Minimiza los riesgos de sufrir un siniestro en casa con los nuevos braseros anti incendios

Última actualización: 18.09.19

 

Con tantos incendios registrados durante el invierno a causa del mal uso de los braseros, no es de extrañar que te encuentres un poco inquieto ante la idea de adquirir un equipo de este tipo. Sin embargo, los fabricantes se han dedicado a incorporar una tecnología anti incendio de vanguardia que minimiza estos riesgos.

 

Llega el invierno y con él la necesidad de contrarrestar los efectos del frío. En este sentido, incorporar en nuestro hogar o sitio de trabajo algún equipo de calefacción es una tarea prácticamente obligatoria para mantener los espacios cálidos y confortables. Así que, durante esta temporada no es de extrañar el encontrar una gran variedad de ofertas en los portales de compra especializados o tiendas departamentales, referentes a este tipo de artefactos.

Entre estos dispositivos que se pueden adquirir, los braseros poseen gran popularidad entre los compradores debido a su eficiencia energética, diseños ergonómicos y resistentes. Asimismo, por el hecho de que los modelos más modernos incorporan funciones extras que suelen ser bastante favorecedoras para el bienestar tanto del ambiente, como de quienes están en casa.

 

Acerca de los braseros

Si ya te decidiste a adquirir un brasero para incorporarlo a tu hogar o sitio de trabajo, deberás saber que existen los modelos tradicionales y los de tipo eléctrico que, a pesar de cumplir una misma función de calefacción, suelen tener algunas discrepancias bastante significativas.

 

 

Braseros tradicionales

Estos equipos no se caracterizan precisamente por ofrecer un gran nivel de seguridad tras su puesta en marcha, pero en algunas provincias son el medio de calefacción por excelencia debido a un tema cultural. 

Recordemos que este tipo de braseros se coloca bajo la mesa camilla y se alimenta energéticamente de la quema de carbón mineral, troncos secos, aserrín, entre otros combustibles de origen orgánico. 

El volumen de calor generado es elevado, no requieren de electricidad, pero son una de las principales causales de incendios durante la temporada fría del año, sin contar que las emisiones tóxicas de monóxido de carbono acumuladas en estancias poco ventiladas e inhaladas por las personas han cobrado vidas. Asimismo, estos gases potencian el deterioro de la capa de ozono. Todas estas son razones de peso por las que este tipo de braseros ha sido relevado.

 

Braseros eléctricos

Por su parte, los braseros eléctricos llegan al mercado como una versión mejorada y mucho más segura que los diseños tradicionales. Entre sus principales atributos tenemos el método de alimentación enfocado en la cultura de respeto por el ambiente, al no requerir de ningún tipo de combustible sólido que, tras su incineración, genere emisiones contaminantes. En su lugar, tendrás que enchufarlo directamente en la fuente de poder más cercana al área de la instalación.

Con respecto a su formato, disfrutarás de un producto compacto, ligero, fabricado con metal resistente e indeformable, con una base de soporte discreta, rejillas para la distribución del calor, un par de botones para el encendido – apagado y regulación de los niveles de trabajo del brasero.

 

Seguridad en los braseros eléctricos

Si bien los braseros eléctricos son considerados equipos con altos estándares de seguridad, también es cierto que el mal uso que las personas le otorgan pueden ser el causante de accidentes domésticos de mediana o gran magnitud. Por ello, no importa si el artefacto se encuentra posicionado como el mejor brasero del momento, lo realmente importante es que cumpla con las normativas básicas de seguridad.

En este sentido, tendrás que verificar cuidadosamente las especificaciones del producto, siendo necesario que posea certificación europea CE, que hace referencia al cumplimiento de las normativas de fabricación industrial. Asimismo, la incorporación de un termostato regulador, temporizador y sistema de autoapagado, son características fundamentales para el ahorro energético, aprovechamiento del calor generado y por supuesto, para evitar un sobrecalentamiento inesperado.

Entre los requerimientos de seguridad necesarios también destaca un interruptor con bloqueo para niños y un tratamiento de tacto frío en la estructura, que te permita manipular el aparato sin temor a quemaduras. Además, no podemos dejar de mencionar que cada vez son más los fabricantes que suman a sus diseños la tecnología anti incendio, tomando en consideración que son muchos los registros de siniestros durante el invierno a causa del uso de los braseros.

 

Tecnología anti incendio: ¿Qué es y cómo nos favorece?

El tipo de tecnología anti incendio incorporada al brasero dependerá de lo pautado por el fabricante para dicho modelo, por lo que podrás encontrar variadas opciones que necesitarás examinar detalladamente.

Lo primero que debes tener siempre presente es que el producto puede haber sido provisto con una serie de sistemas de seguridad de alta gama, pero, para que sea totalmente eficiente, deberás poner de tu parte y ser cuidadoso, respetando las instrucciones de uso, instalación y limpieza del artefacto.

 

 

La tecnología anti incendio no es más que una serie de mejoras aplicadas a la estructura para prever un desenlace negativo tras un descuido por nuestra parte al manipular el brasero. Por ejemplo, algunos de estos calefactores al detectar que las salidas de calor se encuentran obstruidas por una manta que accidentalmente cayó sobre él, automáticamente se desconectan. De esta manera, se estaría evitando un incendio potencial.

Otra técnica novedosa empleada para reducir el riesgo de un siniestro ha sido la incorporación de un ventilador de tipo axial, que se encuentra en constante funcionamiento y a una única velocidad bastante baja, pero lo suficientemente efectiva para disipar el calor del brasero, regulando la temperatura. Así, se logra que el calefactor no alcance una temperatura excesiva, que paulatinamente conlleve a un cortocircuito y tras la falta de atención por parte de los usuarios, se provoque un incendio.

 

Un ejemplo de brasero anti incendio

Durante el año 2014, el malagueño Francisco Caro, después de varios años de trabajo, incorporó al mercado un dispositivo inteligente de seguridad para los braseros. El aparato funciona mediante un sistema de sensores y se coloca en la parte exterior del brasero, por lo que al sentarte a la mesa pisarás con tu pie dicho sensor que previamente habrá registrado tu peso. 

Así, al efectuarse el contacto se pone en marcha el brasero y al levantarte se desactiva automáticamente. Esto es bastante conveniente para los hogares que tienen niños pequeños o mascotas, ya que no correrán el riesgo de activarlo accidentalmente. Este tipo de alternativas simples podrían ayudar a tener calefacción segura en muchos hogares.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...