¿Qué es el pozo canadiense?

Última actualización: 23.04.24

 

El pozo canadiense o calefacción geotérmica casera es un sistema innovador que ha logrado captar la atención de miles de personas, debido a su efectividad para refrescar los hogares en verano y calentarlos en invierno, empleando la tierra como fuente de energía sostenible, conjuntamente con un ventilador de bajo consumo.

 

Reducir el consumo de energía eléctrica y las emisiones de gases tóxicos, es una de las mayores preocupaciones a nivel mundial. Recordemos que día a día el ambiente sufre un gran deterioro, que paulatinamente le ha hecho perder su capacidad de sostener las condiciones para la biodiversidad.

En vista de esta situación, son muchas las medidas puestas en marcha por los organismos ambientales internacionales, en conjunto con los entes gubernamentales y las empresas privadas. De esta manera, se promueve el uso de energía sostenible en los equipos de refrigeración y calefacción, ya que esta fuente de alimentación es obtenida de un medio natural inagotable. Así, el ambiente resulta favorecido.

En este sentido, podemos mencionar los pozos canadienses, que forman parte de la arquitectura ambiental, cuya finalidad es lograr la integración de las edificaciones al ecosistema, sin causar deterioro alguno. Por el contrario, lo que se pretende es aprovechar los recursos del entorno natural en pro del ser humano, para así cuidar el ambiente. 

Se trata de colocar un sistema de tuberías bajo la tierra, a aproximadamente a dos metros de profundidad y a una distancia prudencial de la casa. A través de la embocadura montada en el área exterior de la vivienda, entrará el aire con una temperatura ambiente elevada en verano y baja en invierno, direccionado hacia la casa. Al atravesar el tubo, el aire cambiará de temperatura inmediatamente, ya que la tierra propicia las condiciones para generar frío o calor, según sea la temporada del año. De esta manera, será posible refrescar o calentar las distintas estancias del hogar.

¿Qué es un pozo canadiense y cómo funciona?

Pozo canadiense, pozo provenzal o pozo de drenaje, son algunos de los nombres dados a esta popular técnica de climatización, que enfría y calienta el aire, gracias al poder de la energía geotérmica.

El pozo canadiense es similar al recuperador de calor para vivienda unifamiliar, pero, a diferencia de él, el pozo realiza un cambio térmico con ayuda de la tierra y, por ende, es más respetuoso con el ambiente. Este tipo de climatizadores basa su funcionamiento en la captación del aire exterior, a través de un sistema de tubos o intercambiadores de energía, por donde circula el aire, y aprovecha la alta o baja temperatura del subsuelo para efectuar el cambio.

La captación del aire es apoyada por un sistema de ventilación con aspas tradicional, que trabaja como un elemento de impulso para hacer mover dicho aire a lo largo de los tubos de la instalación geotérmica. Este aparato consume un bajo nivel de energía y no genera emisiones dañinas, por lo que su incorporación apoya esta tecnología sostenible y eficiente.

Además, el denominado punto de captación del aire integra algunos filtros, con el propósito de frenar el paso de la suciedad y partículas de polvo exterior a los conductos y, posteriormente, a la casa. También, se incorpora un drenaje para deshacerse del agua que pueda llegar a acumularse en el interior de los tubos, produciendo hongos y bacterias que, en lo sucesivo, afectarían la calidad del aire.

En conclusión, durante la temporada fría del año, la temperatura es más caliente bajo el suelo, mientras que, en verano, el subsuelo es más frío. Entonces, el pozo canadiense simplemente intercambia de forma natural la temperatura del aire. Es decir, que quienes habiten en una casa canadiense con este climatizador disfrutarán de una atmósfera fresca en verano y cálida en invierno sin usar aires acondicionados o sistemas de calefacción, que a largo plazo generan un impacto negativo en el ambiente.

 

Conoce las ventajas del tubo canadiense

Ya hemos comentado acerca del funcionamiento del sistema de tubos canadienses, pero, en realidad, ¿Cuáles son las ventajas que este tipo de climatizadores aportan al ambiente y a las personas que habitan en el hogar? Aquí algunas posibles respuestas.

 

Mejora la calidad del aire

Con este sistema intercambiador de temperatura entre el aire y la tierra, resulta posible mejorar la calidad del aire que respiramos dentro de las distintas estancias de la casa. Esto se debe a los filtros integrados tanto en el punto de captación, dispuesto en la parte exterior, como en la salida de aire, que estará ubicada en el hogar.

Al ser filtrado dos veces consecutivas, el aire ambiente mejora considerablemente su calidad, ya que se eliminan partículas de suciedad, ácaros, pelusa, bacterias y otros agentes externos. Esto resulta favorecedor para quienes padecen de problemas respiratorios, alergias, etc.

Bajo consumo energético

Una de las principales ventajas del pozo canadiense es el bajo consumo de energía ofrecido, ya que sólo requiere de la puesta en marcha de un ventilador. De esta manera, se pone en movimiento el aire, que en realidad experimenta el cambio de temperatura debido a la energía geotérmica, es decir, que el subsuelo de forma natural es el que cede el calor o frío al aire. En este sentido, las personas disfrutarán de un alto nivel de eficiencia energética y, a su vez, una baja demanda eléctrica dentro de la vivienda.

 

Respeto por el ambiente

La climatización geotérmica promueve el respeto por el ambiente, debido a que aprovecha los recursos de la tierra para crear una atmósfera cálida o fría dentro del hogar. Así, se deja de lado el uso de equipos de calefacción o refrigeración, cuyo funcionamiento genera emisiones de gas, dirigidas directamente al exterior y causantes del deterioro de la capa de ozono.

 

Mantenimiento sencillo

En comparación a otras tecnologías capaces de climatizar los espacios como el intercambiador de calor casero, cuyo mantenimiento debe ser realizado por un experto, el pozo canadiense sólo requiere del cambio periódico de los filtros, dispuestos en el punto de captación del aire y salida del mismo.

El pozo canadiense es uno de los sistemas de climatización más comentados, debido a que permite la integración de las viviendas a un ecosistema determinado sin causar deterioro. Si deseas unirte a las miles de personas pro verde, te convendría aprender cómo hacer un pozo canadiense y comenzar a climatizar los espacios de forma natural.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS