Conoce la utilidad real de un termostato

Última actualización: 06.12.19

 

Si eres de los que utiliza con frecuencia un sistema de climatización, pero está empezando a sentir el efecto de las facturas elevadas en su bolsillo, entonces necesitarás encontrar algún modo de controlar el consumo y temperatura de tu sistema de calefacción o aire acondicionado en casa. La opción ideal para este caso es adquirir e instalar un termostato que controle el sistema de climatización, permitiéndote conseguir condiciones de ahorro energético y confort en nuestras viviendas.

Los termostatos son unos dispositivos que sirven para regular y controlar la temperatura generada por un calefactor o un aire acondicionado, manteniendo el nivel que hayas elegido desde un principio, evitando que haya un aumento o disminución de la temperatura.

Aunque aún son muchas las personas que desconocen su funcionamiento, cada vez son más las viviendas que presentan un termostato instalado que permita controlar la temperatura en general. Por esto, hay que hacer una pequeña pausa en este momento para pasar a entender qué es y cómo funciona un termostato realmente.

Algunas personas definen este dispositivo como una evolución del clásico termómetro, ya que ambos tienen el objetivo de medir la temperatura que haya en algún lugar determinado, lo que es de gran utilidad para el usuario. Sin embargo, estos dispositivos también incorporan otras funciones especiales muy importantes como regular y administrar la temperatura, disminuyéndola o aumentándola dependiendo de los cambios en el nivel de temperatura que presente nuestra vivienda.

Aunque su definición o la explicación de su función es un poco simple, su funcionamiento interno en realidad es muy complejo, por lo que se aconseja investigar y aprender más sobre los distintos termostatos que existen en el mercado actual para escoger el que mejor se adapte a tu vivienda, ya que cada modelo cuenta con una serie de características que lo distinguen del otro. Aquí puedes encontrar una lista de opciones.

No obstante, antes de entrar de lleno en los distintos tipos de termostato que existen en la actualidad, es importante resaltar y entender algunas características básicas que se repiten de modelo en modelo. Se destaca el hecho de que el termostato es el dispositivo que se encarga de abrir o cerrar el circuito eléctrico de cualquier sistema de climatización que utilices según el nivel de temperatura que desees. Por último, todos los modelos de termostatos son capaces de hacer varias mediciones de distintos valores de contexto, además de la temperatura, como es el nivel de humedad que hay en la habitación, el nivel de concentración de CO2 e, incluso, la temperatura ambiente externa a la vivienda.

 

 

De igual forma que sucede con las zonas tropicales, la sensación desagradable de bochorno aumenta dentro de la habitación siempre junto con el aumento de la humedad relativa, por lo que es importante que el termostato mida este valor. En cuanto al CO2, este gas es producido por el mismo ser humano al realizar el acto natural de respirar y genera malestar físico cuando hay un aumento exagerado en el ambiente, por lo que se debe mantener dentro de ciertos límites, y el termostato nos ayudará a mantenerlo regulado. Por último, conocer la temperatura del exterior es muy beneficioso, ya que podremos estar preparados contra cualquier cambio en el clima al salir de paseo al parque o la montaña, así como podrás aprovecharte del aire fresco del exterior durante las noches de verano.

Normalmente, para poder controlar estos tres valores de contexto, necesitaremos emplear alguno de los dos sistemas de regulación inteligentes, el termostato o el cronotermostato, los cuales trabajan a la perfección con cualquiera de las calderas de gasolina, gas, pellets o suelos radiantes que tengas en tu vivienda.

 

Pero, en realidad ¿cuánto ahorras con un termostato?

Aunque los termostatos se encargan en gran medida de controlar nuestro consumo energético diario de manera muy eficaz, el ahorro energético y económico está sujeto a muchos otros factores importantes como la cantidad de electrodomésticos antiguos que aún conservamos en algún lugar de nuestra casa, los hábitos de consumo personales y familiares que tengamos e, incluso, por la ubicación de nuestra vivienda y la climatología de la zona.

Por suerte, existen distintos informes y herramientas en línea que te pueden ayudar a calcular fácilmente cuánto ahorro energético y económico podemos alcanzar, brindando información como el tipo de vivienda, cantidad de personas que viven en tu casa, el tipo de calefacción que tengas, entre otros.

 

 

Tipos de termostato

En caso de que en tu vivienda cuentes con un sistema de calefacción independiente, los termostatos te permitirán controlar y gestionar de una mejor forma el equipo para tener preparado siempre el mejor ambiente para tu hogar. Con su uso, tendrás siempre un hogar cálido y acogedor, sin desperdiciar energía, por lo que veremos cuáles son los tipos de termostato que tenemos a disposición en el mercado.

 

Termostato analógico

Conocido también como termostato mecánico, este modelo es el más sencillo y económico que podrás encontrar. Son los modelos más antiguos, por lo que no son tan eficientes como los dispositivos actuales.

 

Termostato digital

Los termostatos digitales fueron creados después de los analógicos, por lo que buscaron mejorar la calidad y precisión que brindaban los primeros modelos. Estos modelos se distinguen también porque incorporan una pantalla digital con la que podrás observar y analizar las diferentes mediciones, facilitándote notablemente el control del sistema de climatización que dispongas.

 

Termostato inteligente

Estos modelos son un poco más complejos que los anteriores y, por las funciones que brindan, son los más caros del mercado. Instalando un termostato inteligente en tu casa, podrás encender, apagar, programar y gestionar el sistema de climatización desde la distancia y utilizando un teléfono móvil inteligente.

 

Termostato inalámbrico

Estos dispositivos son una nueva generación de termostatos que se pueden controlar y gestionar a distancia, los cuales tienen la opción de ser programables e incorporan una pantalla digital. Son unos dispositivos ideales para los sistemas de climatización centrales, por lo que se les puede incorporar un sistema de válvulas inteligentes para poder hacer una graduación distinta de temperatura en cada habitación.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...