Cómo decorar un baño pequeño

Última actualización: 08.12.22

 

Pese a ser una estancia de gran importancia en nuestro hogar, en la mayor parte de las viviendas el baño tiene un tamaño menor al que debería. Afortunadamente, hay soluciones para sacarle el máximo partido al espacio disponible y disfrutar de unas sensaciones más amplias al utilizarlo.

 

Durante mucho tiempo, el cuarto de baño ha sido un lugar mal aprovechado de nuestra vivienda. Algo que es un problema para todos, pero sobre todo para los propietarios de viviendas con cuartos de baño pequeños. Algo que puede suponer un agobio y que resta funcionalidad a la estancia a la hora de utilizarla.

La buena noticia es que hay muchas opciones para convertir este espacio en un lugar más acogedor, sin tener que gastar demasiado. Para ello, basta con que eches un vistazo a nuestras ideas para baños pequeños, con las que es fácil pasar de los planteamientos agobiantes a unos baños pequeños modernos y elegantes, dignos de revista de decoración.

 

Plato de ducha

Si tu baño es antiguo, seguramente esté equipado con una bañera convencional. Algo que deja el baño estrecho, especialmente si la habitación tiene un formato rectangular y alargado. Para ganar espacio, es muy interesante cambiar la bañera por un plato de ducha

Esta pequeña reforma libera parte del espacio en estos cuartos de baños, teniendo además la ventaja de que, si contamos con una mampara transparente o ligeramente traslúcida, también ganaremos en amplitud y comodidad. Algo ideal para ampliar visualmente estos baños pequeños con ducha.

 

Sanitarios

Tal como pasa con la bañera, muchos baños tienen sanitarios antiguos y de gran tamaño. Cambiarlos por alternativas más modernas y más pequeñas es una buena forma de ganar espacio y conseguir unas sensaciones más agradables. Incluso puedes recurrir a los sanitarios volados, que dejan los suelos accesibles y a la vista.

Ampliando las sensaciones

Dado que no podemos tirar paredes, la solución para agrandar los baños pequeños pasa por ampliar las sensaciones de la sala. Algo para lo que es clave apostar por colores claros para las paredes y el techo. Los tonos blancos dan una mayor profundidad a la estancia, lo que resulta ideal para que el espacio no sea tan agobiante. 

Si quieres generar contraste, recurre a alguna de las combinaciones de azulejos para baños pequeños que encontramos en el mercado. No te olvides de encajar ese planteamiento con los adornos para baño que vayas a colocar.

 

El suelo también importa

El suelo es de esos elementos que a veces se dejan de lado. Sin embargo, aquí hay dos líneas principales. Una es la de los tonos en blanco y crema, que sigue la teoría que hemos desarrollado en el punto anterior. La otra opción es elegir tonos más oscuros, precisamente para hacer contraste. Si apuestas por esta última tendencia, no te excedas con lo oscuro, para no romper la tendencia de la sala.

 

La importancia del mobiliario

Uno de los puntos fuertes de los baños pequeños modernos y funcionales son los muebles. Atrás quedan los viejos romis, los armarios voluminosos y los muebles para el baño que ocupan media habitación. A cambio, hoy día contamos con opciones elegantes y funcionales, ideales para crear baños pequeños con encanto, pero que también sean prácticos. 

Entre estos muebles, destacan los volados o colgantes, que ocupan menos espacio y dejan el suelo a la vista, aportando más amplitud. Además, su estilo actual hace de estas piezas una propuesta ideal para equipar un cuarto de baño moderno.

La sencillez manda

Cuando se trata de equipar aseos pequeños, debemos tener en cuenta que menos es más. Cuanto menor sea la cantidad de objetos, muebles y decoraciones que tengamos, más cómodo y práctico será el espacio. Esto no impide que estas zonas puedan convertirse en baños bonitos, ya que a veces bastan un par de detalles para que esta parte de la casa tenga su propio estilo.

Algo para lo que contamos con elementos como los lavabos modernos pequeños, un buen mueble para el baño de diseño actual, las estanterías de baño más modernas o las opciones más minimalistas para los utensilios del aseo, como los vasos para los cepillos o el portarrollos.

 

Aprovechando los espacios

Como es lógico, cuando se trata de baños de mármol pequeños, o de cualquier otro tipo, el espacio es clave. Y esto implica aprovechar los pequeños rincones disponibles conforme a lo que necesitemos. Eso sí, siempre sin sobrecargar la estancia, tal como mencionamos antes.

Estos pequeños espacios son interesantes para colocar elementos de almacenamiento, como las modernas estanterías de baño. Aquí es fácil colocar lo que usemos en nuestro día a día. También este espacio resulta útil para colocar algunos detalles decorativos, con los que darle una imagen concreta a la sala. Algo necesario si queremos un baño juvenil, uno de estilo moderno o con un toque vintage.

 

La importancia del espejo

El espejo es otro elemento clave en la decoración de baños. La última tendencia son los espejos encastrados o montados directamente sobre la pared. Algo que ahorra espacio y da más amplitud, frente a los modelos convencionales. Además, este planteamiento ayuda a colocar piezas aún más grandes o incluso a medida, según prefieras. Algo que también influye para que un baño pequeño se vea mucho más grande.

En cuanto al estilo, mucha gente apuesta por el espejo desnudo sobre la pared, aunque también es posible colocarle un pequeño marco o borde. No obstante, es conveniente que estos extras no sean demasiado grandes, para no comerse el espacio en estos baños decorados con espejos.

Un toque de luz

Como último consejo, es clave hablar de la iluminación del baño. Esta debe cumplir una doble función: práctica y decorativa. Esto supone que la ubicación de la luz debe ser la idónea para que veamos claro todo lo que hacemos y son un elemento básico en los baños modernos pequeños.

La última tendencia, cuando de la decoración de un baño pequeño se trata, es recurrir a la iluminación LED. Esta genera un brillo que agranda la estancia y le da más amplitud, siendo también práctica por su intensidad. También es la solución ideal para colocar unas luces sobre el espejo, un pequeño aplique en la pared o para reemplazar al plafón tradicional del techo.

 

Completando la estancia

Como últimos elementos a considerar, hay pequeños detalles que dan un toque especial a la estancia sin ocupar demasiado espacio. Hablamos de las cortinas que, si son claras, también ampliarán la estancia. También puedes incluir una pequeña planta, en estante o colgada en una esquina. Si estos detalles rompen la línea principal de la sala, ayudarán a completar esa sensación de espacio que venimos comentando.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS