Cómo gastar menos dinero en tu mecanismo de calefacción

Última actualización: 05.12.19

 

Tener un mecanismo de calefacción en el hogar se vuelve una necesidad indispensable cuando vivimos en áreas donde las condiciones climáticas no son las más agradables o tienden a alcanzar temperaturas muy bajas. En este sentido, se recurre a un sistema de calefacción para acondicionar el espacio y que sea acogedor, a fin de que podamos permanecer en él.

Sin embargo, no todos los mecanismos para calentar las áreas de nuestro hogar, oficina o cualquier otro tipo de espacio, resultan lo suficientemente efectivos. Así que es sólo un pequeño grupo de mecanismos de calefacción los que funcionan y estos, al mismo tiempo, suelen ser lo más costosos.

Muchas personas se ven obligadas a reducir sus presupuestos o hacer grandes ajustes para poder financiar los servicios de calefacción. Sin embargo, debes saber que existen algunas prácticas provechosas para reducir en la mayor medida posible el coste que representa utilizar este tipo de sistemas. A continuación, te presentamos los consejos básicos para reducir el gasto en tu mecanismo de calefacción.

 

Acondiciona tu hogar para conservar el calor

A diferencia de la preparación que debemos tener cuando llegan los días de verano, conviene realizar un acondicionamiento de los espacios del hogar para conservar el calor en su mayor medida posible, ya que estas pequeñas iniciativas nos pueden ayudar a utilizar con menos frecuencia los sistemas de calefacción eléctricos o a gas, reduciendo así su costo.

Entre las iniciativas a llevar a cabo, se encuentra la ejecución del aislamiento de los espacios internos del hogar, por medio de la aplicación de capas de revestimiento, tanto en suelos como en paredes, claro está, dependiendo de las condiciones de cada persona. Por ejemplo, se sabe que por las cajas de las persianas un buen porcentaje del calor se escapa, así que si se colocan láminas o planchas de poliestireno, se puede disminuir ese problema.

Un aspecto importante para aprovechar mejor este consejo es identificar cuáles son los puntos de fuga que se encuentran en determinado espacio. Para ello, existen diversos dispositivos que pueden ayudar en el proceso de detección. Asimismo, ten presente que hoy en día existen materiales aislantes ecológicos de bajo costo, que pueden representar una buena inversión.

 

 

Programa un uso inteligente del sistema de calefacción

No tiene sentido utilizar tu sistema de calefacción cuando no estás en casa. Por ello, se recomienda hacer una programación acertada del uso que le das a tu sistema de calefacción.

Existen muchos dispositivos que pueden ayudarte en esta tarea, tales como equipos programadores, que se instalan cerca de las fuentes de calor y activan o desactivan el funcionamiento de estos aparatos en una determinada hora, que deberá ser configurada por ti previamente. Incluso hay modelos que pueden ser controlados desde tu móvil. Así, dependiendo de tu hora de llegada, puedes elegir la activación del sistema sólo un par de horas antes.

Otra recomendación relacionada con este aspecto implica la disminución de los niveles de temperatura durante las horas nocturnas. De este modo, mientras duermes tu calefactor puede funcionar a una temperatura más baja y sólo aumentarla unas horas antes de que despiertes.

 

Utiliza sistemas de bajo consumo

Al momento de elegir el sistema de calefacción para el hogar, es importante que analices las ventajas y desventajas de cada uno, dependiendo de tu estilo de vida y condiciones de vivienda. Por ejemplo, si tu casa está en construcción o estás realizando un proceso de reforma, tienes la oportunidad ideal para recurrir a mecanismos de calefacción más eficiente y de bajo costo; tal es el caso de los mejores suelos radiantes.

Por otro lado, si tu aparato de calefacción funciona a gas, puedes utilizar el de llama azul que realiza un menor consumo de este componente químico, pero a su vez genera un mayor nivel de calor.

Las estufas de pellets son también una gran opción para la calefacción a bajo costo. Si tienes una de estas en casa, el consejo es que la posiciones de tal manera que el calor se distribuya por la mayor cantidad de canales posibles dentro del hogar, de modo que con un mismo sistema puedas calentar más de un área de la casa.

 

 

Estudia y analiza las características de climatización

Es muy importante que aprendas un poco sobre cómo funcionan los sistemas de calefacción, ya que esto te permitirá no solamente elegir el sistema adecuado para tu espacio, sino también saber cómo utilizarlo, cuál es el nivel de temperatura que se debe alcanzar, cuál es la relación entre la temperatura externa y la temperatura interna, entre otros aspectos, que te permitan en cierto modo ahorrar energía y obtener un mejor provecho del equipo y sus funciones.

Muchas veces, los usuarios terminan haciendo un gasto innecesario de energía, simplemente por desconocimiento. Esto no sólo resulta nocivo para el medio ambiente, sino también para el presupuesto que te has planteado en los gastos de mantenimiento y consumo del servicio.

 

Realiza mantenimiento a los radiadores de agua

En el caso de que utilices radiadores de agua como sistema de climatización de tus espacios, una de las prácticas más eficientes que puedes ejecutar es realizar la purga a dichas unidades, con el fin de que estas tengan un mejor desempeño.

En este sentido, lo recomendado es realizar esta tarea antes de que comience la temporada de invierno. Del mismo modo, se recomienda llevar a cabo el equilibrado de los radiadores, ya que esta es otra de las razones comunes por las que el calentamiento del agua que circula en su interior no se realiza de la forma esperada.

También, debes informarte sobre el nivel de temperatura requerido para el calentamiento del agua, de modo que al programar el sistema no se exceda de este rango, lo que supondría un gasto adicional de energía.

Por otro lado, recuerda considerar la ubicación estratégica de estos radiadores, siendo un área recomendada la zona debajo de las ventanas, ya que desde allí se proyecta mejor el calor generado.

Estos son apenas unos consejos generales y básicos. Recuerda que existen muchas otras estrategias a poner en práctica para lograr mantener tus espacios con un buen nivel de calor, sin que esto represente una gran inversión económica y mucho menos el gasto excesivo de energía, que a largo plazo puede ser perjudicial para el planeta.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...