Problemas con el calentador de gas butano

Última actualización: 23.04.24

 

Los problemas con el calentador de gas butano, usualmente, son menos complicados de lo que parecen. Por lo tanto, vale la pena tener una idea de qué tipo de problemas pueden presentarse y cómo podrían resolverse para que, en el caso de que sucedan, se tenga conocimiento sobre cómo se debería actuar.

 

El mercado de los calentadores de agua está lleno de múltiples opciones, de diferentes marcas y diversos diseños para poder adecuarse a todos los gustos y necesidades. Los calentadores eléctricos, desde hace algunos años, se han convertido en las alternativas más buscadas. Sin embargo, existen personas que, quizás por no querer sumar más gastos a su factura eléctrica, prefieren adquirir un modelo que funcione a gas.

Los calentadores de gas se dividen en tres: los que funcionan con gas propano, los que trabajan con gas butano y aquellos que son compatibles con ambos. Estos artefactos son bastante útiles y prácticos; además, el coste de estos es menor en comparación con los eléctricos y, por si esto fuera poco, el gasto que generan también es menor a largo plazo.

Sin embargo, a pesar de sus grandiosas cualidades, estos aparatos, como cualquier otro producto, pueden deteriorarse con el tiempo y requerir de un mantenimiento o un reemplazo. Reparar un calentador de gas debe ser una actividad realizada por un profesional, sin embargo, para evitar que te estafen cobrándote de más o haciéndote cambiar una pieza que está en buen estado, es una buena idea tener al menos una noción de qué puede estar fallando, dependiendo de la situación que presente el calentador.

Por ejemplo, un calentador que no enciende los quemadores, pero sí enciende la llama, quizás tenga la membrana del cuerpo de agua perforada, por lo tanto, en este caso específico solo se podría necesitar cambiar la membrana del calentador para que vuelva a estar como nuevo. Por lo tanto, teniendo esta información, puedes solicitar que se verifique primero esta pieza antes de tener que comprar gran cantidad de repuestos para poder arreglar el artefacto.

Asimismo, existen averías comunes de las cuales vale la pena tener conocimiento para saber qué puedes esperar de tu calentador de gas butano después de años de uso. Estas fallas son algunas de las más comunes:


  1. Calentador hace chispa pero no enciende:

Baterías:

A pesar de que los calentadores funcionan con gas, muchos de ellos cuentan con un mecanismo de encendido que es eléctrico y este suele utilizar baterías.

Si tu calentador no logra generar una chispa o, la genera, pero no logra encender la llama, es posible que las baterías se hayan gastado o estén a punto de hacerlo.

Falta de gas:

Algo simple que podría estar ocasionando este problema es que no haya suficiente gas. Por lo tanto, comprueba que la bombona no esté agotada. Si no tiene, pues ya sabes qué hacer.

Chiclé sucio:

El chiclé es una pieza bastante importante en el calentador de gas, pues el gas se conduce desde este pequeño dispositivo, si se tiene un artefacto que funcione con llama piloto.

En el caso de que esté muy sucio, es posible que el calentador haga chispa, pero no logre encender la llama, pues el gas no se conduce como debería.

En estos casos, puede bastar con retirar la pieza, limpiarla con agua y colocarla nuevamente en su lugar.

Llave de gas:

Muchas veces, cuando el calentador de gas no enciende al abrir el grifo, el problema radica en que la llave de gas se encuentra cerrada.  Verifica esto antes de llamar a un técnico.

Presión de agua: Es posible que tu calentador no enciende por falta de presión de agua, pues esto hace que la membrana no logre funcionar correctamente. En estos casos, debes verificar que las tuberías no estén obstruidas.

 


  1. Calentador de gas no hace chispa

Encendedor piezoeléctrico:

Muchos sistemas de encendido dependen de un pequeño encendedor piezoeléctrico que se encarga de hacer la chispa y, seguidamente, encender la llama.

Si este se ha dañado, entonces solo debes adquirir el repuesto y cambiarlo. De esa manera, el calentador debería funcionar.

Termopar:

El termopar es una pieza unida al quemador piloto y a la válvula de control de gas, y su función es vigilar el flujo de gas del calentador. Si este no funciona, entonces es casi imposible que el artefacto haga chispa. En estos casos, vale la pena comprar una pieza nueva.

 


  1. Se apaga el calentador a media ducha

Sistema de seguridad:

Como todos los calentadores modernos, los modelos que funcionan a gas, la mayor parte del tiempo, poseen un sistema de seguridad que evita que el aparato se sobrecaliente por una potencia excesiva.

Por lo tanto, si tu calentador tiene demasiada potencia y, en medio de la ducha, este alcanza una temperatura que podría considerarse peligrosa, el sistema de seguridad puede apagar el aparato para evitar accidentes.

Obstrucción:

Muchas veces el tubo de salida puede encontrarse obstruido, por lo tanto, es necesario verificar esta parte del calentador de gas y limpiarlo, de ser necesario, para permitir que el artefacto vuelva a funcionar correctamente.


  1. El calentador de gas no calienta el agua lo suficiente

Membrana: Si las llamas son muy pequeñas y el agua no logra calentar lo suficiente, es posible que la membrana se encuentre deteriorada y necesite un cambio. Es necesario comprobar su funcionamiento.

Regulador: En caso de que el regulador de la bombona esté dañado o muy deteriorado, entonces este no podrá suministrar la presión adecuada de gas, lo cual hará que el calentador no logre calentar el agua a la temperatura correcta.

Limpieza: Muchas veces si la llama es débil o irregular, y el agua no calienta lo que debería, entonces puede que el chiclé esté sucio y necesite limpieza. Limpiar el calentador de gas de forma ocasional podría evitar que la suciedad se acumule, lo que, a su vez, mantendrá al artefacto funcionando correctamente.

Como ves, el calentador de agua a gas es un sistema bastante complejo que necesita de un mantenimiento regular para poder funcionar siempre como nuevo. Muchas veces los problemas que aparecen son fáciles de resolver y no necesitan un reemplazo de calentador, o una gran cantidad de piezas para repararlo. Comprueba con frecuencia que todo se encuentre en buen estado y alarga la vida útil de tu artefacto.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS