Crea un ambiente limpio y acogedor en tu cocina con estos cuatro sencillos pasos

Última actualización: 16.10.19

 

Dos pilares fundamentales para mantener en buen estado los distintos espacios de nuestro hogar son tanto la limpieza como el orden. Y el área de la cocina no es la excepción, ya que ahí se genera diariamente gran cantidad de basura orgánica e inorgánica, procedente de las verduras, frutas o productos envasados que consumimos. Toda esta acumulación genera gérmenes y atrae insectos, sin contar las salpicaduras, olores, vapor y grasa que se acumulan. Por ello, debemos ser bastante cuidadosos con respecto a la salubridad.

El tema del orden es de suma importancia. Recuerda que en la cocina se encuentran muchos utensilios, ollas y electrodomésticos, necesarios para llevar a cabo las preparaciones. Lo ideal es colocarlos en lugares estratégicos, que sean accesibles al momento de cocinar. De esta manera, ahorrarás tiempo y lograrás que todo luzca siempre impecable.

Sabemos que tu vida puede ser un poco agitada y el tiempo limitado, a causa de la rutina de actividades diarias. Sin embargo, es importante que no dejes atrás el cuidado de tu cocina, ya que finalmente es el lugar en donde manipulas los alimentos de consumo y un descuido podría acarrear cualquier tipo de enfermedad digestiva.

Así, a continuación te presentamos cuatro sencillos pasos para que crees un ambiente limpio y acogedor en tu cocina, planteados por Silestone Institute. Esta es una empresa internacional dedicada a estudiar y divulgar todo lo referente al espacio de la cocina, enfatizando en la higiene en pro de la mejora ambiental y de la salud, con el objetivo de obtener una mejor calidad de vida.

 

Nivel de ventilación en tu cocina

Recuerda que si se trata de una habitación cerrada, los humos y olores se impregnarán en nuestra vestimenta y en las cortinas, creando una atmósfera bastante cargada e incluso calurosa. Por su parte, las partículas de grasa suspendidas en el aire se adherirán con mayor facilidad a las paredes, electrodomésticos, objetos y utensilios presentes en el entorno.

 

 

Además, el vapor del proceso de ebullición de los alimentos paulatinamente irá creando un ambiente más húmedo, que definitivamente no es conveniente. Por todas estas razones, es prudente que la estancia posea una ventana que puedas mantener abierta al menos un par de horas al día, por donde pueda circular un poco el flujo de aire.

Aprovecha cualquier otra vía de ventilación como una puerta que esté cercana a dicha área, así como también haz uso de la campana de extracción. Este es un equipo que resulta bastante beneficioso para deshacerte de todas estas partículas, ya que son atrapadas por los filtros antiolores y antigrasa, evacuando el aire poco saludable al exterior por medio de unos conductos. Puedes encontrar algunas recomendaciones de campanas aquí.

 

Limpia la encimera

Mantener siempre en óptimas condiciones la encimera de la cocina es una tarea que no puede pasar desapercibida por ningún motivo. Ten en consideración que sobre esta superficie es donde se manipulan la mayor parte de los alimentos y tras cada una de las preparaciones se van acumulando residuos, que si no removemos de inmediato podrían atraer una serie de bacterias, que en lo sucesivo terminarían afectando la higiene no sólo de las recetas sino de los platos y cubiertos que llevamos a nuestra boca.

Recuerda que no todas las encimeras están elaboradas con los mismos materiales, por lo que es lógico suponer que su mantenimiento es diferente. Por ejemplo, si se trata de una plataforma en acero inoxidable, tendrás que sumergir una esponja en detergente, frotarla por toda el área y seguidamente retirar los excesos con abundante agua sin temor a deteriorarla.

Otro material bastante usado es el sintético, como es el caso de las encimeras desarrolladas por Silestone, que ofrecen un cuerpo robusto, estable, resistente y libre de porosidad. En este sentido, su desinfección es mucho más sencilla, siendo necesario repasarla con un paño humedecido con detergente neutro y enjuagar con agua.

Finalmente, si se trata de madera, tendrás que evitar el uso directo del agua y en su lugar emplear algún tipo de producto dirigido al cuidado de este material, que elimine las impurezas y renueve su brillo.

 

Higiene del área de cocción

Otro de los lugares en donde se acumula un porcentaje importante de grasa y residuos definitivamente es el área de cocción. Esta es una problemática que te afectará sin importar el tipo de cocina que tengas, ya sean los modelos de gas de toda la vida o una superficie más moderna como lo son las de vitrocerámica.

 

 

Recuerda que al soportar las ollas sobre los fuegos y manipularlas durante la preparación de las recetas, al freír o saltear los alimentos, por cuidadosos que seamos generaremos salpicaduras o derrames inesperados.

Cada equipo de cocción posee un método de limpieza y cuidados diferentes, que debes tomar en consideración para mantener la higiene y evitar su deterioro. Pero no te preocupes, porque existe una receta bastante práctica como lo es coger un recipiente plástico y verter en él aproximadamente medio litro de agua del grifo, dos o tres cucharaditas de bicarbonato y una cantidad moderada de vinagre.

Remueve bien el preparado y aplícalo en el área de los quemadores de tu cocina de gas. Déjalo reposar cinco minutos, frótalo con una esponja y retira la mezcla. Así eliminarás las migas de comida o grasa arraigada sin causar corrosión. En caso de que tengas una superficie en vitrocerámica, tendrás que repasar la placa con un paño y un desinfectante especializado para este tipo de material.

 

Manejo de desechos

La cuarta recomendación está relacionada con el volumen de desechos generados al cocinar. Y es que muchas veces dejamos que se acumulen en una bolsa o bote durante toda una semana, creando así un ambiente adecuado para la proliferación de bacterias, moho, ácaros, acumulación de mosquitos y malos olores. Incluso podría ocasionar la aparición de plagas bastante perjudiciales como los ratones y cucarachas.

Como puedes darte cuenta, el recolector de basura es un sitio donde se concentra gran contaminación y por ello no sólo es necesario vaciarlo a diario, sino que también es preciso enjuagar con detergente y agua. Además, Silestone Institute propone una iniciativa ecológica como lo es el reciclaje de esta basura, separando el vidrio, papel, plástico y desechos orgánicos.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...