Empresa holandesa enfría sus servidores dando calefacción gratis a los hogares

Última actualización: 16.10.19

 

Una de las metas en el hogar es reducir los gastos de consumo para poder ahorrar dinero e invertirlo en alguna otra cosa que sea necesaria. Nadie quiere dejar el sueldo entero en pagos de servicios domésticos. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, hay gastos en los que no es posible reducir el consumo y que terminan disminuyendo los números en las cuentas bancarias.

Muchos de los electrodomésticos, equipos de transporte o cualquier aparato que funcione con energía representan un consumo de energía y un gasto monetario que muchos usuarios se niegan a dejar de utilizar. En el caso de las calderas y el agua caliente, es cierto que se pueden prescindir de estos lujos en los días calurosos del verano. Sin embargo, en el resto de las temporadas climáticas, sobre todo en el invierno y otoño, estos elementos pasan a ser una necesidad en el hogar.

Esta necesidad conlleva a un gasto significativo, que no solo implica la inversión inicial en el equipo, sino que, además, se debe pagar por la energía requerida para que estos funcionen, porque la mayoría de ellos producen el calor y calientan el agua, haciendo uso de energías como el gas y la electricidad, cuyo valor supone un coste elevado y se verá reflejado en la factura del servicio al terminar el mes.

Todos estos son gastos elevados de los que no es posible escapar, ¿o sí? Lo cierto es que si se aplican algunos cambios es posible lograr ahorros significativos de dinero que podrá utilizarse para otros fines. Parte de estos cambios está en la incorporación de las energías renovables y sostenibles. Algunos expertos aseguran que aplicando bio construcciones, así como desarrollos tecnológicos con función ecológica en la vida cotidiana, se puede ayudar al planeta y al bolsillo.

 

 

Ahorro importante

¿Qué pensaría alguien si se le dijera que puede tener una calefacción que funcione sin generar gastos durante el invierno? Este sería un planteamiento ideal para más de uno. Es posible que muchos se sientan atraídos por esta posibilidad, sobre todo quienes viven en zonas en las que el frío azota de forma inclemente.

Un lugar frío en esta situación es Holanda. Los habitantes de este país deben pasar temporadas de mucho frío. Sin embargo, CloudBox y Nerdalize contrarrestan los efectos y dan la posibilidad a los habitantes del lugar a tener acceso a agua caliente gratis, gracias a los potentes servidores que son utilizados por las empresas e investigadores.

El calor que se produce desde estos servidores es bastante alto para calentar el interior de una casa y hasta obtener agua caliente, con un ahorro de energía eléctrica y de gas. A través de este mecanismo, hay una reducción en la emisión del contaminante CO2.

Es posible que ante esta posibilidad muchas personas piensen que se trate de algún juego o de una estafa.  ¿Por qué existiría una oferta tan positiva para el consumidor? ¿Dónde está el truco? La verdad es que el importe eléctrico y de gas puede ascender a cifras mensuales bastante elevadas. Sin embargo, el desarrollo ecológico de Nerdalize es eficiente en materia energética.

Esta empresa ha sido inteligente y ha decidido poner en práctica algunos estudios y planteamientos. Se trata de una propuesta que representa una ganancia para ambas partes. La creciente demanda de ordenadores y sus centros de datos producen un mantenimiento elevado. Parte de la gran inversión que deben hacer las empresas está referida a mantener la temperatura dentro de unos parámetros para que el rendimiento sea productivo, lo que implica sumas cuantiosas de dinero porque disipar el calor generado por los servidores no es económico.

En vista de estas altas sumas, Nerdalize plantea el aprovechamiento de este calor generado por los servidores para calentar las viviendas particulares. Según la propuesta, el diferencial en la factura eléctrica (lo que consume el servidor), es pagado por la empresa. Los clientes solo deben invertir en una conexión a internet por fibra, para garantizar una velocidad adecuada.

 

 

Además, es necesario contar con una pared externa, donde se procederá a hacer la instalación de los e-Radiators. En esta dinámica, el beneficio es mutuo. Por un lado, hay un ahorro en el pago de la calefacción en los hogares y, por el otro, la empresa ahorra electricidad para mantener los servidores.

Esta es una posibilidad que se limita a los países fríos. En el caso de los cálidos, donde la temperatura media es una constante, pagar la factura eléctrica por concepto de generación de calor de la calefacción no representa un problema. Sin embargo, en las naciones nórdicas la realidad es muy distinta, ya que solo en calefacción se pueden pagar cientos de euros a la compañía proveedora del servicio eléctrico.

Por esto, este mecanismo para reducir costes es una posibilidad que permite un ahorro significativo. En cuanto a la seguridad, no hay mayor complejidad ni para la empresa, ni para los hogares, pues estos servidores son calificados como seguros, porque no hay forma de acceder físicamente a ellos y tienen conexiones cifradas.

En este planteamiento, la empresa de los servidores también propone aprovechar el calor generado en verano, así como tomar el excedente de invierno para transferirlo al equipo calentador de agua.

Junto a Nerdalize, otras compañías han seguido el mismo modelo operacional. Tal es el caso de la firma germana Cloud&Heat, en la que se usan energías renovables para alimentar los servidores. Asimismo, grandes empresas como Facebook y Google han instalado centros de datos en el Ártico, para que las bajas temperaturas mantengan enfriado el sistema.

Este tipo de iniciativas pueden servir como antecedentes para que en el futuro las grandes empresas comiencen a implementar estrategias de aprovechamiento de las energías, en lugar de desperdiciar los recursos naturales más importantes en el planeta.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...