Todo sobre el fan coil

Última actualización: 22.04.24

 

Cuando se trata de equipos de refrigeración o calefacción, las opciones suelen ser variadas. Un buen ejemplo de ello son los llamados fan coils, cuyo sistema de funcionamiento ha resultado ser de gran eficiencia, al usar energía sostenible por medio de radiación solar, biomasa, bombas de calor, calderas de gas natural, etc.

 

El fan coil es un equipo capaz de generar aire caliente o frío mediante un sistema de aire – agua. Su funcionamiento se caracteriza por ser sencillo y respetuoso con el ambiente y, aunque enfría como lo hace un aire acondicionado, se diferencia de él por no utilizar refrigerante. En su lugar, incorpora un ventilador, que mueve el aire alojado en la estancia y lo impulsa por medio de una batería de intercambio térmico. Este acumulador de energía puede ser para agua caliente o fría, según el tipo de climatización deseado.

Este ventiloconvector posee varios diseños, que varían en lo que respecta a su estructura y número de tubos internos para el movimiento del aire. En este sentido, es común encontrar un fan coil de conductos, fancoil de pared, fancoil de techo y de cassette. Asimismo, están los modelos para el suelo. Todos ellos son adecuados para el uso industrial, en comercios pequeños y edificios de tipo residencial.

 

¿Cómo funciona un fan coil?

Para hablar del funcionamiento del fancoil, lo primero a saber es que se trata de una unidad de agua – aire, cuya finalidad es enfriar o calentar el aire de una estancia. De esta manera, se logra el confort de las personas presentes en la habitación, al refrescar el espacio durante el verano y crear una atmósfera cálida en invierno.

Hasta el momento, resulta una descripción muy similar a la del funcionamiento de un aire acondicionado o de un equipo calefactor. No obstante, si revisamos los componentes internos de un fan coil, las diferencias saltarán a la vista.

El fan coil incorpora un sistema de aletas fabricadas en aluminio y tubos con cuerpo de cobre, conocidos en conjunto como una batería de intercambio térmico, a través de la que pasa el agua procedente del calentador o enfriador externo.

Dichos tubos pueden ser dos, para el impulso y retorno del agua. En este sentido, el aparato sólo podría ofrecer enfriamiento o calefacción a la vez. Por su parte, hay otro modelo de fan coil con cuatro tubos, es decir, que posee dos circuitos de ida y vuelta de agua, pensados para producir calor y frío de manera simultánea.

Como segundo componente destaca un ventilador de potente velocidad, encargado de mover el aire de la habitación, para que pase por los tubos, y así se caliente o enfríe, según sea el tipo de fan coil.

A pesar de que el funcionamiento interno de este equipo climatizador es considerado sencillo, su uso ciertamente no es de tipo doméstico. De hecho, se trata de una instalación dirigida de forma principal a espacios grandes: edificios, comercios, complejos industriales, entre otros.

Fan coil: Ventajas y desventajas

Quien desea adquirir un fan coil o aire acondicionado por agua, deberá saber que este sistema de climatización cuenta con una serie de ventajas y desventajas bastante interesantes. De esta manera, podrá evaluarlas y precisar si se trata de un aparato capaz de satisfacer sus necesidades de uso.

 

Ventajas

 

Cuida del ambiente y de tu bolsillo

Entre las ventajas del sistema de climatización fan coil, tenemos el respeto por el medio ambiente, ya que se trata de un aparato que no emplea ningún tipo de refrigerante y, por ende, no produce emisiones contaminantes tras su puesta en marcha. 

Además, está el tema de la eficiencia energética, que no sólo favorece al entorno natural, sino también la economía de las personas al momento de cancelar la facturación eléctrica mensual. Esto se debe a que el consumo del fan coil es bajo, en comparación con otras tecnologías de refrigeración y calefacción.

 

Larga vida útil y poco mantenimiento

Otro aspecto positivo está relacionado con la durabilidad de la parte interna de la estructura, cuya batería de intercambio térmico y ventilador funcionan de forma independiente. Esto asegura que su vida útil sea más larga, respecto a los aparatos en los que existen partes mecánicas, que ejercen fricción entre ellas. De hecho, gracias a la particularidad mencionada acerca del funcionamiento de sus componentes, este sistema de climatización no requiere constante mantenimiento para disfrutar de un rendimiento al 100%.

 

Montaje sencillo y adaptable a varios tipos de energía

Por otra parte, está el proceso de montaje, que resulta sencillo de ejecutar si se sigue el esquema de instalación fancoil. Además, está el hecho de que es un sistema adaptable a varios tipos de energías. Entre ellas las de tipo sostenible, como: bomba de calor, gas natural, biomasa y radiación solar.

Desventajas

 

Exceso de ruido tras su puesta en marcha

El fan coil posee algunos detalles que para algunas personas podrían ser poco favorecedores. Por ejemplo, los altos decibeles de ruido generados por el ventilador tras su puesta en marcha, que resultan molestos para quienes están en la estancia descansando o trabajando. Sin embargo, es posible insonorizar el aparato, pero esto requiere de una inversión extra y la ayuda de un profesional.

 

Se requiere espacio externo para montar los termos

El sistema de climatización fan coil ocupa un mayor espacio, si se compara con un aire acondicionado, ya que se requiere un área externa específica para albergar el enfriador o termo calentador de agua, según sea el caso. Recordemos que, a mayor capacidad de almacenamiento de dichos dispositivos, mayor será el volumen de calor o frío emitido por el equipo.

En suma, el fan coil es un aparato de gran eficacia, cuya tecnología se basa en un sistema de aire – agua, para refrescar los espacios o calentarlos. Dicho método de funcionamiento no tiene nada que envidiarle a ningún aire acondicionado o equipo de calefacción. De hecho, destaca en el mercado por promover el uso de energía sostenible. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS