Aspectos positivos y negativos de adquirir una campana extractora de cristal

Última actualización: 06.12.19

 

Diariamente preparamos distintos platos para el desayuno, el almuerzo y la cena, produciendo así una serie de aromas, humos y grasa que se desprenden precisamente de esta serie de cocciones. Se trata de una situación rutinaria, a la que tal vez no le prestamos mucha atención debido a nuestras múltiples ocupaciones, pero paulatinamente esto podría afectarnos en muchos sentidos.

Un ejemplo muy sencillo lo tenemos en el vapor procedente de las ollas tras el respectivo proceso de ebullición. Y es que un acto aparentemente tan inofensivo podría saturar el aire por efecto de la evaporación, lo que no es nada conveniente para los hogares que tienen un elevado nivel de humedad y tratan de reducir esta problemática. Este es sólo uno de los muchos ejemplos que podríamos referirte.

Lo bueno es que existen las campanas extractoras, electrodomésticos pensados para ser colocados justo encima de la cocina, con el propósito de atrapar todas las partículas de grasa, humo, vapor y olores en esta área. Así, obtendrás una completa evacuación de dichos agentes, logrando un ambiente limpio y sin aromas molestos.

Este tipo de equipos han sido provistos con un ventilador que se desempeña como extractor, un filtro de carbón activo para la correcta absorción de los olores, con un segundo filtro antigrasa que puede ser metálico, removible y lavable. Finalmente, se anexa una campana, que es el espacio en donde se aglomeran los gases, así como también algunos conductos para la expulsión del aire caliente y humo al exterior.

Estos son los componentes principales que poseen los extractores de cocina. Sin embargo, existen muchas variaciones con respecto a cada modelo, en aspectos como la materia prima de fabricación, siendo los más comunes el acero inoxidable, aluminio, latón y el cristal templado. Es precisamente de los equipos construidos en este último material de los que hablaremos el día de hoy.

Las campanas extractoras de cristal son innovadoras, atractivas, modernas y resistentes. Su formato es robusto y ocupa un espacio considerable en la cocina. Asimismo, hay modelos con una carcasa más reducida, que igualmente captan las miradas de todos debido a los cortes y acabados presentes en su diseño. Con base a esta especificación, podemos hacer referencia a una serie de aspectos tanto positivos como negativos.

 

Carcasa

El hecho de tener una carcasa más grande que los modelos convencionales es un arma de doble filo. Debido a su tamaño, la carcasa puede llegar a incorporar hasta dos motores, ofreciendo un mayor nivel de potencia y, por ende, de extracción. En contraposición, tenemos el incremento en el consumo energético tras su puesta en marcha, que verás reflejado en la facturación de electricidad mensual.

 

 

Elegancia

Las campanas de cristal le aportan gran elegancia a la cocina, convirtiéndose incluso en un elemento decorativo que definitivamente no podrá pasar desapercibido. Pero debido a que su carcasa es voluminosa, podría no ser adecuado para cocinas con espacios de instalación limitados. Claro está, a menos que desees realizar un trabajo de obra.

 

Limpieza

La limpieza también es una característica de gran importancia. Gracias a las propiedades del cristal templado, este proceso no te generará complicaciones, ya que sólo necesitarás frotar un paño húmedo por todo el exterior de la campana para mantenerla en buen estado. De igual forma, puedes emplear algún producto de limpieza especializado para proteger el vidrio y mantener su brillo.

Sin embargo, es una tarea que debes llevar a cabo con mucha frecuencia para mantener en óptimas condiciones la estructura, ya que el cristal es propenso a hacer notorias las salpicaduras y huellas causadas por el uso rutinario.

Ahora conoces un poco más acerca de las campanas extractoras decorativas, lo que es bastante conveniente al momento de llevar a cabo la selección y posterior compra del artículo. De igual forma, para que tengas una idea de los atributos ofrecidos por estos equipos, te presentamos a continuación tres campanas extractoras que gozan de gran popularidad y aceptación por parte de los usuarios:

 

THALASSA 600 XGWH

Esta campana extractora de 60 centímetros en cristal blanco será la encargada de aportar un toque distintivo a tu cocina, al tiempo que se deshará del vaho, humo y olores procedentes de las diferentes cocciones.

Su potencia es de gama alta, pues incorpora doble motor y puede ajustarse a un máximo de tres niveles con una cuarta modalidad turbo, alcanzando así una extracción de 240, 320, 645 y 780 metros cúbicos por cada hora de funcionamiento.

La carcasa ha sido provista con un sistema de iluminación ECO – LED, un par de filtros atrapa grasa elaborados en aluminio y dos más antivaho. Además, tiene un panel de control táctil con temporizador y su clasificación de consumo eléctrico es tipo B.

 

 

Mepamsa LUNA 70 BLANCA

Si lo tuyo son los diseños minimalistas, entonces Mepamsa es una buena opción que no puedes dejar de considerar. Se trata de una campana extractora decorativa de cristal templado blanco, con una carcasa de 70 centímetros y acabados de calidad que aportan gran elegancia al producto.

Su sistema de absorción perimetral es de 560 metros cúbicos por hora y puede regularse a tres velocidades. Con este mecanismo, la fuerza de trabajo es repartida por todo el perímetro de la campana, logrando así el incremento de la velocidad del aire para una rápida y completa eliminación de humos, grasa y olores indeseados.

Claro está, esto es posible gracias a que el fabricante anexó un filtro antiolores de carbón y otro multicapas en aluminio que podrás remover y lavar. Por si fuera poco, el equipo integra un par de lámparas LED de tres vatios, un panel de control superior táctil, eficiencia eléctrica de clasificación D y tan sólo genera 68 dB de ruido.

 

Balay 3BC587GG

Este modelo es de la casa Balay. Su diseño inclinado combina acero inoxidable y vidrio templado de color negro en la estructura. El formato ancho – fondo corresponde a 80 x 49 centímetros y su peso es 19 kilogramos. El proceso de montaje se lleva a cabo de forma sencilla, siendo necesario fijar el equipo a la pared por medio de algunos soportes.

Es importante mencionar que el electrodoméstico posee un motor con una potencia de 260 vatios regulable a tres niveles, para una extracción de hasta 380 metros cúbicos por hora de trabajo y eficiencia energética de clasificación A.

Además, su panel de control es táctil, la cara frontal incorpora un sistema de iluminación LED para que monitorees los alimentos, el filtro antiolores es reemplazable y el antigrasa es de aluminio, por lo que podrás introducirlo al lavavajillas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...