Purificadores de aire, una tendencia de alto coste

Última actualización: 15.11.19

 

Los elevados niveles de contaminación en algunos países del mundo han llevado a que emerja un nuevo mercado con los purificadores de aire, que mejoran la calidad de este para que sea más sano al respirar. Sin embargo, esta innovación tiene muchas implicaciones adicionales, que podrían resultar no tan beneficiosas, por lo que es necesario analizar su implementación.

 

Año tras año se lleva a cabo una edición de la Feria Internacional de la Electrónica de consumo. Para esta oportunidad, hubo especial atención al tema de la siguiente generación de medidores de contaminación, haciendo alusión a que quizás en corto tiempo estén incluidos en el móvil. Asimismo, se habló sobre cuál sería el próximo gran invento que revolucionará el mercado.

Entre toda la feria, los equipos y expositores había una constante que parecía preocupar a los consumidores y esto era la pureza y la calidad del aire. Frente a esta necesidad, las grandes casa fabricantes han presentado al mercado diversos productos relacionados con el tema.

Asimismo, hay un interesante mercado que ofrece alternativas de robots que se encargan de limpiar la casa y eliminar cualquier rastro de suciedad, así como otros equipos que han sido fabricados inspirándose en las ventajas de la naturaleza y soplan aire a las hojas de las plantas en el interior de los hogares.

Para cada necesidad parece haber una invención y según las demandas, la purificación del aire es ahora una tendencia. En el caso de Europa, se trata de un mercado que aún no ha sido conquistado y que se mantiene con un consumo discreto. Sin embargo, las ventas en Asia y otros continentes son un referente directo en cuanto a aparatos capaces de filtrar el aire en el hogar. 

Tal como cualquier invento, los purificadores de aire se han convertido en una tendencia porque hay un público interesado en su consumo. De hecho, las estimaciones apuntan a que dentro de un par de años el valor de este mercado será superior a los 30 millones de dólares anuales.

A simple vista, la purificación del aire en el interior de las viviendas a través de aparatos parece ser alentadora. Estos equipos se encargan de filtrar el aire en espacios cerrados, reduciendo la concentración de partículas dañinas para el cuerpo. Esta es una idea atractiva, sobretodo para lugares con altos niveles de contaminación. 

Para lograr este fin, algunos sistemas de purificadores de aire utilizan un filtro de carbón que se adhiere a los gases. Sin embargo, según los estudios, la fiabilidad de este proceso es baja y con resultados reducidos. Otro mecanismo que emplean los mejores purificadores de aire del 2019 es la radiación ultravioleta. A través de este sistema, se produce una reacción química que convierte los gases en dióxido de carbono y agua.

 

 

Aunque parece un mecanismo adecuado y positivo, las grandes casas fabricantes de estos equipos no han especificado realmente su eficiencia. Hasta la fecha, los resultados de estudios realizados en los procesos de filtrar el aire en el exterior no han notado una eficacia determinante, porque la atmósfera es muy amplia si se compara con las dimensiones del mecanismo de filtración de aire. 

En contraposición, los estudios en interiores sí han arrojado resultados positivos. En el caso de los hogares, cuentan con volúmenes de aire que pueden medirse en metros cúbicos. Solo con la existencia de corrientes de aire, el aire interior de una vivienda puede reciclarse de forma continua. 

En ciudades como Nueva Delhi, los niveles de contaminación son cada día peores. Hasta ahora no ha habido una solución que revierta los efectos, pero la filtración del aire pareciera ser el camino. Por ahora, otra forma de combatir la polución y que las personas sin techo se vean menos afectadas es con la distribución de mascarillas.

Sin embargo, de acuerdo a algunas opiniones con bases sólidas, el coste de esta filtración tiene otras connotaciones. Según explican algunos conocedores, la gran mayoría de los purificadores de aire poseen membranas de celulosa que deben reemplazarse periódicamente. Por otro lado, el aire es retirado a través de ventiladores y bombas que funcionan gracias a una energía con potencia entre los cien y los mil vatios, de acuerdo al tamaño del equipo y de la casa.

Por ende, la baja calidad en el aire lleva a que exista un impacto en el clima al aumentar el consumo energético, siendo este a pequeña escala en la casa, pero a gran escala en la ciudad. Todo esto se ve evidenciado en las facturas mensuales del servicio eléctrico.

Si bien es cierto que al filtrar el aire no se hace uso de recursos energéticos tan elevados como los consumidos por los aires acondicionados, también los purificadores de aire son equipos que deben mantenerse activos y en funcionamiento durante todo el año y no solo en las temporadas de calor. Haciendo cálculos, si todos los hogares elevaran su consumo en 500 vatios adicionales, el problema simplemente se escaparía de las manos.

Además, hay otro tema del que poco se habla y que muchos, por temor a la respuesta o a las implicaciones, prefieren obviar, pero, ¿qué destino tendrán los millones de partículas de microfibras o con los filtros de carbón?

 

 

Para la crisis de aire se necesitan buscar respuestas y soluciones. Sin embargo, estas soluciones deberían ser solo eso, no convertirse en posibles amenazas a un nuevo e incontrolable problema. Los filtros de aire acumulan partículas con químicos tóxicos que vienen del exterior de muchas formas, de modo que pueden concentrar miligramos de estos restos, que de no pasar por el filtro terminarían en el suelo. 

Ahora bien, es necesario hacer un análisis: si hay millones de filtros provenientes de los hogares que deben ser desechados en los mismos vertederos de basura, entonces se estaría duplicando la concentración de estos químicos. 

De acuerdo a algunas interpretaciones, al purificar el aire a través de estos métodos se logra el objetivo, pero se llega a un nuevo problema que podría ser la contaminación del agua y la calidad del suelo. Por ello, es necesario detenerse a pensar en las implicaciones, considerando también la mayor demanda energética que supone a cada hogar y en conjunto.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...