Productos sustentados en apps que de la noche a la mañana dejaron de funcionar

Última actualización: 21.07.19

 

En un principio, la programación de los productos eléctricos debía hacerse únicamente de forma manual, pero con el paso del tiempo surgieron los mandos a distancias. En este sentido, se contaba con dos opciones para ajustar el funcionamiento de dicho aparato.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, surgieron las apps, que desde un inicio prometían simplificar la vida de muchos. Y de hecho, fue así. Las distintas marcas comenzaron a contratar personal especializado para crear apps con un dominio propio, que les permitiera ofrecer a los compradores una mayor practicidad de uso desde la comodidad de su dispositivo móvil, tablet e incluso ordenador.

Por ejemplo, con este tipo de apps puedes ajustar el termostato del calefactor de tu vivienda aun cuando te encuentres dentro de tu coche, así como también monitorear la habitación del bebé para verificar que se encuentre seguro mientras estás llevando a cabo otras actividades dentro de la casa.

Además, te ofrecen vinculación a una nube de almacenamiento para tener un registro de los hábitos de consumo de los usuarios y en productos como los relojes inteligentes o equipos deportivos crean y guardan en dicho sitio un histórico de los entrenamientos.

Estas son sólo algunas de las muchas maneras en las que las apps incorporadas a los dispositivos nos pueden beneficiar. Fascinante ¿verdad? Pero, te has puesto a pensar que si la empresa fabricante llegara a entrar en declive, ¿qué ocurriría con la funcionalidad de la plataforma? ¿Qué sostenibilidad tienen estas apps? ¿El dispositivo dejaría de funcionar a falta de una actualización del software?

Seguramente no te habías planteado estas interrogantes. Y es que el Internet of Things (IoT) vende una inmensa gama de productos que nos prometen un mundo de posibilidades tecnológicas. En este sentido, es inimaginable plantearse el hecho de que de la noche a la mañana ya no funcionen más.

 

 

El internet de las cosas

Internet of Thing (IoT), o también conocido en español como el Internet de las cosas, es la manera de nombrar a todos aquellos productos cuyo funcionamiento está vinculado a una nube o aplicación que depende directamente de la conexión a internet. Así, permite una más rápida manipulación de algunos dispositivos eléctricos como los termostatos, relojes, GPS, dispositivos de vigilancia para los inmuebles, entre otros.

Se trata de un concepto innovador, que desde un inicio logró cautivar a todos aquellos compradores amantes de las nuevas tecnologías. En vista de la gran aceptación, las diferentes marcas se abocaron a incorporar cada vez más este tipo de apps en sus productos. Hoy en día, la popularidad de estas plataformas tecnológicas es avasallante, captando la atención de los diferentes nichos presentes en el mercado.

 

La verdad tras el internet de las cosas

Si bien el internet de las cosas es una propuesta bastante atractiva, también es cierto que los equipos dependientes de una aplicación o nube específica pueden llegar a tener algunos aspectos poco favorables. Debes tener en consideración que, de llegar a existir un fallo en la app, entonces el funcionamiento del aparato decaerá, ya que se sustenta directamente de ella. Existen algunos casos puntuales que han dado la vuelta al mundo.

 

Termostato inteligente Green Momit

Se trata de un termostato inteligente patentado por la casa fabricante Green Momit, que te permitirá ajustar la climatización de los equipos instalados en tu hogar, con tan sólo vincularlo a tu Smartphone por medio de una app. Su estructura en color negro es compacta, robusta, estéticamente elegante e incorpora una pantalla táctil de fácil lectura en la parte frontal. Asimismo, destaca por tener una eficiencia energética de clasificación A+++.

Estas fueron parte de las especificaciones técnicas que lograron atraer la atención de Kazuya, un usuario que adquirió el dispositivo durante el año 2014 y quien hizo público en un portal web su experiencia durante cuatro años con el producto.

 

 

Kazuya comenta que el funcionamiento del termostato siempre fue el adecuado y durante tres años no tuvo ninguna queja. En el 2017, al entrar en la aplicación, se encontró con un aviso de actualización que llevó a cabo inmediatamente, pero en lugar de agilizar su funcionamiento, logró deteriorar notoriamente su eficiencia. Sin embargo, el mayor problema fue meses después, al recibir una notificación vía correo electrónico, donde los fabricantes le comentaban que el aparato no se mantendría por más tiempo en el mercado, ya que textualmente dijeron “tiene comprometida su viabilidad a corto plazo”. ¿Esto qué quería decir? ¿No fabricarían más termostatos inteligentes de esta gama?

El usuario trató de acceder a la aplicación para programar como de costumbre el termostato, pero no lo logró. Tanto la app de su Smartphone como la del sitio web mostraban un mensaje de error. En vista de esta situación, el usuario trató de contactar al fabricante y, para su sorpresa, la empresa había cesado las actividades y, por ende, la plataforma que sustentaba el funcionamiento del aparato se encontraba fuera de servicio. Es importante comentar que hoy día y, pese a esta polémica, el catálogo de productos Green Momit continúa a la venta en varios sitios web, como por ejemplo Amazon.

 

Otros productos que desaparecieron abruptamente

El catálogo de productos que desaparecieron del mercado abruptamente, como fue el caso del Green Momit, es bastante extenso. Uno de ellos fue el altavoz inteligente desarrollado por la entonces conocida compañía Revolv, que registró grandes ventas con este dispositivo y logró posicionarse gratamente en el mercado. El equipo era atractivo, ergonómico y de intuitivo control, pero lamentablemente, en el segundo trimestre del año 2016, la empresa se esfumó de la palestra comercial y, con ella, la aplicación que soportaba el equipo.

Dicha corporación había sido comprada años atrás por Nest y en lo sucesivo fue adquirida por la multinacional Google, que también posee una gran cantidad de productos que de la noche a la mañana han perdido su plataforma de soporte y salieron del mercado debido a la pérdida de funcionalidad. Entre ellos, podemos mencionar a Google Reader, Google+, acortador de direcciones Goo.gl, Bump, Picasa, My Tracks, Sparrow, Picnik, entre otras.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...