Lentillas, una solución eficaz al creciente problema de miopía en el mundo

Última actualización: 24.05.24

 

La manera como vemos el mundo está cambiando, al igual que nuestro estilo de vida. Desafortunadamente, se estima que ciertos cambios en nuestros hábitos incrementarán el número de personas con miopía en el mundo, el cual se cree que podría alcanzar la cifra de hasta un 50% para el año 2050.

 

No todos los cambios que han llegado con la era moderna han resultado positivos cuando hablamos de nuestra salud. Si analizamos las alteraciones que se han venido suscitando en nuestra agudeza visual, los expertos coinciden en que para el año 2050 cerca del 50% de las personas podrían ser miopes. De hecho, en la actualidad un 22,9% de los individuos ya padecen este problema, con las correspondientes incomodidades que implica.

Por suerte, las alternativas ante tal problema también han evolucionado. De hecho, las lentillas suponen una gran solución a los problemas de visión debido a la introducción de nuevos materiales que se adaptan mejor a las necesidades del ojo. Incluso, el acceso a ellas es tan sencillo que ahora se pueden solicitar lentillas a domicilio y recibirlas con la graduación requerida en cada caso.

 

Miopía, un problema de salud mundial

El incremento en los casos de miopía de los últimos años se cree que tiene su origen en la disminución de las actividades al aire libre y en el gran número de horas que destinamos a los dispositivos electrónicos que se observan a corta distancia, como es el caso del móvil, las tabletas y los ordenadores.

Esto ha generado una adaptación de nuestros ojos a las nuevas circunstancias, provocando que el desarrollo del globo ocular, principalmente en los niños, sea diferente al esperado en condiciones normales.

Para ser más específicos, los expertos afirman que existe una relación muy estrecha entre los factores genéticos y los ambientales. Por una parte, la genética predispone a los individuos a padecer el problema visual, mientras que los estímulos ambientales, como el exceso de trabajo que implica visión de cerca y la falta de exposición a la luz del sol durante el periodo de la adolescencia y la infancia, se consideran como agravantes del problema.

Cabe destacar, que la iluminación solar ha demostrado ser de gran ayuda en la prevención de la aparición de la miopía, lo que nos hace pensar en la gran cantidad de espacios que ahora carecen de ella y que son iluminados de manera artificial con bombillas inteligentes o luces led durante todo el día.

 

Uso de lentillas correctivas en la miopía

Uno de los mayores problemas de la miopía es que se trata de un padecimiento evolutivo. Es decir, que se incrementa con el paso del tiempo. Incluso, hay especialistas que afirman que el uso de lentes oftálmicas tradicionales puede retroalimentar la miopía. Esta es una noticia desalentadora para los usuarios en general, puesto que nadie espera que como resultado del uso de gafas se agudice el problema.

No obstante, los expertos afirman que cuando se detecta que el problema está activo el cambio de dioptrías solo significará que en un corto plazo se tendrán que incrementar más dioptrías.

En este sentido, cuando se tratan problemas de miopía la prioridad es frenar el aumento y evitar a toda costa que la visión se degenere hasta llegar a las 5 dioptrías, ya que en este punto puede incrementarse el riesgo de que se desarrollen otras patologías, como las cataratas o la maculopatía miópica, en la edad adulta.

La buena noticia es que para frenar el avance de la miopía se ha identificado que el uso de lentillas diarias de diseño especializado es más eficaz y seguro, ya que en los casos estudiados de niños durante varios años se ha encontrado que muestran menos complicaciones derivadas de la miopía y se favorece el control sobre el crecimiento ocular, la condición que suele agudizar el problema de miopía.

Algo que resulta interesante destacar es que las lentillas buscan provocar una corrección de la hipermetropía periférica, algo común en los ojos miopes, una condición que se cree que es causante de la evolución acelerada de la miopía.

Explicado en palabras más claras, el ojo detecta el desenfoque periférico en la retina, lo que envía una señal de estímulo que termina incrementando la longitud del ojo para conseguir una imagen nítida en esa zona. La corrección que ofrecen las lentillas progresivas anula dicho estímulo, por lo que se consiguen mejores resultados al utilizarlas.

En este mismo contexto, el experto Jaume Pauné afirma que las lentillas progresivas para miopía pueden ralentizar hasta en un 43% el incremento de este padecimiento, comparado con pacientes que utilizan gafas ordinarias.

¿Qué tipos de lentillas para miopía se pueden elegir?

Las lentillas han evolucionado considerablemente desde el año 2007 en que la teoría de la visión periférica comenzó a estudiarse. Ahora son más cómodas y los productos para su higiene y mantenimiento son también más amigables con la salud ocular.

Específicamente, en el caso de las lentillas progresivas, estas se pueden elegir en su formato de lentillas blandas convencionales, lentillas desechables diseñadas para periodos de uso de hasta tres meses y lentillas desechables mensuales. Además, ofrecen ventajas notables contra el uso de gafas. Las mencionamos a continuación:

Permiten practicar deportes sin que exista el riesgo de que se caigan.

Proporcionan una visión clara y no se empañan.

Ofrecen un campo de visión completo, sin armazones que interfieran.

Son compatibles con el uso de gafas de natación, solares o de invierno.

En conclusión, si se utilizan de manera correcta, las lentillas suponen una solución eficaz al problema de visión que supone la miopía. Pueden frenar el avance del problema de visión en el caso de los niños y ofrecen ventajas tanto estéticas como prácticas. Además, vienen en formatos que se adaptan a las necesidades de cada persona, por lo que hoy en día es mucho más sencillo encontrar el producto adecuado para cada situación. Eso sí, las lentillas deben ser prescritas por un experto y manipularse de acuerdo a las recomendaciones del fabricante para evitar cualquier tipo de contaminación que pudiera poner en riesgo la salud.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS