¿Cuáles son las mejores pastillas para dormir?

Última actualización: 24.05.24

 

Entre los procesos vitales que experimenta el ser humano está el sueño, un estado de descanso y reparación del organismo, para emprender el día a día con mayor energía. Sin embargo, hay quienes experimentan problemas para dormir, que de no ser tratados a tiempo afectarán paulatinamente la salud psicológica y fisiológica del individuo.

 

El insomnio es un trastorno del sueño, que puede presentar diferentes sintomatologías y consecuencias negativas sobre el organismo. En este sentido, podemos iniciar haciendo referencia al insomnio agudo, considerado como un padecimiento que suele ocurrir debido al estrés diario, o una enfermedad experimentada por la persona. Por ejemplo, un dolor menstrual o en una muela, podría ser tan intenso como para que el sujeto se despierte a media noche y no vuelva a dormir.

Además, está el insomnio crónico, en donde la ausencia del sueño dura un lapso mayor a los tres meses, ya que es un tipo de insomnio síntoma de otra patología del individuo, entre las que podemos comentar el consumo de sustancias, malos hábitos de sueño, medicación para tratar alguna enfermedad, apnea del sueño u otros trastornos.

Cualquiera que sea el caso, existen pastillas relajantes, pastillas naturales para dormir profundamente, gotas para dormir y una serie de somníferos sin receta, que podrás adquirir fácilmente. Igualmente, están los medicamentos para dormir con una composición química de mayor intensidad, que sólo se venden con prescripción médica, debido a que el abuso de su consumo podría acarrear otros padecimientos o daños al sistema nervioso.

 

Medicamentos según el tipo de insomnio

Como se mencionó anteriormente, el insomnio se divide en agudo y crónico, siendo cada uno generado por causas diferentes. En este sentido, es natural que la forma de tratar ambas patologías discrepe en los tipos de medicamentos a ser suministrados. A continuación, te indicamos qué tomar para dormir bien en cada uno de los casos.

Insomnio agudo

El insomnio agudo suele presentarse por períodos cortos, que no superan los tres meses, tiempo en que el paciente debe consumir pastillas para dormir con receta, prescritas por un especialista de la salud. De esta manera, el individuo podrá volver a conciliar el sueño paulatinamente, sin crear una adicción al fármaco o experimentar efectos secundarios.

Para combatir el insomnio agudo se recomiendan las benzodiacepinas, que son medicamentos con acción directa en el sistema nervioso central, conocidos como psicotrópicos, cuya composición química posee propiedades hipnóticas, amnésicas, sedantes y anticonvulsivas.

También están los antihistamínicos, que son pastillas para dormir sin receta, capaces de eliminar los síntomas asociados con las alergias respiratorias y, al mismo tiempo, bloquean los receptores del cuerpo con respecto a la acción de la histamina o química natural originada tras los procesos alérgicos.

 

Benzodiacepinas

 

Lorazepam

Entre el anterior grupo de psicotrópicos se encuentra el Lorazepam para dormir, que ejerce una función tranquilizante en el cuerpo, evitando los episodios de ansiedad y el nerviosismo en el paciente. Además, es un fármaco que no afecta el desempeño de la persona y puede ser consumido simultáneamente con cualquier psicofármaco o antidepresivo.

Con respecto a cuánto tiempo tarda en hacer efecto el Lorazepam, resulta interesante saber que comenzarás a sentir los efectos tras una hora de su ingesta. Sin embargo, en quienes consumen el medicamento en tratamientos largos, el efecto acumulativo del químico hará que dicho tiempo pueda disminuirse, al igual que la vida media del fármaco en el organismo.

 

Lormetazepam y Rivotril

El Lormetazepam es otro medicamento que puede ayudar a quienes se preguntan qué tomar para dormir y eliminar el insomnio agudo, pues su fórmula actúa específicamente como potenciador de la actividad del neurotransmisor inhibidor presente en el área del cerebro. De esta manera, se controla la función de las neuronas, al mismo tiempo que mejora la cognición y la reacción frente al estrés.

Igualmente, el Rivotril para dormir es un medicamento con efecto sobre el sistema nervioso central, que reduce las convulsiones, estabiliza el estado de ánimo, calma la ansiedad, entre otros.

 

Dormodor y Noctamid

Por su parte, los fármacos Dormodor y Noctamid son hipnóticos de acción leve, que disminuyen significativamente las interrupciones del sueño en medio de la noche, para que la persona disfrute de un descanso pleno.

Zolpidem y Zopiclona

La Zolpidem y Zopiclona son dos fármacos con una composición similar a los medicamentos del grupo de las benzodiacepinas, que se emplean por dos meses. Entran al organismo y ralentizan la actividad cerebral, lo que hace que el individuo pueda conciliar el sueño.

 

Antihistamínicos

Entre los antihistamínicos más usados destaca la Difenhidramina, Dormidina y Soñodor, que son sedantes leves medicados para mayores de edad y eficaces para relajar el cuerpo y conciliar el sueño. Sin embargo, la Dormidina tiene efectos secundarios que deben tenerse presentes. Por ejemplo, cansancio, vómito, visión doble y erupciones.

 

Insomnio crónico

Si padeces insomnio crónico y no sabes qué tomar para dormir, debes tener presente que los psicólogos, psiquiatras y terapeutas recomiendan la medicación con gotas para dormir muy fuertes, antidepresivos o pastillas para dormir naturales como otra opción. Asimismo, invitan al paciente a mejorar los hábitos de sueño, comenzando por la práctica de algún deporte o yoga guiada.

De la misma forma, es fundamental preparar la superficie de descanso, siendo recomendadas las camas dobles. Por otro lado, la habitación debe estar limpia y las luces apagadas. Puedes colocar un fondo musical tranquilizante y algún aceite esencial, para relajarte a través de la activación del sentido del olfato. Además, está la ingesta de una dieta saludable y balanceada, libre de cafeína, tabaco y alcohol.

En lo que respecta al consumo de bebidas alcohólicas, existen muchos mitos, ya que hay quienes opinan que una copa antes de dormir es beneficiosa para conciliar el sueño, mientras que otras personas resaltan los efectos negativos de la bebida antes de dormir.

Por ejemplo, muchos expertos hablan de las propiedades del ron para la salud, pero consumido en dosis moderadas. No obstante, podrían ponerse en duda sus características como sedante para conciliar el sueño.

Sin embargo, al ingerir ron o cualquier otro licor antes de ir a la cama, más que beneficiar al organismo, estamos deteriorándolo, porque a pesar del efecto somnífero, este tipo de bebidas poseen una acción diurética, por lo que posiblemente te harán ir al baño cuando aún no se han completado las fases del sueño. Además, el alcohol le concede un estado de relajación al sistema muscular de la garganta. De esta manera, la respiración es afectada y se producen ronquidos.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS