¿Cómo nos afecta realmente dormir con el aire acondicionado encendido?

Última actualización: 05.12.19

 

Recuerdo con agrado los viajes que de niño realizaba junto a mi familia, en donde con frecuencia alquilabamos cada temporada el mismo apartamento a orillas del mar. Lo primero que yo hacía, al entrar a la habitación, era encender el aire acondicionado que nos mantendría frescos a mis hermanos y a mí durante los ratos que estuviéramos descansando de la playa, ya que el calor de la zona podía llegar a ser en ocasiones asfixiante.

Cuando llegaba el momento de descansar por la noche, uno de mis hermanos solía querer dejar el aire acondicionado encendido pero nuestros padres se negaban rotundamente a ello, ya que nos aseguraban que era completamente negativo para nuestra salud, sin embargo, cuando fuimos creciendo, nos dimos cuenta de que por un lado tenían mucha razón, ya que se ha demostrado que los aires acondicionados tienden a empeorar los problemas respiratorios como el asma y algunos tipos de alergia.

Además, con estos aparatos ocurre exactamente igual que con la mayoría de las cosas y, nuevamente escuchamos la voz de nuestra madre que nos dice: todo en exceso es malo. También, es importante saber que la temperatura corporal desciende gradualmente durante dormimos por la noche, alcanzando su punto más bajo aproximadamente a las 5 de la mañana, por lo que es muy recomendable acondicionar la habitación a una temperatura que no sea muy baja para evitar un choque drástico al despertar por la mañana.

Los niveles de temperatura recomendados por muchos médicos, en función de la temperatura exterior de la vivienda, son unos 24, 25 o 26 grados centígrados, por lo que muchos fabricantes han incorporado una función especial para la noche que se llama Sleep. que se encarga de ajustar todos los parámetros del dispositivo automáticamente, como elevar la temperatura progresivamente, variar la velocidad del ventilador e incluso apagar el aparato transcurrido un tiempo estimado para luego volver a encenderse si lo considera necesario.  

 

 

En general, hay que tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura, ya que se consideran, la mayoría de las veces, dañinos para cualquier persona, sobre todo cuando son causados por algún sistema de refrigeración como por ejemplo un aire acondicionado. Actualmente, las altas temperaturas que se están registrando a nivel mundial están poniendo en peligro miles de vidas, llegando a registrarse en Madrid una temperatura máxima de 39 grados centígrados, incluso causando la muerte de varias personas.

Además, recordemos la importancia que tiene evitar permanecer demasiado tiempo expuestos a la luz solar, aunque nos hayamos aplicado un poco de protector solar, así como tener una buena hidratación, siendo recomendable beber de 2 a 2,5 litros de agua al día, así no tengamos sed, ya que es un indicativo de que estamos ligeramente deshidratados. Por esto, para evitar un choque de temperatura tan drástico, se recomienda ajustar tu aire acondicionado aproximadamente a 24 grados centígrados durante la noche.

Ahora bien, un reciente estudio realizado por el Departamento de Salud Pública de California expone las distintas enfermedades y síntomas relacionados con el empleo de un aire acondicionado en casa, pero del mismo modo señala los beneficios que brinda el uso de uno de estos sistemas de refrigeración para contrarrestar los efectos causados por los golpes de calor que estamos atravesando los últimos tiempos.

En este estudio se habla del “edificio enfermo”, un síndrome que refiere a los problemas de alergia y asma causados por los aires acondicionados que se comenzó a estudiar hace varias décadas, cuando se registró un aumento de los problemas respiratorios, congestión nasal, fatiga y dolores de cabeza entre los trabajadores de oficinas con aire acondicionado y frío excesivo.

 

 

Sin embargo, no podemos asegurar que todo lo que rodea a los aires acondicionados son desventajas, ya que son aparatos que nos protegen del sofocante calor de verano, ayudándonos a evitar la ansiedad, cansancio e irritabilidad, entre otros, además de que mantener una atmósfera correcta en la habitación nos ayudará a conciliar mejor el sueño y a descansar mucho mejor teniendo un sueño más reparador.

Por otro lado, el estudio asegura que, haciéndole el mantenimiento habitual al aparato, se garantiza que la calidad del aire no se verá afectada, sobre todo si, cada cierto tiempo, cambias el filtro de aire.

Además, otro estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Salud reveló que, mientras un grupo de personas dormían con el aire acondicionado activo, incrementaron notablemente el nivel de un tejido adiposo que se encuentra en el cuerpo del ser humano adulto en porciones muy pequeñas, llamado “grasa marrón”, el cual trae múltiples beneficios para la salud, ya que se ha demostrado que ayuda a quemar calorías y a eliminar las cantidades elevadas de azúcar en la sangre, entre otras virtudes.

En conclusión, se puede afirmar que dormir con un aire acondicionado encendido no es del todo algo malo, ya que en efecto nos brinda varios beneficios que han sido demostrados. Lo realmente recomendado es hacer un uso justo de estos aparatos, utilizándolos únicamente cuando sea realmente necesario y con una temperatura equilibrada, evitando en todo momento apuntar el flujo de aire directamente al cuerpo durante la noche ni bajar excesivamente la temperatura  para evitar choque extremos al salir de la habitación al día siguiente.

De esta manera, no solo cuidarás de tu bienestar y el de tu familia al disfrutar de un refrescante aire acondicionado, sino que contribuirás gradualmente a evitar o detener la creciente contaminación ambiental y efecto invernadero, haciendo un uso completamente racional de este tipo de electrodomésticos, ya que, mientras más abusamos de su funcionamiento, más nos desacostumbramos a las altas temperaturas y, a su vez, menos preparados estaremos para los climas extremos que alcanzaremos en los siguientes años, siempre y cuando no nos preocupemos desde este preciso momento y tomemos acciones para cambiar nuestras costumbres y maneras desproporcionadas de empleo de los miles de aires acondicionados que actualmente funcionan activamente  en el mundo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...