La caldera no arranca al abrir el grifo: ¿qué hacer?

Última actualización: 26.10.21

 

La caldera es uno de esos electrodomésticos del que no solemos acordarnos hasta que falla. Algo habitual si no le dedicamos un mantenimiento adecuado. Si no sabes por qué tu caldera de gasoil no arranca al abrir el grifo o por qué no sale agua caliente, conviene conocer cuáles son las causas del problema y cómo resolverlas.

 

La caldera es el centro de generación del agua caliente de aquellos hogares que cuentan con uno de estos productos instalados. En general, el uso más habitual de estas calderas es el de generar agua caliente sanitaria, con la que nos duchamos o lavamos los alimentos en la cocina. Menos habitual es el uso para la calefacción, mediante radiadores. De todos modos, si nuestra caldera falla, tenemos un problema, sin importar para lo que la usemos.

No obstante, antes de lanzarte a llamar al servicio técnico de tu caldera, hay algunas cosas que puedes poner en práctica para resolver el problema. En este artículo, te damos algunos detalles al respecto, tanto de qué hacer si la caldera no arranca al abrir el grifo como para resolver problemas como los de la poca presión de agua caliente o la presencia de mensajes anómalos en la pantalla del equipo. 

 

La caldera no arranca al abrir el grifo

Cuando abrimos la caldera, lo normal es que el agua se encargue de activarla y encender el quemador, para obtener agua caliente sanitaria. Si esto no ocurre, lo normal es que aparezca en pantalla algún tipo de código, que nos indique el problema que está afectando al dispositivo. No obstante, enumeramos a continuación algunas de las causas más habituales.

 

Problemas con el suministro

Para que la caldera funcione son necesarios tres elementos: agua, electricidad y combustible (gas o gasoil). Si la caldera no tiene agua, entonces los elementos de calentamiento no se activarán, pues no detectan el paso de líquido. Si lo que falta es electricidad, entonces la caldera permanecerá apagada y, obviamente, no realiza operación alguna. Si lo que falta es combustible, no hay nada que quemar, así que la caldera intentará activarse, pero sin conseguirlo. Este problema se soluciona revisando las tomas de agua, gas y electricidad y comprobando que todo está como debe.

Falta de presión

Una de las causas más habituales por las que la caldera no enciende el quemador al abrir el grifo tiene que ver con una falta de presión de agua. Pensemos que la caldera necesita de una presión concreta para trabajar, que suele estar entre 1 y 1,5 bares en frío. Si la misma no llega a este nivel, es posible que el circuito esté descargado o haya una fuga. Para resolverlo, basta con cebar el circuito para recuperar la presión, siguiendo las instrucciones de tu caldera. 

 

Problemas en la sonda

Otro problema habitual es cuando la caldera se activa para los radiadores pero no genera agua caliente sanitaria. La caldera dispone de una sonda, que mide la temperatura de salida del agua. Si la sonda está deteriorada o no funciona bien, entonces puede detectar que el agua está a la temperatura adecuada cuando esto no es así. Puedes tratar de resolver el problema haciendo un reset de la caldera. También conviene verificar la temperatura de salida, por si la misma no corresponde a lo que debería ser y sea más baja de la cuenta.

 

Problemas en la válvula de 3 vías

Si tu problema es que con la caldera no funciona el agua pero sí la calefacción, entonces la respuesta puede estar en la válvula de 3 vías. Esta es la que gestiona el tráfico del agua a través de una triple conexión con la caldera, el agua caliente sanitaria y el agua de los radiadores. Verifica que la llave se encuentre en la posición correcta, pues es probable que la vía que lleva el agua caliente sanitaria esté cerrada. Si la llave está en su lugar, es posible que la misma se haya deteriorado.

Problemas en la bomba de recirculación

En este caso, el problema es a la inversa: tenemos agua caliente en los grifos, pero no en los radiadores. La causa está relacionada con la bomba de recirculación. Cuando usamos calderas para radiadores, en el circuito se incluye una bomba. Esta pieza se encarga de mover el agua por el circuito que forman la propia caldera, los radiadores y las conexiones. Si la bomba falla, entonces el agua no circula correctamente y los radiadores no calientan. Será necesario revisar la bomba, verificar su estado y, si procede, reemplazar la misma por otra nueva.

 

Problemas con los humos

Las calderas incluyen una sonda destinada a evaluar la calidad del ambiente en el que se encuentra el equipo. Si se concentran los humos en la zona donde se sitúa la sonda, incrementando las concentraciones de monóxido de carbono, entonces la sonda envía una señal a la caldera para que la misma detenga su funcionamiento. Si la salida de humos se encuentra taponada, sucia o no se produce una evacuación de gases adecuada, la caldera no arrancará. La solución pasa por limpiar la chimenea, así como el resto del circuito de salida de gases. También es posible, pero menos probable, algún fallo en la sonda.

 

Y si todo esto falla

Como decíamos al principio, estas son las causas más habituales para cuando la caldera no calienta agua sanitaria o no arranca al abrir el grifo. Pero puede haber otras causas más complejas. Si estos consejos no resuelven el problema, entonces tendrás que recurrir a asistencia especializada.

 

DEJA UN COMENTARIO

2 COMENTARIOS

Paco

July 7, 2021 at 9:52 am

El problema que tengo yo es que la presión de la caldera es elevada y por mucho que la purge o la vacíe a los pocos días se para de nuevo. ¿Como puedo arreglarlo?

Respuesta
Maria S

July 9, 2021 at 8:18 am

Hola Paco,

Lo mejor será que contactes con un especialista para que le eche un vistazo.

Un saludo,
María

Respuesta