Conoce cómo la humedad del aire es aprovechada para conseguir agua potable

Última actualización: 09.12.19

 

Desde niños nos han enseñado que el agua es un recurso renovable que debemos cuidar, ya que es fuente de vida. El agua es universal y no importa en el continente que te encuentres, tu credo o estrato social, todos necesitamos de ella, sin importar que se trate de seres humanos, animales, plantas o incluso microorganismos.

Para nadie es un secreto que el calentamiento global está haciendo estragos en el planeta. E derretimiento de los polos, la evaporación de los ríos, mares y la extrema sequía en las poblaciones áridas son sólo algunas de las consecuencias.

La escasez del agua para el consumo humano es una problemática que actualmente afecta a millones de personas en el planeta. Muchas poblaciones no tienen este vital líquido y otros sectores pobres se ven forzados a consumir aguas insalubres, contaminadas con plomo, residuos nucleares, entre otros. Todo esto produce severos malestares intestinales, que a su vez son los responsables de un gran número de muertes anualmente.

En vista de esta situación, se ha estudiado la posibilidad de obtener agua procedente del aire, empleando una serie de recursos tecnológicos y el ingenio del ser humano. Recordemos que el vapor de agua está presente en todo el aire. Así, solo faltaría conseguir los medios para extraer este líquido, exponiéndose a un previo proceso de desinfección.

Este podría ser un gran paso para comenzar a solucionar la falta de agua potable a nivel mundial. De hecho, no se trata de una idea innovadora, ya que quienes tienen en casa un deshumidificador pueden experimentar este proceso a pequeña escala. Claro está, dicho líquido recolectado por medio de la condensación del aire frío acumulado en las estancias de nuestro hogar no es apto para el consumo.

 

¿Cómo funcionan los dispositivos WFA?

Water From Air o WFA es una compañía abocada a transformar el aire por medio de un proceso de refrigeración mecanizada, convirtiéndose en una de las técnicas más populares. Se trata de condensación por medio de gas refrigerante acumulado en tubos metálicos y un motor alimentado a través de una fuente de poder, que logra transformar el aire a un estado líquido de forma segura y eficiente.

 

 

Realizada la recolección, el líquido pasa inmediatamente por una serie de filtros para comenzar a eliminar las impurezas, así como también es expuesto a un proceso de esterilización por ultravioleta y finalmente es vertido en un tanque con condiciones adecuadas para mantener la salubridad del agua.

Asimismo, WFA promueve una alternativa mucho más ecológica como lo es llevar a cabo el mismo proceso de condensación, pero reemplazando el refrigerante por un material de tipo desecante. Esta es una especie de esponja porosa con químicos, que absorbe la humedad y la envía por un conducto hasta un reservorio, extrayendo así el agua contenida en el aire. Así, es una técnica con un coste bastante bajo en comparación al proceso de refrigeración mecanizado.

 

Paneles solares: ¿cómo funcionan?

La idea de utilizar desecante como un medio de condensación económico y eficaz fue un punto de partida para la realización de los conocidos paneles solares. Estas son placas metálicas que podrás fijar en el techo de tu casa, compuestas por un ventilador que se encarga de atraer el aire, material desecante y un tanque recolector.

La esponjilla absorbe la humedad presente en el ambiente, cumpliendo un proceso de evaporación con ayuda de la energía solar. Seguidamente, el agua va siendo recolectada en un tanque, por medio de una manguera.

Los paneles solares son de gran ayuda en las zonas rurales de países como Líbano, Estados Unidos o México, donde las condiciones climáticas son adecuadas pero el agua es limitada, por ejemplo, para la riega de cultivos. Incluso en Puerto Rico, este método es empleado por algunas de las estaciones de bomberos para sosegar el fuego durante un incendio.

 

¿Son las torres de agua una solución sostenible?

Actualmente, las torres de agua son unos de los medios para cosechar agua más sostenibles a nivel mundial, siendo utilizadas con gran éxito en las áreas rurales. Su estructura posee un gran tamaño y para levantarla se emplea materia prima completamente biodegradable como la caña de azúcar, siendo una edificación que destaca entre otras características positivas por ser de carácter ecológico.

 

 

Como es de suponer, no requiere de energía eléctrica y en su lugar aprovecha recursos naturales como lo es la neblina, el rocío de cada amanecer y la lluvia. El líquido es almacenado directamente en un contenedor reciclable, que posee un sistema de filtrado mineral por medio de rocas. En este sentido, no tendrás que preocuparte por la calidad del agua, ya que es completamente apta para el consumo por cualquier ser humano.

Este tipo de torres ha experimentado una serie de verificaciones por parte de organizaciones especializadas en sanidad del agua, por lo que es un procedimiento seguro. De hecho, han sido probadas con éxito en varias regiones rurales de Etiopía y próximamente serán llevadas a otros países necesitados como lo es Camerún, Togo y Haití.

 

Principales proyectos para cosechar agua aprovechando la humedad del aire

El agua dulce es un recurso al que no todas las personas en el mundo tienen acceso y por esta razón se han ideado una serie de proyectos que permiten aprovechar la humedad contenida en el aire, tratándola con diferentes técnicas que permitan su consumo. Entre los principales dispositivos desarrollados para cumplir este cometido tenemos:

  • Wood to Energy Deployed Water o WEDEV. Es un equipo capaz de condensar el aire, utilizando medios naturales. Se trata de una producción de energía orgánica, generada por plantas muertas, troncos de madera y cáscaras de coco.
  • Por su parte, Requench y Water from Air diseña aparatos de uso doméstico, que producen agua apta para el consumo a partir de tan sólo un 15 % de humedad ambiental y con una producción diaria máxima de hasta 30 litros de líquido.
  • Zero Mass Water dispone de la ayuda de la energía producida por el sol, en conjunto con material desecante, para generar un proceso de condensación respetuoso del medio ambiente y adecuado para zonas rurales.

También tenemos a Warka, que es una torre con un sólido fundamento ecológico que extrae la humedad de la neblina, las lluvias ocasionales y el habitual rocío de la mañana. Utiliza un sistema de filtrado también natural, para la obtención de agua 100% potable.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...