Purificadores de agua: todo lo que debes saber

Última actualización: 15.11.19

 

El agua es un elemento indispensable para la vida de los seres vivos, a través de su consumo es posible nuestra subsistencia. Sin embargo, en la actualidad la contaminación y el crecimiento de la población afectan el suministro del líquido, siendo difícil reconocer si el agua que sale de los grifos de nuestro hogar es apta para el consumo humano.

Pues, sin saber, y a pesar de que la veas limpia esta puede contener bacteria, virus, protozoos,entre otros agentes nocivos, causantes de múltiples enfermedades.

Es así que la necesidad de filtrar el agua se ha convertido en algo fundamental, y con ayuda de la tecnología e investigaciones se han realizado diferentes purificadores, que han mejorado con el tiempo.

Ahora bien ¿conoces qué es y para qué sirve un purificador de agua? En este post encontrarás todo la información que debes saber sobre los aparatos purificadores.

 

¿Qué es un purificador de agua y para qué sirve?

Un purificador es un equipo que de manera química y mecánica puede eliminar partículas no deseadas, microorganismos y químicos dañinos que el agua puede contener.

En otras palabras, los purificadores sirven para limpiar el agua que consumimos, eliminando los posibles malos olores al aplicar distintas tecnologías como filtros, carbón activo o las membranas especializadas que utilizan los aparatos más actuales.

Además, la aplicación de la desinfección con rayos ultravioleta hace más efectiva la eliminación de bacterias, las sales minerales y químicos nocivos para la salud.

 

Funcionamiento de los purificadores

Los purificadores suelen ser compactos y de sencilla instalación, pueden colocarse debajo o por encima del fregadero o la encimera de la cocina. También, podemos encontrar algunos que se colocan directamente en el grifo, estos suelen ser muy seguros si tenemos cuidado de su mantenimiento.

Actualmente en el mercado existen diferentes tipos de purificadores, cada una con una especificaciones distintas, por eso, si estás pensando en comprar algún purificador debes conocer cuál se adapta a tus necesidades. Conoce con nosotros los distintos tipos de purificadores.

 

 

Tipos de purificadores

Existen de todos los tamaños y dimensiones, aquí te presentamos desde purificadores caseros hasta los de la más alta tecnología, a continuación.

 

Purificador de agua casero

No tienes que gastar mucho para purificar tu agua, ya que puedes crear tu propio purificador casero utilizando piedras de distintos tamaños, gravas, arenas y carbón activo. Estos elementos se colocan por capas en un recipiente de plástico y al introducir el agua dichos elementos filtran las impurezas y el carbón activo realiza una acción antibacteriana. Su mantenimiento se debe realizar cada seis meses o antes, depende de cuánto lo uses.

 

Descalcificador de agua

También conocidos como ablandadores, son purificadores compactos, cuya función química transforma los iones de calcio y magnesio presente en aguas calcáreas, por iones de sodio. Es tan efectivo que puede eliminar otros minerales como el níquel, el cobalto, entre otros.

De estos equipos existen de todos los tamaños, algunos pueden colocarse en la toma de agua central, o también pueden colocarse en la cocina. Este tipo de purificador representa una buena opción, si el agua presente en tu hogar es agua dura.

 

Recipiente con filtros

Otra opción son los recipientes con filtros también llamados jarras filtrantes. Según los usuarios son los filtros más baratos del mercado, pues tienen forma de jarra con un sistema de carbón activo en su interior que permite la purificación del líquido. Adicionalmente, captura ciertos compuestos orgánicos, elimina malos olores y reduce la dureza del agua. Sin embargo, su tiempo de uso es muy corto, y no elimina totalmente las impurezas. Es recomendable consumir el agua antes de las 24 horas a partir de su ingreso en la jarra, evitando así la formación de bacterias.

 

Filtros acoplados directamente al grifo

Este tipo de filtro se adapta de manera directa al grifo de nuestro hogar, y esta pasa a sustituir el grifo de manera permanente. Es decir, el agua proveniente de la tubería, pasará del grifo al filtro, se limpiará y saldrá por el purificador, libre de residuos y apta para el consumo.

 

Ósmosis inversa

Utilizado para desalinizar el agua de los mares para el consumo de las personas, este aparato lo podemos encontrar en tamaños compactos para el uso en el hogar. Su tecnología avanzada en la implementación de membranas con micro filtros, sensores y la aplicación de la luz ultravioleta para eliminar bacterias hace que su funcionamiento sea más eficiente. Aunque su coste e instalación sea elevado, con este equipo estarás seguro de consumir agua totalmente pura.

 

 

Ventajas del uso del purificador

Conociendo los aparatos más comunes para purificar el agua es importante saber cuáles son sus ventajas, entre ellas podemos destacar las siguientes:

Con la utilización de aparatos purificadores podrás consumir agua limpia y segura para ti y tu familia, evitando los riesgos de futuras enfermedades gastrointestinales por los distintos agentes y microorganismos que puedan encontrarse en el agua. Es importante recalcar el mantenimiento que estos aparatos exigen para asegurar su eficacia.

Los niños y las mujeres embarazadas son los más propensos a sufrir enfermedades porque se encuentran en una etapa de crecimiento y formaciones que los hacen especialmente vulnerables, por eso, el agua purificada sería la mejor opción para el cuidado de su salud.

En la actualidad son muchas las personas que compran agua envasada para su consumo. Sin embargo los envases desechados hacen daño al medio ambiente por la contaminación que ejercen por eso utilizar purificadores disminuirá la compra de agua embotellada, ayudando al medio ambiente.

El agua filtrada tiene mejor sabor. Aunque el agua que viene directamente del grifo viene potabilizada, esta contiene cloro, así que el purificador elimina este componente y le da un sabor más fresco.

Resulta una buena inversión a largo plazo, si comparamos en el gasto que se realiza comprando agua embotellada es mejor adquirir un purificador, ya que su funcionamiento puede durar años y puedes obtener agua ilimitada en la comodidad de tu hogar.

Sus instalaciones son fáciles, al igual que su mantenimiento. Sin embargo es importante siempre leer las instrucciones y seguir las recomendaciones del fabricante. Pues, dependiendo del tamaño del equipo, algunos se colocan en el grifo, como otros en la toma principal de agua.

 

Desventaja del uso del purificador

Ahora bien, con todas las ventajas que brindan los purificadores, se puede pensar que no tiene contras, pero eso no es del todo cierto. A continuación, resumimos algunas desventajas de los purificadores:

Debes estar atento de su mantenimiento y de los cambios en sus componentes, siendo esto un punto importante para que el aparato cumpla con su función y pueda generar el agua limpia que tu familia necesita. Pues un filtro puede albergar más 2000 bacterias, si no cuenta con un mantenimiento continuo, lo que resulta contraproducente.

Los purificadores suelen ser caros, sin embargo a largo plazo son una gran inversión, en comparación con la compra de agua embotellada.

Algunos purificadores, en especial los de gran tamaño, necesitan la instalación de un profesional, ya sea por el lugar exacto donde lo necesites  o el mantenimiento que se les debe hacer, por eso te recomendamos seguir las instrucciones del fabricante.

Para concluir nuestro análisis podemos observar que el purificador de agua es un aparato indispensable para el hogar y para la familia, independientemente de su coste, puesto que el cuidado y la salud de nuestros seres queridos siempre será lo más importante y por ello siempre queremos proveerles de lo mejor, en este caso agua pura y potable.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...