El efecto de las olas de calor sobre nuestra salud

Última actualización: 13.11.19

 

El pasado verano, algunos reportes meteorológicos indicaron que España atravesó una ola de calor comparable con el excesivo y peligroso aumento en la temperatura registrada en 1941 en este país, por lo que se considera que es uno de los países que sufre cada vez más y más duraderas olas de calor, llegando a contar hasta 5 días consecutivos de calor, en comparación a los típicos 3 días que normalmente duran las olas de calor en el resto de los países. Además, está demostrado que, junto con Italia, España es el país que tiende a alcanzar las temperaturas más elevadas con efectos más nocivos sobre la salud de toda Europa.

Para este estudio específicamente, un grupo de investigadores realizaron un análisis de las olas de calor producidas entre los años 1972 y 2012, de aproximadamente 400 ciudades de unos 18 países, período en el que se llegaron a contabilizar más de 26 millones de muertes a causa del calor, siendo una realidad que definitivamente necesita una mayor atención para el futuro, ya que se asegura que las olas de calor serán cada vez más frecuentes y largas a medida que pasen los años.

Por otro lado, para conseguir óptimos resultados, los autores de este estudio tuvieron que crear su propia lista de categorías, a falta de un baremo internacional que les permitiera medir las olas de calor. El equipo definió un grupo de 12 categorías diferentes, según los rangos de temperatura que presentaban. Esto fue muy necesario de realizar, ya que se identificó que una temperatura de 38 grados no tiene la misma sensación térmica en Francia que en España, llegando a la conclusión de que España es el país con el mayor rango y graduación de temperaturas.

Además, el estudio determinó que el riesgo de muerte aumenta hasta en un 20 % en las capitales de las provincias, sobre todo los días en los que se atraviesa una ola de calor. Es por esto que España es el país donde los efectos que tienen las altas temperaturas sobre nuestro cuerpo se manifiestan con más fuerza y durante mucho más tiempo.

Sin embargo, el mismo estudio reveló que las olas de calor cortas pero intensas eran mucho peor que las olas de calor largas que alcanzan temperaturas más bajas, ya que las altas temperaturas tenían un mayor riesgo para la salud. En conclusión, se determinó que el factor que más daño hace es la temperatura y no la duración que esta pueda tener.

 

 

El registro de los años más calurosos registrados en España

Tomando en consideración las variables anteriores, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) realizó un informe en donde definió una ola de calor como un episodio de tres días de duración, cuando se registran máximas por encima del 95%. Lo que se consigue con calcular ese valor es que se logra ubicar el 5% de los días más calurosos dentro de ese intervalo de tiempo. Por otro lado, el estudio definió como temperatura umbral a la temperatura menor de las registradas entre esos tres días.

En dicho estudio, se resaltan varias fechas cuando las temperaturas habían alcanzado un valor por encima de las olas de calor más comunes, destacando el verano del año 2003, el cual es considerado el verano con el registro de calor más elevado de todos. Esta ola de calor duró en concreto desde el 30 de Julio hasta el 14 de Agosto. Además, es considerada la segunda ola de calor más larga después de la ocurrida en el año 2012. El calor que se registró en el año 2003 también destacó por afectar un mayor número de provincias, alcanzando hasta 38 provincias. Todo este verano fue considerado el más cálido de los que se tiene registros, alcanzando los 24,94 grados centígrados a nivel nacional.

Otra fecha que destacó en el informe fue el verano del año 2012 que, como se comentó anteriormente, es considerado el año que registró la ola de calor más extensa, teniendo como duración 4 días de extremo calor, desde el 8 hasta el 12 de agosto de ese año. En esta ocasión, la ola de calor afectó directamente a 40 provincias, en donde el día 10 de agosto se registró una ola máxima, con una temperatura de 39,5 grados centígrados. Además, se pudo notar que, en la mayoría de las regiones analizadas, la temperatura umbral se superó, alcanzando la escandalosa temperatura de 45,9 grados centígrados en la estación meteorológica de Sevilla aeropuerto.

 

 

Es importante recordar que, a nivel físico, las personas con algún tipo de afección cardiovascular, diabéticas, con problemas respiratorios e incluso las personas mayores, así como los niños, son muy susceptibles frente a las olas de calor. Se ha comprobado que, en con un solo día de extremo calor, el porcentaje de muertes se eleva hasta en un 4% al respecto de la media estimada. Con dos días consecutivos de calor, el número asciende a un 10% y con un tercer día, el porcentaje de muertes se puede elevar hasta en un 22%. Además, a nivel psicológico, el calor causa un daño grave, pues, además, se encontró una relación entre el número de suicidios y las olas de calor.

Y justamente por esto son tan importantes las estaciones meteorológicas en la actualidad, ya que las altas temperaturas no vienen acompañadas de nada nuevo. Una temperatura extrema puede causar fenómenos meteorológicos extra, como por ejemplo la aparición de huracanes a causa de la temperatura del agua, así como mayores sequías y aumento en la probabilidad de incendios. Por esto, para conocer la situación meteorológica de cualquier parte del mundo, tenemos la posibilidad de observar, medir e incluso predecir las condiciones atmosféricas del lugar donde tengas instalada una estación de medición.

Estas herramientas de medición te permiten conocer las distintas variables meteorológicas y estar precavido a los cambios repentinos o las temperaturas extremas. Son productos capaces de registrar valores como, por ejemplo, la dirección y fuerza de los vientos, la presión, la humedad, la temperatura y las precipitaciones.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...