La importancia del aire acondicionado en el diseño arquitectónico y el desarrollo urbanístico

Última actualización: 16.10.19

 

Es prácticamente imposible imaginar el mundo sin la presencia de los aires acondicionados en nuestras viviendas, centros comerciales, hospitales y colegios entre muchos otros, sobre todo en las ciudades que son extremadamente calurosas todo el año, algunas de las cuales antes nadie habría pensado que pudieran prosperar de una manera tan exponencial como ha sucedido, por ejemplo, con algunos lugares como Singapur, Qatar e incluso Dubái, en donde asombrosamente en la actualidad podemos encontrar una pista de esquí de nieve real dentro de un centro comercial y, por si fuera poco, próximamente inaugurarán la primera mini ciudad con aire acondicionado del mundo.

Nos hemos vuelto tan dependientes de los sistemas de refrigeración que pasó mucho tiempo antes de que nos preocupamos de cómo los mismos estaban de alguna manera afectando las fachadas de nuestras viviendas y edificios comerciales, además de que a nivel medioambiental los aires acondicionados actúan de forma agresiva, ya que ofrecen una gran comodidad al usuario, a costa de desplazar el aire caliente que producen las unidades externas o de expulsarlo al exterior en caso de tener un extractor de calor.

Si a esto le sumamos el hecho de que cada vez son más los centros comerciales, edificios y viviendas que cuentan con un aire acondicionado, tenemos como resultado una gigantesca cantidad de calor en el ambiente, el cual es empujado finalmente hasta la atmósfera del planeta en donde se concentra y colabora en el calentamiento global.

Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Arizona asegura que el uso indiscriminado de aires acondicionados aumenta notablemente la temperatura en las ciudades, como por ejemplo, estudios han arrojado que a causa de estos aparatos la temperatura había aumentado entre 1.5 grados centígrados y 2 grados centígrados, a los que se le suma el gran aumento que sufrimos actualmente gracias al calentamiento global que, por su lado, ha elevado la temperatura media de la mayoría de las ciudades del mundo en un grado centígrado.

 

 

Ante esta perspectiva, podemos darnos cuenta de que, a la vez que aumenta el calor en el ambiente, aumentan recíprocamente la venta y el uso de más aires acondicionados por parte de los consumidores, por lo que al parecer estamos ante un ciclo que no tiene final. Para tratar de evitar o frenar este problema, la solución ideal es realizar un consumo responsable y consciente, aprovechando el calor emitido por estos aparatos para otras actividades.  

Ahora bien, la cantidad excesiva de aparatos de aire acondicionados instalados en la mayoría de las ciudades más calurosas del mundo a partir de su auge en 1950 tuvo como resultado un desarrollo urbanístico un poco catastrófico y desorganizado, arruinando cientos de fachadas a lo largo del tiempo, dándoles un aspecto de escenario de novela de ciencia ficción en donde los módulos externos de los aires acondicionados decoran las paredes de viviendas y zonas comerciales.

Recordemos la fuerza que tomó la expansión de los famosos conjuntos residenciales que para la época de la postguerra se pusieron muy de moda, ofreciendo al usuario una casa unifamiliar con precio asequible y con aire acondicionado.

Por ejemplo, en España el número total de viviendas equipadas con algún sistema de climatización es de hasta 31%, teniendo como las capitales con el mayor número de aires acondicionados a Madrid, Sevilla y Córdoba, según estudias realizados por el Idealista. En el 2018, las más de 870.000 viviendas ofrecidas en alquiler o venta en España confirmaron que, como era de suponer, las capitales más calurosas son las que cuentan con una mayor variedad de pisos climatizados, sobre todo en Sevilla con el 70,2%, Córdoba con el 56,9% y Madrid con el 55,8% de unidades. Esto sin contar el aire acondicionado de los vehículos, que te permite desplazarte disfrutando de aire fresco, por lo que puedes pasar fácilmente de un espacio con aire acondicionado a otro sin estar expuesto al ambiente caliente.

Incluso la arquitectura ha visto nacer un nuevo estilo en el diseño de edificios como hospitales, centros comerciales, residencias y hoteles, el cual destaca por ser completamente cerrado, evitando las galerías abiertas y patios con ventilación cruzada que tanto se utilizaban anteriormente en las ciudades calurosas, ya que sería imposible el uso eficiente de los sistemas de climatización.

 

 

Entonces, vemos como proliferan los diseños cúbicos y modernos totalmente climatizados en todo tipo de viviendas y espacios de esparcimiento o interacción sociocultural. Cuántas veces no nos hemos tenido que desplazar largas distancias en los aeropuertos para pasar de una puerta de embarque a otra sin dejar de sentir el frío del aire acondicionado.

Esto no necesariamente afecta de forma negativa el aspecto urbanístico o el paisajismo de una ciudad, sobre todo si la nueva generación de arquitectos sigue explotando su creatividad como lo hizo recientemente, como por ejemplo con la tendencia de la arquitectura verde, la cual da lugar a nuevas ideas enfocadas a la sostenibilidad y contribución a la protección del medio ambiente, presentando diseños responsable y respetuosos con la naturaleza.

Además, busca contrarrestar el daño producido por el calentamiento global, ya que integra un sistema de impermeabilización de techos llamado cubierta verde gracias al cual se pueden plantar plantas de raíces bajas en cualquier azotea y cuenta con un práctico sistema de recolección de agua de lluvia que distribuye el agua a través de tuberías a las raíces de las plantas, lo que ayuda a mantener un ambiente agradable y fresco dentro de las viviendas.

Otra tendencia actual ideal para conseguir un espacio energéticamente autosuficiente y que aproveche la intensa luz solar para poner en marcha los electrodomésticos de tu casa es el uso de paneles solares. Los paneles solares no solo buscan disminuir económicamente el consumo energético, sino que más importante es que utilizas un recurso completamente renovable para emplear con tu mejor aire acondicionado y así no contribuir con el daño producido por las distintas fuentes de energía que han existido hasta ahora.

En definitiva, la solución para evitar la incesante proliferación de aires acondicionados y creciente aumento del calor debido al desgaste de la capa de ozono es que tomemos conciencia de un consumo responsable y desarrollemos un diseño arquitectónico inteligente junto a un urbanismo respetuoso con el medio ambiente para evitar por todos los medios posibles que siga en aumento la temperatura global, a la vez que podamos disfrutar de distintos espacios perfectamente climatizados que tengan un consumo eficiente.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...