¿Cómo limpiar el baño?

Última actualización: 25.05.22

 

La limpieza del baño es una tarea de gran importancia, no solo para mantener la higiene del hogar, sino también para ofrecer un espacio limpio a la familia y a los invitados. Para que la labor sea menos tediosa y complicada, es recomendable que conozcas algunos consejos sobre cómo limpiar el baño.

 

La limpieza del baño puede ser más sencilla si existe alguna organización de los elementos. En este sentido, podemos empezar por ordenar y despejar el baño, ya que en este espacio es común encontrar toallas, ropa sucia y una gran variedad de productos de higiene y belleza que podrían dificultar la limpieza.

Una vez organizado el espacio, puedes comenzar a limpiar el inodoro, la grifería y la mampara de la ducha, que son los puntos más difíciles. Es bueno dejar el suelo y los espejos para el final. De lo contrario, las salpicaduras de producto y agua durante el aclarado te obligarán a limpiar el suelo y los cristales nuevamente al terminar. Después de limpiar el baño, puedes aspirar todos los rincones con cuidado una vez que el piso se seque, para eliminar todo rastro de pelos, polvo y otras suciedades pequeñas. 

Es bueno mencionar que la humedad permite la aparición de moho y restos de cal. En este sentido, el mejor producto para limpiar el baño puede ser el vinagre blanco, ya que ayuda a recuperar rápidamente el brillo y erradica las bacterias de las superficies.

Te brindamos algunos consejos para asear tu baño en poco tiempo y de forma profunda.

 

1. Descalcificar grifos blanqueados por cal

No es fácil deshacerse de la cal cuando los grifos se han dejado de limpiar durante mucho tiempo. Para restaurarlos, es posible mezclar el vinagre con otros productos, creando así una poderosa sustancia contra las manchas de cal.

En principio, debes calentar una taza de vinagre blanco durante 30 segundos en el microondas. Después, tienes que humedecer un trapo en el vinagre y frotar los grifos. Si las manchas se resisten, entonces hay que sumergir los diferentes grifos en el vinagre caliente usando un recipiente que pueda ser adaptado a sus respectivas formas.

Si no tienes un recipiente apropiado, puedes usar una bolsa llena con vinagre y sujetar con una banda elástica o cordón en el borde del grifo. Después, tienes que dejar actuar durante toda la noche y concluir la limpieza a la mañana siguiente, frotando la superficie con una esponja espolvoreada con bicarbonato de sodio. El paso final es aclarar con abundante agua común.

 

2. Limpiar las juntas de los azulejos

La limpieza con mopa no siempre es suficiente para eliminar la suciedad incrustada en las juntas de las baldosas, por lo que, para limpiarlas profundamente, debes verter vinagre blanco en dos tercios en una botella con dispensador spray. Después, hay que llenar la botella usando agua tibia y agregar dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Ahora, solo tienes que agitar suavemente para mezclar los ingredientes y rociar las juntas con la sustancia. Es necesario esperar 15 minutos para después cepillar la superficie con un cepillo de dientes en desuso.

 

3. Limpiar la bañera y el inodoro

Si te preguntas cómo limpiar la bañera y ya sabes limpiar el inodoro con vinagre, entonces solo tienes que mezclar media taza de vinagre blanco con 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Después, es necesario aplicar la mezcla con una esponja en toda la superficie de la bañera y el inodoro, para dejar actuar unos veinte minutos.

Al concluir este lapso de tiempo, tienes que enjuagar con agua del grifo. Es importante mencionar que la bañera debe ser limpiada al menos una vez por semana para mantenerla siempre en buen estado. Además, este tipo de limpieza previene la aparición de malos olores, hongos y bacterias en la superficie. En cuanto al inodoro, si te preguntas cómo limpiar la suciedad incrustada en el inodoro, puede ser necesario usar el cepillo de baño para eliminar con mayor efectividad la suciedad que suele acumularse en las juntas.

4. Mantener destapados los desagües del baño

Los malos olores a veces se elevan de las tuberías del baño. Esto se debe a la acumulación de suciedad en el desagüe. En este caso, el vinagre blanco es una gran solución para eliminar malos olores. Lo primero que debes hacer es verter vinagre en un tazón, agregar 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y añadir un poco de zumo de limón a la solución para mayor efectividad. Para el siguiente paso, solo hay que verter la mezcla en la tubería, esperar diez minutos y echar agua caliente para aclarar y destapar.

 

5. Limpiar el lavabo del baño

Es posible limpiar el lavabo sin mucho esfuerzo ni perder el tiempo, solo hay que colocar papel absorbente sobre todo el lavabo y poner vinagre caliente sobre el papel. Después, es necesario esperar 30 minutos, retirar el papel y enjuagar con abundante agua. Por otro lado, si tu lavabo tiene manchas persistentes, entonces tienes que frotar con un cepillo y bicarbonato de sodio, ya que este actúa como abrasivo, siendo capaz de remover la suciedad.

 

6. Limpiar el piso del baño

Limpiar el baño con vinagre es una forma eficaz de combatir la cal y el moho. En este sentido, el ácido acético puede actuar como bactericida, antiséptico y desincrustante. Para realizar la limpieza, debes agregar 2 cucharadas de vinagre blanco y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un envase grande lleno de agua caliente. Ahora, tienes que mezclar todo y usar esta solución para trapear todo el piso. Por otro lado, es necesario mencionar que el vinagre no deja un olor desagradable, sino que desaparece cuando las superficies se han secado completamente.

7. Pulir el espejo

Debido a la humedad, el polvo y la frecuente pulverización de productos frente al espejo, es posible que este se ensucie con bastante rapidez. Sin embargo, puedes limpiar el espejo fácilmente con la sencilla mezcla de agua y vinagre blanco. En este sentido, puedes agregar media taza de vinagre blanco a media taza de agua fría y transferir la sustancia a una botella con spray, para rociar el espejo y limpiarlo con papel.

Para finalizar, es necesario mencionar que el baño es quizás la habitación más utilizada en cualquier lugar y, debido a su uso, suele ser una zona muy húmeda. Por esta razón, la higiene y la limpieza se vuelven aspectos fundamentales. Por lo tanto, es necesario limpiar el baño a fondo al menos una vez cada 15 días para mantener un baño limpio y reluciente.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS