Aprovecha al máximo tu calefacción sin elevar la facturación eléctrica mensual

Última actualización: 19.07.19

 

El uso de los equipos calefactores es una práctica que se inicia anualmente con la llegada del invierno, generando un importante consumo energético. De nosotros depende el correcto aprovechamiento del calor generado por dichos aparatos, logrando así un manejo eficiente de la energía. En este sentido, no sólo reduciremos costes en lo que respecta a la facturación mensual de electricidad o en la compra de combustibles para la alimentación de los calefactores, sino que también estaríamos teniendo un comportamiento amigable con el ambiente.

Recordemos que hoy en día los niveles de contaminación son bastante elevados debido a las emisiones tóxicas, por lo que nuestro objetivo debe ser contribuir a su disminución. El ahorro de la calefacción dentro de las distintas estancias de nuestro hogar es fundamental. Así que lo ideal es tomar conciencia, documentarnos acerca del tema y aplicar las medidas pertinentes para lograr un consumo eficiente.

 

Consejos prácticos para conseguir un bajo consumo energético

No todos los equipos de calefacción poseen un mismo nivel de consumo ni se alimentan con un único combustible. Algunos de ellos emplean leña y otros son eléctricos. Asimismo, existe un gran porcentaje de aparatos que funcionan con gas y también encontrarás una nueva generación de estufas que requieren biomasa para su puesta en marcha.

En este texto, enfatizamos en las instalaciones que trabajan tanto con electricidad como con gas natural, conociendo entonces cómo conseguir un bajo consumo energético de su parte. A continuación, algunos consejos que no deberás dejar pasar desapercibidos:

 

 

Con respecto al calefactor

  • La optimización de la temperatura es un aspecto de gran importancia que debes monitorear constantemente, puesto que te podría ayudar en la obtención de un nada despreciable 13% de ahorro energético con respecto a tu consumo habitual. Claro está, para ello es necesario que programes el calefactor para que genere un nivel de calor máximo en el aire de 21 ºC, siendo aconsejable incorporar una válvula termostática. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, en España cada grado adicional que excedas al programar el funcionamiento de tu calefacción representa anualmente la escandalosa suma de 35 euros. En este sentido, si respetas la temperatura recomendada, el ahorro en tu facturación será notable.
  • Es importante que seas cuidadoso con el encendido y apagado del aparato. Por ejemplo, si vas a salir de casa por un par de horas, no es necesario que apagues completamente el termostato. Bastará con reducir la temperatura a unos 15 ºC. Es posible que pienses que deteniendo su funcionamiento completamente estarás evitando un gasto innecesario de energía, pero no es así. El calefactor requiere de un alto consumo para llevar a cabo su arranque y después el termostato se encarga de regular esta potencia y mantenerla baja. Así que al apagarlo y encenderlo a las pocas horas, estás generando el efecto contrario al esperado, que no es más que ahorrar. También, es recomendable detener el funcionamiento durante la noche y reanudar la calefacción a la mañana siguiente.
  • Muchos equipos como los radiadores se emplean con una doble función, ya que pueden ayudarnos con la tarea del secado de la ropa. Pero esto podría ser contraproducente para nuestra factura mensual de electricidad, tomando en consideración que, al colocar alguna prenda textil sobre él, estamos bloqueando la salida de aire caliente. De esta manera, el motor incrementa su potencia de trabajo y, por ende, se eleva el consumo energético.
  • Un aspecto que no puedes descuidar es el periódico mantenimiento del calefactor, que te permitirá aprovechar al máximo su funcionamiento y obtener un ahorro energético que puede alcanzar hasta un 15%. En el caso de los radiadores, es importante purgarlos al menos una vez al año, siendo un procedimiento intuitivo que puedes llevar a cabo sin la ayuda de un profesional. No esperes a que el aparato comience a producir ruidos a causa de la acumulación de aire o que disminuya la intensidad de calor, mantente atento a cualquier señal y verifica las recomendaciones impresas en el manual de instrucciones.

 

 

Con respecto a la vivienda

  • El ahorro de energía no sólo depende de las especificaciones técnicas del calefactor, sino también de las condiciones del inmueble en el que lo pongamos en marcha. En este sentido, debemos referirnos al nivel de aislamiento que posea la casa. Y es que uno de los aspectos básicos con respecto al éxito del uso de un calefactor no es más que poder mantener la calidez dentro de las distintas estancias el mayor tiempo posible. Esto lo podemos lograr realizando algunas modificaciones en las principales puertas y ventanas. Así que necesitarás instalar algunos burletes de poliuretano, corcho o fibra de vidrio en los marcos, potenciando un ahorro del 30%. Pero si lo que deseas es alcanzar una eficiencia hasta de un 50%, no deberás dudar en instalar ventanas de vidrio doble.
  • Cuidar de la ventilación de los espacios es necesario, ya que si mantenemos aisladas las estancias durante toda la temporada de invierno, estaremos promoviendo la aparición de humedad. Por esta razón, diariamente necesitarás ofrecerle un respiro al inmueble, abriendo las ventanas para que el flujo de aire circule por un lapso de aproximadamente 10 minutos.
  • Contar con un dispositivo capaz de registrar los hábitos de consumo de las personas que hacen vida dentro del inmueble definitivamente es una medida útil que favorecerá el ahorro de energía.
  • La incorporación en el calefactor de algún sensor infrarrojo que detecte el número de personas que están en una determinada habitación permite regular la producción de calor. De igual forma, si tu equipo no posee este tipo de tecnología automatizada, la invitación es a realizar dicho ajuste de forma manual.

 

Con respecto a los costes del gas natural

En el último trimestre del año 2018 en España se registró un incremento de los costes de adquisición del gas natural en un 10%, por lo que sería bueno que dedicaras algunos minutos de tu tiempo a revisar las ofertas que las empresas de suministro tienen para ti. Asimismo, existen algunas políticas de ayuda a los consumidores más vulnerables, que entraron en vigencia el presente año 2019 y que tienen como finalidad ofrecer una ayuda mínima de 25 euros.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...