Claves para entender el Decreto 244/2019 que regula las condiciones técnicas del autoconsumo eléctrico.

Última actualización: 17.09.19

 

El Gobierno Español ha aprobado un decreto dirigido a la regulación del autoconsumo eléctrico en nuestros hogares, siendo sus principales aportes: la habilitación del autoconsumo colectivo para comunidades de propietarios, la reducción de los trámites administrativos y simplificación del mecanismo de compensación por la energía que se autoproduce y que no es consumida.

 

Si tienes una red eléctrica en tu hogar basada en paneles solares, o bien, planeas instalar alguna, es recomendable que estés al tanto de las cuestiones legales que esto implica. En esta ocasión, hablaremos del Real Decreto 244/2019 aprobado en Consejo de Ministros el día 5 de abril de 2019, en el cual se dictan algunas reglas que van a regir las condiciones económicas, administrativas y técnicas del autoconsumo en el país, estableciéndose las medidas que se deben adoptar para facilitar la producción de energía autosustentable. 

Entre esas medidas destacamos el método de compensación simplificada, para facilitar el ahorro en la factura energética para los consumidores, así como la posibilidad que tienen los usuarios de emplear el autoconsumo con cualquier compañía distribuidora de energía. En este artículo, pretendemos hacer un análisis de esta nueva normativa y darte las claves más importantes respecto a las opciones que tienes en casa con relación a esta forma de obtener energía renovable.

 

Instalación de placas solares.

Con esta regulación se establecen dos opciones para colocar la mejor placa solar del momento (Aquí puedes encontrar unas opciones para comprar) en tu casa: la modalidad sin excedentes, donde no se está aprovechando por completo la energía producida mediante instalaciones fotovoltaicas, debido a que no hay coincidencia en cuanto a las horas del consumo, o bien porque sobra la misma.

Según la normativa, con esta modalidad estás renunciando a devolver al sistema la energía que sobre, firmando un certificado que te avale esa opción. La otra modalidad se denomina con excedentes, y consiste en devolver al sistema de red la electricidad que te sobra y el Estado te compensará por esa situación, en función del ahorro que has generado.

 

 

Entre los beneficios que puedes obtener si viertes tus excedentes de energía a la red, destacamos la posibilidad de ahorro de dinero en la factura de electricidad, porque se reflejará detalladamente el monto que pagarás por la potencia, lo que se denomina coste fijo. Dicha variable se multiplica en razón del consumo energético y el resultado negativo se añade al saldo de tu factura, respecto a lo que ahorraste al verter la electricidad a la red. Este trámite es lo que se denomina “Compensación simplificada”. 

Con relación al ahorro de dinero que puedes obtener con estas modalidades, los expertos han señalado que es muy difícil saber cuánto puedes ahorrar, porque se debe analizar desde el punto de vista del tipo de vivienda, la ubicación del inmueble, el contrato que tiene la persona y la instalación eléctrica que tengas en casa, pero con la compensación simplificada en un lapso de diez años aproximadamente, se estima que habrás costeado el consumo completamente.

Asimismo, hay que destacar que la compensación también va a depender de la empresa comercializadora de electricidad que hayas contratado para que te suministre el sistema eléctrico de tu casa. En este sentido, debes saber que la normativa 244/2019 hace una diferenciación entre las empresas comercializadoras que están reguladas y las que son de libre mercado, estableciendo que con las primeras se calculará el ahorro según el precio que tenga la energía eléctrica en el mercado de energía; mientras que en las comercializadoras de libre mercado, el precio será la referencia porque es un contrato celebrado entre la empresa y el consumidor.

 

Autoconsumo compartido.

Otro aspecto interesante que es regulado en este decreto, es la posibilidad que tienen las personas que viven en una comunidad de vecinos para acogerse al autoconsumo, y se denomina “autoconsumo compartido”. Según esta ley, la compensación que se ha seleccionado prevé la repartición del ahorro “estático” entre los integrantes de la comunidad, vale decir, que cada vecino va a tener su cuota en cuanto a la producción eléctrica, pero será compensado calculando por horas esa producción.

Por otro lado, se aprecia en el Decreto bajo análisis, que la forma de repartir la electricidad entre los integrantes de la comunidad es fija, y si no hay acuerdo entre ellos, el reparto se hace en razón de la potencia que se ha contratado por cada casa. 

De esta manera, si falta algún vecino, se pierde la energía que estaba dirigida para él, y no podrá compensarse otro miembro de la comunidad que sí estaría produciendo, por lo que ahora sí se ahorraría. Así, la repartición del ahorro energético será más dinámico, pues si me encuentro en casa puedo aprovechar al máximo la electricidad producida, sin ningún tipo de limitaciones. 

Además de lo anterior, según este Decreto es posible hacer autoconsumo desde un tejado distinto a tu bloque, siempre que la máxima distancia de instalación sea de unos 500 metros. En este sentido, se pueden instalar las mejores placas solares del 2019 en edificios cercanos para que su orientación sea mejor, claro está que debe haber un acuerdo entre las partes.

 

 

Potencia de instalación. 

Otra situación que es regulada en esta normativa es la diferenciación que debe haber en cuanto a la potencia en la instalación de los equipos productores de energía eléctrica. Si en tu caso se producen hasta un nivel de 15 kilovatios de potencia, te encuentras totalmente exento de tramitar algún punto de conexión de red con las empresas de distribución, por lo que el trámite es muy simple. 

Si estás entre 15 y 100 kilovatios, deberás tramitar con la compañía eléctrica un punto de conexión. Pero si produces 100 kilovatios en adelante, ya no es considerado como autoconsumo y tienes que hacer el trámite como si fueras un productor de energía eléctrica.

Por otro lado, es importante destacar que esta regulación simplifica la obligación que tenían los españoles de mantener dos contadores en casa, uno que se usaba para la medición de lo que producían las placas solares y otro que medía el consumo energético. Pues el contador extra ya no es necesario, porque dispondrás de un contador con efecto bidireccional que va a medir ambas cosas, resultando en un ahorro en cuanto a los costes.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...