¿Por qué el aire acondicionado gotea?

Última actualización: 26.11.20

 

Al ser el aire acondicionado uno de los electrodomésticos que soportan uno de los usos más intensos en casa, sobre todo en verano, es necesario hacer el mantenimiento requerido de forma continua y a tiempo, para evitar daños mayores, los cuales pueden venir acompañados de síntomas como goteos o ruidos.

 

Cuando el aire acondicionado gotea, esto puede tener múltiples causas, las cuales pueden variar en nivel de complejidad. Sin embargo, para determinar las posibles razones, te recomendamos tener a mano el mando de tu aire acondicionado, ya que necesitarás revisar sus funciones.

Por ejemplo, en algunos casos, el goteo solo ocurre cuando el equipo es apagado y éste genera un chorro de agua a una presión mayor. Por ende, es conveniente activar diferentes modos de funcionamiento, para así evaluar los cambios en el desempeño del compresor o el desagüe.

 

Causas comunes de goteo en aires acondicionados

Ahora, para ayudarte, nos enfocaremos en algunas de las causas que suelen ser responsables del goteo en aires acondicionados domésticos, para que puedas compararlas con tu situación:

 

1. Bajo nivel de gas en la cámara

El gas refrigerante es un componente esencial del compresor para poder enfriar el aire. Éste se encuentra almacenado en un depósito, pero cuando el nivel óptimo disminuye, el cambio de presión altera la temperatura produciendo la congelación del equipo.

Si el aire acondicionado echa agua por el Split, es muy probable que el nivel de gas esté bajo. Esto puede deberse a fugas o simplemente falta de mantenimiento y estas gotas que puedes ver, en realidad son trozos de hielo que se han formado dentro del equipo y, cuando se apaga el compresor, se derriten y son expulsados por el ventilador.

Esta es una de las causas más comunes del por qué el aire acondicionado pierde agua por la unidad interior y, a veces, también produce ruido cuando el hielo se desprende y choca con el ventilador. Si esto ocurre, debes usar el mando para aire acondicionado, para apagarlo inmediatamente.

Te recomendamos no tomar a la ligera esta problemática, dado que usar el aire acondicionado con bajo nivel de gas, puede terminar dañándolo por completo o afectando alguna pieza importante.

2. Mal mantenimiento de los filtros

El sistema de filtración en un aire acondicionado se encarga de atrapar las partículas de suciedad que están combinadas con el aire del ambiente, para evitar que se acumulen en el interior del equipo y puedan causar bloqueos en tuberías, filtros y otros.

No obstante, y aunque tengas una alta higiene en casa, las partículas son tan pequeñas que no las notarás, pero de igual manera se acumularán en los filtros de tu aire acondicionado. Por ende, debes revisarlos de manera regular, sobre todo si tienes mascotas o acostumbras dejar las ventanas abiertas durante el día.

Para verificar si los filtros de tu aire acondicionado deben ser limpiados o reemplazados, desde la unidad interior de aire acondicionado puedes acceder fácilmente a ellos, ya que están encima del radiador, para proporcionar una función directa al atrapar las partículas de polvo y suciedad del ambiente.

Levanta la careta del aire acondicionado tirando con fuerza y así podrás ver el filtro. Sácalo con cuidado para revisar su estado. Un buen truco es intentar mirar a través de él, ya que, al estar hecho de malla, es semi transparente. Pero si no puedes ver nada por el polvo, lo más recomendable es lavarlo inmediatamente.

Puedes hacerlo directamente con agua y un cepillo de cerdas suaves, teniendo cuidado de no frotar demasiado fuerte, para evitar dañar la malla. Una vez esté limpio el tejido, deberás secar el filtro por completo, antes de volver a instalarlo en el aire acondicionado.

 

3. Alteraciones en el tubo de desagüe

El tubo de desagüe del aire acondicionado es un elemento imprescindible, para el buen funcionamiento del equipo, ya que se encarga de desechar de forma segura el agua generada por la condensación.

Cuando este elemento se encuentra en mal estado, ya sea por desgaste, mala conexión o posicionamiento, probablemente sea una de las razones del por qué el aire acondicionado pierde agua por la unidad exterior y te aconsejamos reemplazar toda la pieza lo más rápido posible. 

Por otro lado, si vas a revisar un Split o integral, es necesario que verifiques también la integridad del desagüe de la unidad exterior del aire acondicionado, ya que, a diferencia de los equipos de ventana, estos modelos tienen 2 salidas de agua residual.

4. Ubicación de la caída del agua residual

Un punto bastante relevante y que puede darse por sentado en algunos casos, es la caída del agua residual. Al ser el aire acondicionado un equipo que trabaja con condensación, el exceso de agua debe ser expulsado por algún medio y, normalmente, es a través de una manguera conectada al mismo dispositivo.

En la mayoría de los casos, la manguera tiene una longitud relativamente corta de unos pocos metros, por lo que usar un recipiente para recoger agua del aire acondicionado puede ser la solución, si se quiere evitar desorden cerca de la unidad externa.

No obstante, otra alternativa práctica si se desea incrementar la calidad del sistema de salida de agua, es la de empalmar el tubo de desagüe del aire acondicionado a una manguera extensora que le permita alcanzar el punto de conexión deseado. Así te será posible dirigir la dirección de la caída de agua, ya sea a otro desagüe, a un recipiente o fuera de tu propiedad.

 

Recomendación general

No olvides que antes de hacer cualquier revisión o intento de corregir un problema en el aire acondicionado, es esencial que éste se encuentre apagado y, de ser posible, desconectado de la corriente, para evitar cualquier riesgo de incidentes.

Si no tienes experiencia manejando aires acondicionados o respecto a su mantenimiento, te recomendamos comunicarte con un técnico especialista, que pueda atender el inconveniente de manera eficiente y segura.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments