La descalcificación de una cafetera y su importancia

Última actualización: 16.10.19

 

La descalcificación de las cafeteras es un paso muy importante en el sector del café, sobre todo si quieres garantizar un café de gran calidad y un sabor perfecto. Descalcificando la cafetera, además, podrás prolongar la vida útil de tu máquina y conservar una buena salud.

 

Muy pocos usuarios están completamente conscientes de la importancia que tiene la descalcificación de la cafetera, por lo que olvidan hacerlo algunas veces o no le ven la necesidad. Sin embargo, no hay nada más importante que la descalcificación de una cafetera para poder evitar la acumulación de sedimentos sobre todo si quieres disfrutar de un café con la mejor calidad. Por esto, es muy importante conocer exactamente cada cuánto tiempo se debe iniciar el proceso de descalcificación de nuestra cafetera.

La descalcificación de una cafetera es cómo se le denomina al proceso de limpieza de una de estas máquinas, ya sea a nivel industrial o residencial y, en gran medida, es lo que garantiza la calidad del café en la taza, respetando su aroma y sabor original. De no realizar la respectiva descalcificación, el sabor se verá invadido con un extraño gusto un poco rancio, debido a la acumulación de cal en el interior de la máquina, lo que podrá dañarla si no se tiene cuidado con esto. Si eres amante del café o dueño de una cafetería, te recomendamos estar atento a estos consejos y puedas garantizar la mejor calidad.

 

La importancia de la descalcificación de una cafetera

Es importante saber que el café deje una sustancia aceitosa que se va acumulando en el interior de algunos modelos de cafeteras, formando un residuo que le da un sabor rancio al café. Por otra parte, esta acumulación, ocasiona un desagradable olor que indica que es el momento propicio de realizar el mantenimiento adecuado. Por otra parte, los residuos que se van acumulando también afectan los tubos y filtros del descalcificador, lo que puede provocar un mal funcionamiento en el aparato.

Independientemente del modelo de cafetera que tengas, la descalcificación, más que importante, será necesaria de hacer cada cierto tiempo, por lo que hay que conocer la frecuencia recomendada para realizar la descalcificación. Por lo tanto, el tiempo máximo que debemos dejar pasar entre cada uno de los procesos, viene dado por dos factores.

En primer lugar, el desgaste de una cafetera no es el mismo si preparas café una vez al día a que si lo haces cinco veces al día, por lo que mientras más uso le des a la máquina, más frecuente deberán ser las descalcificaciones. El segundo factor importante es la dureza del agua de tu ciudad, por lo que vivir en un lugar en donde el agua sea dura, te obligará a descalcificar la cafetera con mayor frecuencia.

 

 

¿Pero a qué se refiere la dureza del agua?

En principio, podemos definir la dureza del agua, a grandes rasgos, como la concentración de distintos minerales como el magnesio y el calcio, que hay contenida en una determinada cantidad de agua. Cuando se denomina un tipo de agua como dura, quiere decir que tiene una elevada concentración de minerales. Por otro lado, de ser el agua blanda, significa que contiene un bajo nivel de minerales.

A su vez, se puede asegurar que la presencia de estos minerales en el agua servida viene dada por algunas formaciones geológicas subterráneas que son bañadas por el agua que posteriormente es la que llega hasta los grifos de nuestras casas, por lo que dependerá muchísimo el tipo de zona en dónde tú vives.

Es precisamente a causa de la acumulación del calcio en las cafeteras que se genera la necesidad de descalcificar dichas máquinas, ya que, a medida que el agua que circula por los conductos internos de la cafetera sea más dura, será una mayor cantidad de sedimentos la que se depositará en dichos conductos.

Los especialistas recomiendan que, para garantizar una larga vida útil, es muy necesario que le hagas un mantenimiento correcto a tu cafetera y para ello, siempre deberás utilizar agua blanda para lavarla. Sin embargo, como vimos antes, este problema no depende directamente de nosotros, ya que, mientras hay ciudades en donde el agua que llega a sus tuberías es dura, hay otras en donde el agua es blanda, por lo que estamos obligados a utilizar la que tenemos a nuestro alcance. Por lo que estamos obligados a descalcificar periódicamente la cafetera para evitar los efectos negativos que tiene el agua con alta concentración de calcio y magnesio.

 

 

¿Cada cuánto debemos descalcificar la cafetera?

Para descalcificar una cafetera tradicional, se toman en cuenta dos variables importantes como la dureza del agua y la cantidad de veces que haremos café al día. Por ello, un grupo de profesionales del café han tomado la decisión de diseñar una pequeña tabla que te ayudará a estar atento de cada cuánto tiempo es necesario que le hagas una descalcificación a la máquina.

En el mercado encontrarás distintas maneras de lograr limpiar el exceso de minerales el agua que hay en tu hogar, desde descalcificadores de agua con sal, con sal, electrónicos o pastillas anti-cal. Como podrás ver, hay una gran variedad de alternativas para limpiar de cal el agua, por lo que para elegir el mejor descalcificador del momento, tan solo hace falta que elijas la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Tomando en cuenta de que el agua de tu vivienda es dura, si haces un café al día, deberás descalcificar la cafetera cada año, si haces dos cafés al día, la descalcificación será cada 6 meses y si haces tres cafés al día, será cada 3 meses.

Por otra parte, si el agua que tienes en tu casa es blanda y haces un café al día, es recomendable descalcificar la cafetera cada dos años, si haces dos cafés al día, lo mejor sería cada año y, si haces tres cafés al día, lo ideal es descalcificar cada 6 meses.

Por último, recuerda que los tiempos recomendados son una referencia, por lo que, si en tu lugar de residencia el agua es de calidad media y utilizas la cafetera a menudo, será suficiente descalcificar el aparato cada 4 o 5 meses. En cambio, si consumes aproximadamente dos cafés al día, será suficiente con descalcificar la cafetera cada 9 meses.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...