos cuentan con una resistencia en su interior (generalmente cerámica) que genera una gran cantidad de calor. En los termoventiladores, dicho calor es expulsado fuera del dispositivo gracias a la acción de un ventilador, para que alcance los diferentes rincones de la estancia, a diferencia de los convectores, que prescinden de este ventilador. Algo que gusta mucho a los usuarios en relación

a estos aparatos es que sus dimensiones son muy compactas, no pesan y, por lo tanto, se consideran portátiles. Así, puedes llevarlos de un lugar a otro contigo para no tener que calentar todo el hogar, sino solo el espacio a tu alrededor. 

 

Estufas infrarrojas y halógenas 

La principal característica de las estufas halógenas reside en su filamento interior, que se calienta con el paso de la energía. Dicho calor se transfiere a la habitación mediante radiación de forma eficiente. 

Por otro lado, las estufas de infrarrojos lo que hacen es calentar los objetos que están a su alrededor, por lo que se sitúan entre las opciones más eficientes energéticamente hablando. Debido a dicha tecnología, se recomiendan para espacios abiertos, casas de campo y habitaciones con techos muy altos. 

Principales aspectos a considerar 

Después de conocer cuáles son las principales ofertas que el mercado nos pone al alcance, detallaremos los factores que debes tener en mente cuando hayas tomado la determinación de adquirir un aparato eléctrico para calentar tu hogar. 

• Potencia y capacidad: Esto permitirá que adquieras un aparato eficaz para incrementar la temperatura en la zona que necesitas. También puede ser muy conveniente que el dispositivo permita elegir diferentes niveles de calefacción. De esta manera, tienes un mejor control sobre el consumo de energía, que se ajustará de acuerdo a las condiciones climáticas del momento. 

• Tamaño de la estancia: Un dispositivo barato, pero diseñado para una estancia más pequeña que la que tienes no será útil y podría causar una gran frustración, además de un gasto inútil. Mejor selecciona uno cuyas especificaciones marquen claramente para qué tamaño de habitación ha sido diseñado.

• Precio: Aunque se trate de dispositivos similares en tecnología, encontrarás alternativas de diferentes precios. Compara y evalúa más de una opción antes de comprar. 

Esperamos que al leer estos consejos tengas una mejor idea en relación a la oferta que el mercado podría proporcionarte y los aspectos que no debes pasar por alto al comprar. Así, finalmente puedes hacer que tu inversión te proporcione la comodidad que esperas sin tener que gastar más dinero. Si quieres obtener más información, puedes visitar Idealo, donde podrás conocer varios modelos disponibles y sus precios.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS