Los mejores radiadores eléctricos

Última actualización: 13.11.19

Radiadores eléctricos – Guía de compra y Comparativa en 2019

 

El invierno está próximo a llegar y la adquisición de un sistema de calefacción para nuestro hogar supone una inversión necesaria e importante para el bienestar y comodidad nuestra y de nuestra familia. Si queremos evitar daños o remodelaciones en nuestra propiedad, sobre todo si debemos mudarnos a otro lugar próximamente, qué mejor solución que comprar un novedoso y versátil radiador eléctrico, el cual podrás llevar e instalar fácilmente en donde estés. Actualmente, el mercado ofrece numerosos modelos para elegir entre los que destaca el poderoso AEG RA 5520, el cual ofrece tres niveles de potencia para escoger y que incluye un práctico dispositivo de seguridad contra incendios. Si prefieres un modelo minimalista que puedas colocar en la pared gracias a su soporte trasero y que disponga de un control de temperatura especial para la noche que reduzca el consumo en un 20%, te recomendamos el elegante modelo Bendex LUX Blanco.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Opiniones sobre los mejores radiadores eléctricos

 

En este artículo te presentamos una selección de los mejores radiadores eléctricos que podemos encontrar en el mercado actual y hacemos una comparación de las características positivas y negativas más resaltantes, de manera que puedas escoger el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

 

AEG RA 5520

 

Este versátil radiador de aceite puede considerarse el mejor radiador eléctrico, ya que cuenta con un poderoso motor que te permite elegir entre tres potencias distintas, pudiendo seleccionar entre 600 W, 900 W y 1.500 W. También te permite regular manualmente el termostato para así lograr la temperatura deseada en la habitación.

El AEG RA 5520 integra un práctico dispositivo de seguridad que te protege contra posibles incendios, por lo que podrás descansar tranquilo mientras climatizas tu habitación y cuenta con un práctico sistema de alojamiento para enrollar el cable, de manera que tendrás tu aparato bien ordenado cuando no lo estés usando.

Es un práctico modelo que incluye cuatro ruedas con las que podrás moverlo fácilmente por tu casa, instalándolo donde haga falta calentar el ambiente. Cuenta con unas dimensiones aproximadas de 64 x 37,5 x 24,5 centímetros y un peso de 9 kilogramos.

Considerando las características principales. este modelo está muy cerca de ser el mejor radiador eléctrico del momento, por lo tanto es importante conocer los pros y contras expuestos a continuación:

 

Pros

Potencia: Este poderoso modelo integra un radiador de tres niveles de potencia, pudiendo variar entre 600 W, 900 W y 1.500 W según sea necesario.

Regulador: Podrás regular la energía térmica de este radiador eléctrico a través de un regulador de termostato manual.

Transportable: Este práctico modelo incluye cuatro ruedas en su base que te serán muy útiles para moverlo dentro de tu hogar.

Seguridad: Cuenta con un dispositivo de seguridad muy útil, el cual te protegerá contra algún posible incendio por sobrecalentamiento.

 

Contras

Consumo: Un usuario ha criticado el alto consumo energético que este dispositivo ha producido, incrementando mucho su factura eléctrica.

Calor: Hay que tener cuidado de no colocar cerca del aparato ningún otro objeto, ya que se podría quemar por el calor que emite el producto.  

Comprar en Amazon - Precio (€58,41)

 

 

 

Bendex LUX Blanco

 

Entre los mejores radiadores eléctricos del 2019 se encuentra el elegante Bendex LUX Blanco, ya que luce un diseño minimalista que combina la posibilidad de usarlo en la pared o en el suelo gracias a su versátil soporte de pared, logrando integrarse de manera perfecta con la decoración de tu habitación.

Este modelo integra un control de temperatura especial para día y noche, reduciendo el consumo energético hasta un 20%, ayudándote a mantener baja la factura eléctrica. Dispone de un tamaño aproximado de 37 x 79,4 x 7,5 centímetros y una potencia de 1.000 W.

Está fabricado con un recubrimiento ip24 que protege contra salpicaduras, permitiéndote limpiarlo fácilmente. Integra una útil función de seguridad para niños que bloquea el control del dispositivo. Podrás visualizar y controlar la temperatura seleccionada gracias a su pantalla y termostato digital con rango de 5 a 35 grados centígrados.

Si aún tienes duda y quieres saber cuál es la mejor marca de radiadores eléctricos que existe actualmente, te sugerimos seguir leyendo este artículo y así podrás comparar entre las funciones más destacadas de cada modelo.

 

Pros

Diseño: Este elegante modelo luce un diseño minimalista y moderno y está disponible en tres colores diferentes para armonizar fácilmente con la decoración de la estancia.

Versátil: Gracias a su versátil soporte permite instalarse fácilmente en la pared o en el suelo.

Impermeable: Este radiador eléctrico está fabricado con un material que resiste contra salpicaduras gracias a su recubrimiento ip24.

Termostato: Tiene un termostato digital muy útil, con el que podrás graduar la temperatura de tu habitación gracias a su rango de 5 a 35 grados centígrados.

Pantalla: Te permitirá visualizar en todo momento la temperatura seleccionada gracias a su útil pantalla digital.

 

Contras

Potencia: La única opinión negativa que se puede añadir es que este modelo no es funcional en habitaciones muy grandes.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Aigostar Pangpang 33IEJ

 

Este radiador de aceite de 11 elementos cuenta con un poderoso motor de 2.300 vatios, el cual te protegerá del frío perfectamente gracias a sus tres niveles de ajuste de potencia de 1.000 W, 1.300 W y 2.300 W y un control manual termostático de temperatura que te permitirá ajustar el nivel de calor para un máximo confort y manteniendo un bajo consumo.

El Aigostar Pangpang 33IEJ dispone de un indicador luminoso que se apaga cuando la habitación ha alcanzado la temperatura programada, colocando al radiador en estado de espera hasta el momento en que la temperatura vuelva a bajar. Igualmente, el aparato se apagará automáticamente si sufre una inclinación mayor de 45 grados o si ocurriera un sobrecalentamiento.

Este práctico y portátil modelo tiene un peso aproximado de 11,23 kilogramos y cuenta con cuatro útiles ruedas inferiores y una asa que te permitirán moverlo de una habitación a otra sin necesidad de levantarlo.

Ante la pregunta ¿qué radiador eléctrico comprar? la mejor solución es examinar detalladamente todas las características positivas y negativas de cada modelo, teniendo en cuenta cuáles son los modelos más baratos del mercado.

 

Pros

Potencia: Este modelo ofrece tres niveles de potencia, pudiendo variar entre 1.000 W, 1.300 W o 2.300 W.

Termostato: Podrás controlar la temperatura manualmente ajustando el termostato a la temperatura que desees.

Indicador: Cuando la habitación alcanza la temperatura deseada, el termostato apaga el indicador luminoso que integra, entrando el radiador en modo espera.

Seguridad: Integra un sistema de seguridad que apaga el radiador si éste se llegase a inclinar más de 45 grados o cuando ocurre un sobrecalentamiento.

Portabilidad: Este modelo cuenta con un peso y tamaño reducido que te harán más fácil el traslado del dispositivo.

 

Contras

Consumo: Un usuario de este modelo indica como punto negativo que llega a consumir mucha corriente eléctrica, por lo que no es recomendable su uso diario.

Comprar en Amazon - Precio (€69,99)

 

 

 

Tristar KA-5911

 

El portátil Tristar KA-5911 puede considerarse el mejor radiador eléctrico de relación calidad precio de esta lista, ya que dispone de una gran funcionalidad y un precio bajo en comparación con otros modelos similares. A la vez cuenta con clasificación energética A, de manera que utiliza de forma eficiente la energía eléctrica.

Este modelo es un calentador convector muy versátil que funciona con 1.500 W y que te permite ajustar su temperatura en tres posiciones diferentes 650 W, 850 W y 1.500 W e integra un termostato completamente regulable.

Incluye un útil protector contra sobrecalentamiento que evitará daños al sistema en caso de que la temperatura sea demasiado elevada y gracias a su indicador luminoso podrás saber si el dispositivo está encendido o apagado. Cuenta con unas asas integradas que aumentan la portabilidad del radiador de manera que puedas moverlo fácilmente de habitación.

La compañía Tristar se ha preocupado en tu confort y bienestar con la fabricación de este modelo, ya que no solo te ofrece controlar la potencia, sino que también cuenta con un sistema de seguridad y uno de los precios más baratos del mercado.

 

Pros

Potencia: Podrás ajustar la potencia de este modelo en tres posiciones distintas de 650 W, 850 W y 1.500 W.

Termostato: Cuenta con un termostato completamente ajustable que se permite graduar  de forma manual la temperatura deseada.

Sobrecalentamiento: Incluye un práctico protector contra sobrecalentamiento que apagará la unidad en caso de que el radiador se exceda en temperatura.

Portátil: Este pequeño y ligero modelo integra un par de asas que te ayudarán a trasladar el aparato de un lugar a otro.

 

Contras

Estabilidad: Un usuario comenta que el único punto negativo es que hay que atornillar las patas hasta que queden equilibradas.

Comprar en Amazon - Precio (€23,97)

 

 

 

Orbegozo RA 2005C

 

Si aún te sigues preguntando cuál es el mejor radiador eléctrico te sugerimos tener presente el uso que le darás al aparato y después comparar entre sus funciones principales. La compañía Orbegozo presenta un radiador de aceite muy funcional, el cual te facilita su traslado gracias a las cuatro ruedas inferiores, permitiéndote llevar calor a cualquier habitación cómodamente.

Cuenta con una potencia de 2.000 W y termostato completamente regulable con su selector  rotativo de cuatro posiciones de temperatura. Este es un sistema totalmente silencioso que te permitirá descansar toda la noche sin que genere ruidos molestos.

El Orbegozo RA 2005C integra un práctico sistema de seguridad que protege al dispositivo de cualquier sobrecalentamiento y cuenta con una pestaña que te ayudará a mantener el cable recogido y bien enrollado. Tiene unas dimensiones de 17 x 44,5 x 62 centímetros aproximadamente.

A continuación, te presentamos una lista de las características positivas y negativas más resaltantes de este modelo, de manera que te sea más fácil la selección del producto.

 

Pros

Potencia: Este radiador eléctrico cuenta con una potencia de 2.000 vatios, por lo que tu habitación estará siempre con una temperatura agradable.

Termostato: Cuenta con un termostato regulable de alta precisión a cuatro niveles, brindándote la posibilidad de que escojas la temperatura deseada.

Portabilidad: Integra cuatro prácticas ruedas y un asa que te ayudarán a desplazar el producto de forma fácil y cómoda.

Seguridad: Incluye un práctico sistema de seguridad que limita el calor máximo, apagando al radiador cuando ocurre un sobrecalentamiento.

Piloto: Cuando este radiador está trabajando, nos lo indica encendiendo su piloto luminoso.

 

Contras

Tiempo: Un usuario comenta que este modelo tarda más de lo normal en calentar completamente la habitación. Sin embargo, hay que tener en cuenta el tamaño de la habitación.

Comprar en Amazon - Precio (€40)

 

 

 

Guía para comprar un radiador eléctrico

 

Sentarnos a descansar, disfrutando del calor de una hoguera en los días fríos suena muy tentador, pero si estás cansado de limpiar el hollín que queda en el suelo de tu casa, entonces te recomendamos adquirir un práctico radiador eléctrico, ya que es un dispositivo completamente versátil, al poder llevarlo e instalarlo fácilmente en cualquier lugar de tu casa y no genera ningún tipo de humo nocivo para la salud ni desperdicio como hollín o ceniza. En la actualidad, encontrarás innumerables marcas y modelos para elegir, y como te queremos ayudar a tomar una buena decisión, hemos preparado para ti una guía para comprar el mejor radiador eléctrico del mercado.

Guía de compra

 

Potencia y eficiencia

Haciendo un poco de investigación en la red, descubrirás que la potencia es la principal característica que se destaca en cualquier comparativa de radiadores eléctricos, ya que la misma determina una serie de condiciones del aparato que nos afecta de una forma u otra. En primer lugar, existe una tabla de cálculo y relación entre la potencia del aparato y el área en metros cuadrados de la habitación en donde quieres instalar en dispositivo.

Para saber cuánto cuesta calentar tu habitación, es necesario conocer que cada metro cuadrado se multiplica por 72 a 100 vatios, según el aislamiento, época del año y demás condiciones de la habitación, de manera que puedes hacer un cálculo aproximado de la cantidad de vatios que debe tener el radiador que vas a instalar en tu habitación. Así mismo, podrás elegir un modelo económico y funcional.

Por otro lado, pero igual de importante es saber que la potencia del aparato determina directamente el consumo de tu energía eléctrica, por lo que un radiador con elevado grado de  aproximadamente 2.000 vatios de potencia consume muchísimo más que un modelo de unos 200 vatios. Debido a esto, cada vez son más fabricantes los que se preocupan de la eficiencia energética de sus modelos, ayudando a los usuarios a reducir las facturas eléctricas y al planeta, empleando de manera más inteligente los recursos naturales.

 

Control y versatilidad

Es muy importante que este tipo de dispositivos presenten un control sencillo e intuitivo, pero muchas veces se quiere que el panel vaya oculto en el aparato, de manera que no rompa con la línea estética del diseño y de esa manera se adapte fácilmente a la decoración del espacio donde lo vayas a instalar.

El panel de control te puede ayudar en las tareas más sencillas como es encender y apagar el radiador, así como en seleccionar la potencia, en caso que permita variar, y en graduar la temperatura deseada para que el termostato pueda regular el nivel de calor de la habitación. Algunos modelos de radiadores incorporan una pequeña pantalla digital o LCD junto al panel de control que te permite visualizar en cualquier momento la temperatura a la que está trabajando.

Del mismo modo, los fabricantes han incorporado a estos dispositivos una serie de ruedas pivotantes y asa de agarre, de manera que te sea fácil trasladarlos de una habitación a otra para que puedas aprovechar el calor en cualquier lugar donde te encuentres, ya que no requieren de ningún tipo de instalación, por lo que son extremadamente versátiles. Es importante conocer el peso y el tamaño del radiador para que puedas conocer las medidas del espacio donde puedas colocarlo.

Seguridad  y termostato

Entre los factores más importantes que debemos tomar en cuenta cuando pensamos adquirir un radiador es en su seguridad, ya que si queremos evitar cualquier tipo de emergencias es muy recomendable prestar mucha atención a este punto, sobre todo si tenemos niños en nuestra casa. Ante esta situación, es altamente recomendable que el dispositivo se instale en espacios fuera del alcance de los niños, ya que emite gran cantidad de calor y según los materiales de fabricación puede causar graves quemaduras.

La mayoría de estos dispositivos cuentan con sistemas de seguridad de apagado automático que detienen el funcionamiento del radiador en caso de volcamiento o si sufre alguna inclinación mayor a 45 grados. De igual manera, en caso de ocurrir un sobrecalentamiento, cortocircuito o cualquier otro desperfecto eléctrico. Es muy importante colocar estos aparatos alejados de cualquier objeto inflamable, ya que logran alcanzar altas temperaturas.

Por otro lado, los útiles termostatos funcionan como reguladores de temperatura, por lo que se considera que añaden un poco más de seguridad al electrodoméstico al no permitir que el nivel de calor siga aumentando incontrolablemente. En tal sentido, es recomendable que el radiador eléctrico incorpore un termostato que te ayude a mantener nivelada la temperatura de una habitación.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo programar un radiador eléctrico?

En primer lugar, tómate 5 minutos para conocer el panel de control a fondo y así puedas utilizarlo con propiedad. Hay modelos con pantallas digitales, pantallas LCD y táctiles, por lo que un ajuste erróneo puede provocar un mal funcionamiento. Lo primero que debemos hacer es programar el inicio automático del radiador. Empleando el control, seleccionamos el día y la hora de encendido programado y seguidamente ajustamos la temperatura que deseamos en nuestra habitación. En caso de que puedas ajustar la temperatura económica para ahorrar un poco cuando no estás en casa, programa las horas en que estarás ausente para que el termostato apague el dispositivo automáticamente.

 

Q2: ¿Dónde colocar el radiador eléctrico?

Es muy aconsejable, principalmente, tener en cuenta que estos dispositivos producen elevadas temperaturas a su alrededor, por lo que se aconseja instalarlos alejados de materiales inflamables o susceptibles al calor. Estos dispositivos se pueden colocar en salones, habitaciones y oficinas, pero no son aconsejables en el baño, ya que la humedad puede causar desperfectos o incluso accidentes. Para conocer el área calórica que abarca, es importante conocer la potencia máxima que alcanza el radiador.

 

Q3: ¿Cómo reparar un radiador eléctrico?

Tienes que tomar en cuenta que, si no eres un electricista profesional, debes hacer esto bajo tu responsabilidad, ya que al abrir el aparato normalmente se pierde la garantía que lo cubre por desperfectos. Saber si puedes reparar tu radiador eléctrico depende en gran medida al conocimiento técnico que poseas, pero aunque parezca obvio, primeramente comprueba la conexión del aparato. Seguidamente, comprueba la conductividad eléctrica con cualquier voltímetro. Sin embargo, no olvides comprobar la resistencia, la cual normalmente es la pieza que se debe reemplazar al ocurrir un fallo con los aparatos termoeléctricos.  

 

Q4: ¿Cómo colgar un radiador eléctrico?

Hay que tener presente que no todos los radiadores eléctricos permiten ser instalados colgando en la pared, por lo que debes buscar un modelo que tenga un peso ligero e incorpore una pieza especial para colgar. En primer lugar, debes tomar la medida necesaria entre los soportes y tornillos utilizando rotulador o lápiz guiándote de los orificios o marcas que presenta el radiador en su parte trasera para que coincidan perfectamente. Luego, deberás perforar unos orificios en la pared con un taladro cuidadosamente. Por último, utilizando tornillos y tacos deberás fijar un par de soportes, los cuales tienen la tarea de sostener el peso del radiado.

 

Q5: ¿Qué consume más, un radiador eléctrico o un calefactor?

Se podría considerar que los radiadores eléctricos consumen un porcentaje más elevado de energía eléctrica, al necesitar más tiempo para llegar a su temperatura ideal que otros modelos similares, ya que utilizan la energía eléctrica para calentar un fluido aceitoso que acumula el calor, lo que implica que incluso apagado el radiador sigue generando calor. Por otro lado, el calefactor eléctrico calienta un metal incrustado en una placa de cerámica que se calienta, llegando a irradiar el calor, el cual retiene con bastante eficiencia, sin resecar el ambiente al requerir menos oxígeno para generar calor.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...