Estufas de pellets vs. estufas de leña: similitudes y diferencias

Última actualización: 16.10.19

 

Las estufas de leña y pellets forman parte de una generación de calefactores de energía limpia y sostenible, que profesan el respeto por el ambiente. Pero al momento de adquirirlos, pueden surgir algunas interrogantes. ¿Qué calefactor se adapta más a mis necesidades de uso? ¿Cuál es la diferencia entre la estufa de pellets y la de leña? ¿Son realmente eficientes este tipo de aparatos? 

 

Los calefactores son equipos indispensables en cualquier hogar durante la época de invierno, ya que gracias a ellos podemos contrarrestar los efectos del frío y crear una atmósfera confortable. Los modelos de estufas presentes en el mercado son variados, pero los que incorporan biomasa son los de mayor popularidad. Esto se debe a que sus emisiones de humo poseen CO2 neutro, por lo que al encenderlos no estamos poniendo en riesgo nuestra salud ni deteriorando el ambiente.

Así que, si estas en busca de la mejor estufa, no puedes dejar de conocer las principales similitudes y diferencias existentes entre los equipos de calefacción alimentados con pellets y leña. Si verificas todos estos aspectos previo a la compra, podrás llevar un aparato eficiente, estéticamente atractivo y de fácil manipulación.

 

Similitudes

 

Respeto por el medio ambiente

Tanto el pellets como la leña son combustibles naturales. La emisión tras la quema es considerada neutra, ya que según algunos estudios realizados al llevarse a cabo el proceso de incineración, el CO2 generado suele ser compensado con el que el árbol absorbió al estar plantado, ofreciendo un tipo de energía limpia.

 

Aprovechamiento del calor generado

Entre las similitudes de estas dos estufas no podemos dejar de comentar que, dependiendo del modelo, pueden ser usadas para calentar viviendas unifamiliares, así como también encontrarás diseños que incorporan un mecanismo de canalizadores encargados de distribuir el flujo de aire caliente en un máximo de tres habitaciones. Además, están las hidroestufas para el sistema de agua potable.

 

Diferencias

 

Método de funcionamiento

La puesta en marcha de la estufa de leña es un proceso que se lleva a cabo de forma manual, siendo necesario colocar los leños en la cámara de combustión y, de ser posible, agregar algunas pastillas de encendido para avivar la llama. En este sentido, la estufa de pellets suele ser mucho más práctica, ya que sólo deberás llenar el tanque de combustible y presionar un botón de encendido. Así, se activará el sistema de recarga automatizada y un pequeño impulso eléctrico en el cenicero, iniciándose la quema.

 

 

Eficiencia energética

Este es un aspecto que no puedes dejar pasar desapercibido, por lo que la recomendación es verificar atentamente antes de realizar la selección del producto. Se trata de la eficacia energética ofrecida tras su puesta en marcha. 

Las estufas con alimentación de pellets generalmente rinden entre el 85 y 95%, según lo estipulado por el fabricante. Por su parte, los equipos de leña, gracias a la incorporación de un ventilador interno, han logrado alcanzar el 75% de eficacia al calentar los espacios. La diferencia entre ambos aparatos sería de 10 a 20%.

Estos porcentajes expresados en el consumo y generación de calor indican que si colocas ambos equipos a trabajar simultáneamente, el depósito de pellets requerirá una cantidad menor en comparación con los kilos de leños que deben colocarse en la cámara de quemado, para obtener como resultado la misma intensidad de calor.

 

Manipulación y almacenamiento del combustible

Todo dependerá de tu gusto y del espacio que poseas en tu hogar. Por ejemplo, quienes optan por una estufa de leña deberán tener presente que necesitan de un área exterior en donde almacenar los troncos, evitando así la acumulación de humedad, moho e insectos. Mientras que una bolsa de pellets puede colocarse en cualquier armario, siendo mucho más fácil de manipular al momento de llenar el tanque de la estufa.

 

Diámetro de la salida de calor

Al revisar los respectivos conductos dispuestos para la salida de calor, encontrarás que los de la estufa de leña poseen un diámetro que puede variar entre los 12 y hasta 30 centímetros. El caso contrario ocurre en los equipos con alimentación de pellets, que ofrecen una salida mucho más reducida de 8 o 10 centímetros.

 

Función decorativa

Al incorporar una estufa a los espacios de nuestro hogar, es importante pensar en el tema estético, ya que dicha estructura formará parte de la decoración y es necesario que se adapte correctamente. Aunque esta es una decisión completamente personal, podemos decir que las estufas de pellets poseen un cuerpo mucho más estilizado y compacto que las de leña.

Es importante resaltar el hecho de que, aunque ambas estufas tienen una cámara de quemado que permite visualizar la llama en todo momento, la flama generada por los troncos es mucho más atractiva debido a su tamaño y al sonido emitido al arder la madera. En este sentido, ofrece rápidamente una atmósfera mucho más acogedora que los pellets.

 

 

Limpieza

Las dos estufas requieren de un constante mantenimiento, que por lo general es sencillo y podemos realizar nosotros mismos aclarando cualquier inquietud en el manual de instrucciones. El objetivo es evitar la acumulación de las cenizas tras cada sesión de calefacción. No obstante, es importante destacar que los equipos que trabajan con leña generan una mayor cantidad de residuos y tizne.

 

Inversión a corto y largo plazo

Al dirigirte a una tienda o revisar los portales de compra, notarás a primera vista que las estufas de pellets son mucho más costosas que las de leña, ya que incorporan tecnología de sensores y un funcionamiento automatizado. Por su parte, las estufas de leña son más sencillas, debido a que debemos realizar todo el proceso de forma manual.

Ahora bien, si analizamos otros aspectos como el biocombustible empleado por cada una, tenemos que los pellets tienen costes bastantes elevados y se consume rápidamente, por lo que es una inversión constante. Mientras tanto, los leños de madera están valorados con un precio de mayor accesibilidad para los usuarios.

Finalmente, está el tema de los imperfectos que se puedan presentar a lo largo de su vida útil. Las estufas de pellets tienen una ingeniería compleja, por lo que en caso de necesitar una reparación la inversión sería realmente elevada.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...